He­cho en Mé­xi­co

sound:check magazine mexico - - Contenido - Por Ra­fael Urie­ga

PREES, op­ción in­te­gral en pro­duc­ción

La ca­li­dad de los es­pec­tácu­los en Mé­xi­co va al al­za y ca­da vez son más los even­tos que cuen­tan con el res­pal­do de un gran tra­ba­jo en equi­po. Las ca­sas pro­duc­to­ras se han da­do a la ta­rea de cui­dar, pro­mo­ver y me­jo­rar sus pro­ce­sos de tra­ba­jo y lo­gís­ti­ca, de tal mo­do que los re­sul­ta­dos del pro­yec­to en cues­tión se con­so­li­den en una gran experiencia, tan­to para el ar­tis­ta co­mo para los músicos y el pú­bli­co.

Más de tres lus­tros de vi­da

Lo rea­li­za­do en nues­tro país no le pi­de na­da a lo que se ha­ce en otras re­gio­nes, ac­tual­men­te es­ta­mos al ni­vel de pro­duc­cio­nes de ta­lla in­ter­na­cio­nal y se­gui­mos me­jo­ran­do, ejem­plo de es­to es lo que ha he­cho PREES, Pro­duc­to­ra de Es­pec­tácu­los y Even­tos Es­pe­cia­les, que ha sa­bi­do co­lo­car­se co­mo una em­pre­sa só­li­da, in­te­gral y pro­fe­sio­nal que ha or­ga­ni­za­do y coor­di­na­do es­pec­tácu­los, po­si­cio­nán­do­la co­mo una pro­duc­to­ra que es­tá dan­do mu­cho de qué ha­blar. Ba­jo la di­rec­ción de Car­los Ro­sa­noff, ac­tual di­rec­tor, y Gus­ta­vo Bau­tis­ta, co­fun­da­dor, PREES cuen­ta ya con más de 16 años de experiencia en lo que se re­fie­re a la pro­duc­ción de es­pec­tácu­los y con­cier­tos, así co­mo even­tos cor­po­ra­ti­vos y so­cia­les. Para co­no­cer un po­co más acer­ca de la his­to­ria y la ma­ne­ra en que tra­ba­ja es­ta im­por­tan­te ca­sa pro­duc­to­ra, nos di­mos a la ta­rea de pla­ti­car con par­te de su staff, quie­nes nos men­cio­na­ron los pun­tos prin­ci­pa­les que han he­cho a es­ta em­pre­sa cre­cer día y día y ofre­cer un tra­ba­jo pro­fe­sio­nal para to­dos sus clien­tes.

“Ofi­cial­men­te em­pe­za­mos ha­ce 16 años; en to­do es­te tiem­po nos he­mos pro­fe­sio­na­li­za­do y ac­tua­li­za­do, to­man­do cur­sos para co­no­cer lo más ac­tual en lo que res­pec­ta a la pro­duc­ción de es­pec­tácu­los. Cree­mos fiel­men­te que la edu­ca­ción es el me­jor ca­mino a la es­pe­cia­li­za­ción y es por ello que apro­ve­cha­mos to­do el apoyo que te­ne­mos, lo que in­clu­ye, ade­más de ta­lle­res y di­plo­ma­dos, cur­sos que ofrecen los dis­tri­bui­do­res de los equi­pos con los que tra­ba­ja­mos”, co­mien­za Car­los.

“Em­pe­za­mos ha­cien­do y organizando fies­tas de XV años y des­de en­ton­ces nues­tros pi­la­res son el ser­vi­cio a nues­tros clien­tes, la ex­ce­len­cia y ser­vi­cio de pri­me­ra, lo que va li­ga­do con te­ner equi­po de al­ta ga­ma y la au­to­no­mía de te­ner in­fra­es­truc­tu­ra pro­pia, la cual va des­de trans­por­te, ele­men­tos para col­ga­do, ope­ra­ción y lo­gís­ti­ca. Pero lo más im­por­tan­te es el tra­ba­jo en equi­po, la res­pon­sa­bi­li­dad, en­tre­ga y pa­sión de nues­tro staff. No so­mos una arren­da­do­ra de equi­po, sino que ofre­ce­mos un ser­vi­cio in­te­gral, pro­fe­sio­nal y con óp­ti­mos re­sul­ta­dos”.

