GONNA LO­VE MYSELF

Su sen­ti­do del hu­mor, ma­keup per­fec­to y sty­lish looks de Vic­to­ria Vol­ko­va se han ro­ba­do más de uno de tus li­kes. ¡Qué es­pe­ras pa­ra co­no­cer el la­do más per­so­nal e ins­pi­ra­dor de es­ta vlog­ge­ra trans­gé­ne­ro!

Seventeen (México) - - Tucirculo - POR MARÍA GAR­CÍA DE LEÓN

¿Có­mo de­fi­ni­rías tu his­to­ria?

Creo que ape­nas la es­toy es­cri­bien­do. Mu­chas per­so­nas me pre­gun­tan so­bre mi tran­si­ción, co­mo si ya hu­bie­ra ter­mi­na­do, pe­ro pa­ra mí es al­go que ape­nas co­mien­za. No es que ha­ya un an­tes y un des­pués, sim­ple­men­te hay una trans­for­ma­ción y sien­to que soy una per­so­na que tu­vo que ha­cer lo ne­ce­sa­rio pa­ra po­der vi­vir una vi­da fe­liz, ple­na y ho­nes­ta con­si­go mis­ma.

Uno de los mejores ejem­plos de Gir Power es nues­tra ma­má, ¿qué es lo que más ad­mi­ras de ella y en qué crees que se pa­re­cen?

De ella ad­mi­ro mu­chí­si­mo su for­ta­le­za. Ella siem­pre ha si­do una per­so­na po­si­ti­va y da mu­cho amor. Creo que eso apren­dí de ella, que a pe­sar de que la vi­da te de pa­ta­das y te ti­re, siem­pre te vuel­ves a le­van­tar y si­gues sien­do la mis­ma per­so­na. Es al­go que ad­mi­ro mu­cho de ella y tra­to de apli­car­lo to­dos los días. En eso nos pa­re­ce­mos mu­chí­si­mo, siem­pre es­ta­mos vien­do el la­do po­si­ti­vo de las co­sas y so­mos sú­per in­ten­sas.

De chi­qui­ta su­fris­te mu­cho bull­ying, y al ser in­fluen­cer pue­des ser tar­get de va­rios co­men­ta­rios ofen­si­vos, ¿cuál es tu ac­ti­tud an­te es­to?

Re­cuer­do que em­pe­zó en pri­ma­ria, si­guió has­ta pre­pa y ter­mi­nó has­ta que me mu­dé. Cuan­do es­tás en esa eta­pa, ade­más de tu ca­sa, tu es­cue­la es tu mun­do y a ve­ces pien­sas que nun­ca vas a sa­lir de ahí. Mi con­se­jo es que aguan­ten, que tra­ba­jen en ellos mis­mos y que no se to­men los co­men­ta­rios de las otras per­so­nas co­mo ver­da­de­ros, por­que la úni­ca ver­dad que les de­be­ría de im­por­tar es la de us­te­des mis­mos. Lo que me ayu­dó a se­guir fue el pen­sar to­do lo que po­día lo­grar. Tie­nes que re­cor­dar­te a ti mis­ma que las co­sas cam­bian y que pue­den me­jo­rar. To­do es cues­tión de qué ac­ti­tud to­mas

NUES­TRAS PA­LA­BRAS CAU­SAN UN IM­PAC­TO Y GE­NE­RAN UN CAM­BIO EN LAS PER­SO­NAS. SI NOS HA­CE­MOS CONS­CIEN­TES DE ESO PO­DRÍA­MOS CAM­BIAR AL MUN­DO

y cuán­to de­jas que los co­men­ta­rios de las otras per­so­nas pe­ne­tren en ti.

¿Por qué ele­gis­te el mun­do del ma­qui­lla­je y có­mo fue tu pri­mer enuen­tro con él?

La ver­dad mi pri­mer acer­ca­mien­to fue por­que te­nía ac­né. Mi au­to­es­ti­ma ba­jó mu­chí­si­mo, has­ta que des­cu­brí que con el ma­qui­lla­je po­días ta­par las im­per­fec­cio­nes. Des­pués de eso, fue des­cu­brir que po­día ju­gar con mi per­so­na­li­dad, con dis­tin­tos co­lo­res y tex­tu­ras. Pa­ra mí fue un hob­bie, has­ta que co­men­cé a tra­ba­jar en una tien­da de cos­mé­ti­cos y me di cuen­ta que a eso po­día y me que­ría de­di­car.

¿ Quién es la ins­po pa­ra la beauty jun­kie que lle­vas den­tro?

Wow! Yo creo que Li­sa El­drid­ge, ¡la amo! La he se­gui­do des­de que ten­go cuen­ta de YouTu­be. ¡Es mi girl cush! Creo que su ma­qui­lla­je es muy lim­pio, que es muy ta­len­to­sa y que en­fa­ti­za lo que ya tie­nes, ha­cién­do­lo tan na­tu­ral que has­ta la gen­te se pre­gun­te si ese día te ma­qui­llas­te. Sien­to que soy yo en unos años, ¡es­pe­ro!

Tu vi­da ha si­do un pro­ce­so, ¿por qué de­ci­dis­te com­par­tir­lo con to­do el mun­do a tra­vés de una cá­ma­ra?

Pa­ra mí fue un ma­ne­ra de do­cu­men­ta­ción, ja­más pen­sé que se fue­ra a vol­ver al­go tan grande y que a las per­so­nas les fue­ra a gus­tar. Fue al­go que se dio y que fue cre­cien­do, pe­ro me ale­gro que ha­ya pa­sa­do por­que se han acer­ca­do mu­chas per­so­nas a de­cir­me que se sien­ten iden­ti­fi­ca­dos con mi his­to­ria y que las he ayu­da­do. Eso me lle­na mu­cho y por eso no cam­bia­ría na­da.

¿Có­mo de­fi­ni­rías el Girl Power?

Yo creo que es una res­pon­sa­bi­li­dad que te­ne­mos to­das las mu­je­res de po­der em­po­de­rar­nos a no­so­tras mis­mas y a otras per­so­nas. Tam­bién es sa­ber que lo me­jor de nues­tras vi­das pue­de es­tar ins­pi­ran­do a otras mu­je­res a su­pe­rar­se y a ser li­bres. Es el po­der de de­ci­sión y sa­ber que no de­pen­de­mos de na­da, ni de na­die, pa­ra ser fe­li­ces.

Si tu fue­ras un pro­duc­to de ma­qui­lla­je, ¿cuál se­rías?

Creo que un la­bial ro­jo. Mu­chas per­so­nas te van a de­cir lo mis­mo, ¡pe­ro es mío! (ri­sas) Creo que cau­sa im­pac­to, ro­ba mi­ra­das y ha­ce que tu ac­ti­tud cam­bie con só­lo un co­lor, ade­más de que sig­ni­fi­ca mu­chas co­sas, co­mo pa­sión, mis­te­rio, amor. Por eso me gus­ta, pe­ro más que na­da, por­que cau­sa que la gen­te te vol­té a ver.

FOTOS PRIN­CI­PA­LES: FOTOGRAFO: ALEX CORDOVA; STYLING: JUAN CAR­LO PLA­SEN­CIA; PEI­NA­DO: CAR­LOS ARRIO­LA. SE­CUN­DA­RIAS: HEP­BURN: ARCHIVO TE­LE­VI­SA; EL RES­TO: INSTAGRAM.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.