Di­gi­co SD10 se va de gi­ra con Hal­sey

sound:check magazine mexico - - Referencias Globales -

La gi­ra Ho­pe­less Foun­tain King­dom, de la can­tan­te es­ta­dou­ni­den­se Hal­sey, co­men­zó re­cien­te­men­te en Bos­ton, con una pro­duc­ción com­ple­ja en tér­mi­nos so­no­ros, pero que es­tá cu­bier­ta por un par de con­so­las Di­gi­co SD10, pro­vis­tas por Eighth Day Sound, para dar la al­tu­ra y brin­dar un óp­ti­mo au­dio con un con­trol ex­cep­cio­nal.

“Exis­te un mo­men­to bas­tan­te in­ten­so en el show”, afir­ma el in­ge­nie­ro de au­dio en sa­la, Vin­cent Ca­sa­mat­ta, so­bre el pun­to del show en el que Hal­sey y sus bai­la­ri­nas ac­túan en un es­ce­na­rio B con aproximadamente 75 li­tros de agua ro­cia­da. “No hay for­ma de que pue­da que­dar­me en la con­so­la y no mo­jar­me, ni la con­so­la”. Por otro la­do, Vin­cent y el téc­ni­co de sis­te­mas, Dan Bluhm, re­cu­rren a la apli­ca­ción Di­gi­co SD, SC2 que per­mi­te el con­trol inalám­bri­co des­de un iPad. Para esas dos can­cio­nes dis­cre­ta­men­te se co­lo­ca una lo­na so­bre la con­so­la y se tras­la­dan a otra par­te del lu­gar para con­ti­nuar la mez­cla de ma­ne­ra flui­da. “La úni­ca otra for­ma de ha­cer­lo ha­bría si­do mez­clar des­de de­ba­jo de la lo­na, y no que­rría te­ner que ha­cer eso”, afir­ma Dan. “A tra­vés de la apli­ca­ción ten­go ac­ce­so com­ple­to a la con­so­la”. El in­ge­nie­ro de mo­ni­to­res, Scott Wa­silk, tam­bién uti­li­za la apli­ca­ción SD SC2, acor­tan­do la bre­cha en­tre el mun­do del mo­ni­to­reo y el es­ce­na­rio, que es sus­tan­cia, de­bi­do a la na­tu­ra­le­za com­ple­ja de la pro­duc­ción. “Es­toy en el es­ce­na­rio bas­tan­te, com­pro­ban­do có­mo se es­cu­cha ahí”, di­ce.

La ban­da de la can­tan­te usa sis­te­mas de mo­ni­to­reo per­so­nal, al igual que ella. “Le gus­ta te­ner una es­cu­cha abier­ta, por lo que bá­si­ca­men­te he­mos pre­pa­ra­do un mi­ni PA en el es­ce­na­rio para Hal­sey, con un pe­que­ño grupo de al­ta­vo­ces di­ri­gi­dos a ella”, co­men­ta. “Es­to no es al­go con­ven­cio­nal, pero la SD10 lo ma­ne­ja muy bien”. Otra co­sa que ma­ne­ja bien la SD10 son las vo­ces. El in­ge­nie­ro de sa­la di­ce que no hay tan­to pro­ce­sa­mien­to de efec­tos en la voz de Hal­sey o la ban­da, co­mo po­dría es­pe­rar­se: “Hay algunos so­ni­dos sam­plea­dos, pero so­bre to­do el grupo y las vo­ces las que lle­van el pe­so en vi­vo to­dos los con­cier­tos”.

“Con­si­de­ro la com­pre­sión co­mo un efec­to vo­cal, par­ti­cu­lar­men­te en la mú­si­ca pop mo­der­na, y es­toy usan­do mu­cho de ella, de una for­ma muy agre­si­va, usan­do el emu­la­dor Wa­ves CLA-76 Blue Stri­pe 1176 a tra­vés de la con­so­la. Sue­na muy bien”, ex­pli­ca. Vin­cent Ca­sa­mat­ta, que ha si­do fa­ná­ti­co de la se­rie SD des­de ha­ce una dé­ca­da, tam­bién es­tá agre­gan­do un po­co de re­ver­be­ra­ción Wa­ves a la mez­cla, el mis­mo efec­to que Scott Wa­silk es­tá agre­gan­do a tra­vés de los mo­ni­to­res. “Es una re­ver­be­ra­ción que sue­na muy agra­da­ble, in­clu­so a tra­vés del con­jun­to de al­ta­vo­ces ele­va­dos que usa­mos en el es­ce­na­rio para Hal­sey”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.