Pro­ce­sos de tra­ba­jo

La ma­ne­ra en que se lle­van a ca­bo los pro­ce­sos de tra­ba­jo en PREES tie­ne un sen­ti­do muy par­ti­ci­pa­ti­vo des­de que ini­cia y has­ta que ter­mi­na el even­to en cues­tión, que es­tá coor­di­na­do por to­do un equi­po pro­fe­sio­nal y de tra­to hu­mano. En pri­me­ra ins­tan­cia, al re­ci­bir la idea u ob­je­ti­vo que desea el clien­te, és­ta se dis­tri­bu­ye a las di­fe­ren­tes áreas de la pro­duc­to­ra. Una vez en es­te pun­to, se in­te­gra y se da una pro­pues­ta, mis­ma que va des­de el di­se­ño y la ge­ne­ra­ción de con­cep­to de lo que se desee rea­li­zar. Es­te pun­to es im­por­tan­te, ya que no es lo mis­mo rea­li­zar even­tos cor­po­ra­ti­vos que con­cier­tos o fes­ti­va­les; ca­da uno tie­ne su gra­do de prac­ti­ci­dad y de­sa­rro­llo y es por ello que en PREES, lo pri­me­ro que se rea­li­za es la definición del con­cep­to, el cual va des­de el nom­bre de la gi­ra, es­ti­lo ar­tís­ti­co, di­se­ño vi­sual y de so­ni­do; se tra­ta de una es­tra­te­gia in­te­gral de co­mu­ni­ca­ción que im­pli­ca el ti­po de ac­ti­vi­dad del mú­si­co o de la ban­da, ade­más del di­se­ño de es­ce­na­rio. Ade­más, el mercado a quien va di­ri­gi­do y lo que se desee co­mu­ni­car son ele­men­tos que pri­me­ro se to­man en cuen­ta. Una vez apro­ba­do el di­se­ño por el clien­te se lle­va a ca­bo el “hap­pe­ning”, para que tan­to el ma­na­ger y la ban­da co­noz­can to­do ya ar­ma­do. Prác­ti­ca­men­te mon­tan una ma­que­ta, en la cual se mues­tra el di­se­ño de to­do lo que se­rá el show, lo que ayu­da al ma­na­ger, al ar­tis­ta y a to­do el equi­po en ge­ne­ral a que pue­dan co­no­cer con ma­yor fa­ci­li­dad lo que ocu­rri­rá du­ran­te el even­to y mi­ni­mi­zar así cual­quier error du­ran­te el es­pec­tácu­lo. En es­te pun­to se vi­sua­li­za to­do lo que PRESS rea­li­za­rá y en lo que se in­vo­lu­cran sus ser­vi­cios, ta­les co­mo ren­ta de back li­ne, es­ce­na­rio, pan­ta­llas, au­dio e ilu­mi­na­ción. La em­pre­sa tam­bién brin­da ase­so­ría y apoyo a los in­ge­nie­ros de au­dio de las ban­das, con lo que se bus­ca com­pren­der y en­ten­der las necesidades del ar­tis­ta y de su equi­po. Otro as­pec­to a des­ta­car es que tie­ne experiencia en lu­ga­res tan­to abier­tos co­mo ce­rra­dos en to­do el te­rri­to­rio me­xi­cano, lo que da una ma­yor con­fian­za a sus clien­tes.

“Nos rein­ven­ta­mos en ca­da pro­yec­to”, men­cio­na Car­los Ro­sa­noff; “ya sea cor­po­ra­ti­vo, es­co­lar, so­cial, de­por­ti­vo y por su­pues­to de es­pec­tácu­los; nun­ca nos es­tan­ca­mos. Es­ta­mos cons­cien­tes de que siem­pre hay nue­vas pro­pues­tas y es por ello que es­ta­mos bien in­for­ma­dos de las ten­den­cias más ac­tua­les

y en me­di­da de ello có­mo se pue­den adap­tar a lo que el clien­te desea. Con­ta­mos con un equi­po de tra­ba­jo no só­lo pro­fe­sio­nal, sino crea­ti­vo. He­mos sa­bi­do pu­lir y co­rre­gir de­ta­lles que sa­len siem­pre y es­to nos ha ayu­da­do a me­jo­rar y apren­der”.

Sa­la de en­sa­yos, cui­da­do y bie­nes­tar para el mú­si­co

Un as­pec­to a des­ta­car y que for­ma par­te de la ofer­ta que brin­da PREES a sus clien­tes es que la em­pre­sa cuen­ta con una atrac­ti­va y pro­fe­sio­nal sa­la de en­sa­yos, que es­tá des­ti­na­da no só­lo a dar un tra­to más cá­li­do y de con­fort al ar­tis­ta o mú­si­co, sino que ade­más co­rri­ge de­ta­lles y plas­ma prác­ti­ca­men­te to­do lo que se ve­rá du­ran­te el show o es­pec­tácu­lo. La sa­la mi­de al­re­de­dor de tre­ce por diez me­tros, prác­ti­ca­men­te lo que mi­de el es­ce­na­rio del Tea­tro Me­tro­po­li­tan; en ella han es­ta­do ban­das co­mo El Trono de Mé­xi­co, que uti­li­zó es­te lu­gar para en­sa­yar y prac­ti­car pre­vio al con­cier­to­tri­bu­to a Juan Ga­briel y don­de más de cua­ren­ta músicos to­ca­ron. Otra ban­da que tam­bién uti­li­zó es­ta sa­la fue la agru­pa­ción Li­ver­pool Le­gends, con 24 músicos.

El es­pa­cio de en­sa­yos cuen­ta con un sis­te­ma tér­mi­co en la par­te al­ta del te­cho, lo que evi­ta el ca­lor, pero tam­bién tie­ne un óp­ti­mo tra­ta­mien­to acús­ti­co, y el equi­po ne­ce­sa­rio, des­de back li­ne, con­so­las, mi­cro­fo­nía, ilu­mi­na­ción, equi­po de au­dio, pan­ta­lla de vi­deo y to­do lo que se usa y se ve en un es­ce­na­rio. Sin du­da es­tá lis­ta para cual­quier gé­ne­ro, ya sea rock, nor­te­ño, pop, ska y mu­chos otros. “La ven­ta­ja de nues­tra sa­la de en­sa­yos es que op­ti­mi­za­mos tiem­po, ya que los músicos y ar­tis­tas, se sien­ten có­mo­dos y se­gu­ros aquí, sa­ben lo que ocu­rri­rá du­ran­te su pre­sen­ta­ción ya en el re­cin­to in­di­ca­do. Ade­más, es­te es­pa­cio per­mi­te mar­car la po­si­ción de los músicos y la di­rec­ción de las lu­ces, mien­tras que a los in­ge­nie­ros de au­dio, ilu­mi­na­ción y mo­ni­to­res les fa­ci­li­ta su tra­ba­jo, ya que así tie­nen un con­trol pre­vio de lo que ocu­rri­rá, evi­tan­do ries­gos, lo que se tra­du­ce en con­fian­za para to­dos”, co­men­ta ahora Liz Ba­rra­gán, pro­duc­to­ra de PREES.

Otro as­pec­to que des­ta­ca la pro­duc­to­ra, es que es­ta em­pre­sa no só­lo ofre­ce even­tos y es­pec­tácu­los de ca­li­dad pro­fe­sio­nal, sino que tam­bién es un cen­tro de tra­ba­jo que des­ta­ca por im­pul­sar la equidad de gé­ne­ro, so­bre to­do en un in­dus­tria en la que hay una re­du­ci­da la­bor fe­me­ni­na.

“En PREES apren­de­mos mu­cho, es una gran experiencia ver có­mo las per­so­nas dis­fru­tan y el ar­tis­ta mues­tra to­do su po­ten­cial y ta­len­to. Es por ello que no­so­tros no ha­ce­mos só­lo shows, sino que crea­mos ex­pe­rien­cias para el pú­bli­co. Co­mo mu­jer no es fá­cil desen­vol­ver­se en la pro­duc­ción, por lo re­gu­lar hay un ma­yor nú­me­ro de hombres, pero ahora el to­que fe­me­nino es­tá pre­sen­te. Aquí me es­cu­chan, ven lo que ha­go y ven mi tra­ba­jo, te­ne­mos la opor­tu­ni­dad de desa­rro­llar­nos en to­das las aé­reas, me gus­ta apren­der de to­do, a ope­rar con­so­las, lu­ces y de­más ám­bi­tos”, aña­de Liz.

La experiencia de PREES en la rea­li­za­ción de even­tos y es­pec­tácu­los es am­plia y vas­ta; en­tre ellos po­de­mos men­cio­nar la Se­ma­na de las Ju­ven­tu­des de la Ciudad de Mé­xi­co, que en la edi­ción 2017 reunió a ban­das co­mo Cai­fa­nes, El Tri y Fat­boy Slim, en­tre otros más, du­ran­te tres días en la plan­cha del Zó­ca­lo, an­te más de cien mil per­so­nas. Otros even­tos a des­ta­car son el Fes­ti­val Eu­ro­jazz, pre­sen­ta­cio­nes de ban­das co­mo CD9, Pee Wee y Alejandro Fer­nán­dez.

Lo que en un ini­cio co­men­zó co­mo una agen­cia de pu­bli­ci­dad, po­co a po­co se fue trans­for­man­do en una ca­sa pro­duc­to­ra pro­fe­sio­nal que hoy en día rea­li­za even­tos de ta­lla in­ter­na­cio­nal. Aquel sue­ño ini­cia­do por Car­los Ro­sa­noff y Gus­ta­vo Bau­tis­ta es ya una reali­dad que es­tá in­te­gra­da por un staff con 24 pro­fe­sio­na­les de la pro­duc­ción de es­pec­tácu­los, quie­nes po­nen en al­to lo he­cho en Mé­xi­co y lo­gran con­so­li­dar even­tos de al­ta ca­li­dad en be­ne­fi­cio de la in­dus­tria, mú­si­ca, ar­tis­tas y por su­pues­to del pú­bli­co.

El staff de PREES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.