Bien­ve­ni­dos a la edi­ción nú­me­ro 16 de uno de los even­tos más im­por­tan­tes de la in­dus­tria de la mú­si­ca y el es­pec­tácu­lo en Mé­xi­co. El lu­gar en el que se cum­plen los sue­ños crea­ti­vos a tra­vés de la tec­no­lo­gía en au­dio, ilu­mi­na­ción, vi­deo, DJ, bac­kli­ne, prod

una má­qui­na vi­va

sound:check magazine mexico - - Contenido -

La ci­ta, co­mo to­dos los años, fue en el World Tra­de Cen­ter CDMX, lu­gar en el que se dan ci­ta las pro­pues­tas co­mer­cia­les más im­por­tan­tes de nues­tro país. Los pro­ta­go­nis­tas del backs­ta­ge se con­gre­ga­ron en es­te re­cin­to du­ran­te la mag­na ce­le­bra­ción que sig­ni­fi­có sound: check Xpo -nues­tro even­to anual-, el cual lle­gó a su or­gu­llo­sa dé­ci­mo sex­ta edi­ción. Los ac­to­res de la in­dus­tria con­vi­vie­ron ba­jo el mis­mo te­cho en una su­per­fi­cie de tre­ce mil me­tros cua­dra­dos de ex­hi­bi­ción de au­dio, vi­deo, ilu­mi­na­ción, equi­po pa­ra DJs, ins­tru­men­tos mu­si­ca­les y es­ce­na­rios, en­tre otros.

Las si­len­cio­sas ca­se­tas de re­gis­tro po­co a po­co co­men­za­ron a co­brar vi­da y a re­ci­bir a los más de on­ce mil asis­ten­tes so­la­men­te en el pri­mer día, a di­fe­ren­cia de los die­ci­nue­ve mil en los tres días de la edi­ción 2017. Es­to com­pro­bó el in­cre­men­to ex­po­nen­cial de in­tere­sa­dos en una vi­go­ro­sa in­dus­tria na­cio­nal que se con­cen­tra anual­men­te en es­te even­to. sound: check Xpo se ha con­ver­ti­do en uno de los even­tos de la in­dus­tria de la mú­si­ca y el en­tre­te­ni­mien­to más im­por­tan­te de La­ti­noa­mé­ri­ca y la pre­sen­cia y con­fian­za que no­ven­ta em­pre­sas y 350 mar­cas han te­ni­do en ella lo ha­cen pa­ten­te, ade­más de to­dos los ne­go­cios que se con­cre­ta­ron en el tras­cur­so de los tres días de du­ra­ción. Des­pués de la ce­re­mo­nia de cor­te del lis­tón se dio la bien­ve­ni­da a me­dios de co­mu­ni­ca­ción, pro­fe­sio­na­les y ce­le­bri­da­des del mun­do de la in­dus­tria. Se hi­zo pa­ten­te el com­pro­mi­so que sound:check Xpo tie­ne con el cre­ci­mien­to de es­te queha­cer pro­fe­sio­nal y se reali­zó el re­co­rri­do por to­dos los es­pa­cios, los cua­les re­crea­ron los gran­des es­ce­na­rios del país. Te­nien­do co­mo ban­da so­no­ra

a nues­tro ma­ria­chi, las ce­le­bri­da­des in­vi­ta­das al even­to, al­gu­nas de ha­bla an­glo­sa­jo­na co­mo Frank Fi­li­pet­ti y Tony Ma­se­ra­ti (pro­duc­to­res e in­ge­nie­ros), se emo­cio­na­ron con los vio­li­nes y trom­pe­tas.

Ya con la ma­qui­na­ria pues­ta en mar­cha y du­ran­te el trans­cur­so de los tres días del even­to, los nu­me­ro­sos pro­vee­do­res y dis­tri­bui­do­res de las gran­des mar­cas del es­pec­tácu­lo ofre­cie­ron su pro­pio show. En los pa­si­llos, la ilu­mi­na­ción de úl­ti­ma tec­no­lo­gía, lá­sers y ho­lo­gra­mas, fun­cio­na­ron a to­da su ca­pa­ci­dad, brin­dan­do a los mi­les de asis­ten­tes un ma­jes­tuo­so es­pec­tácu­lo, ope­ra­do por un ejér­ci­to de per­so­nal crea­ti­vo, con­cen­trán­do­se un día a la vez, y mul­ti­pli­ca­do por tres.

La ge­ne­ra­ción de ne­go­cios es una de las pre­mi­sas de sound: check Xpo. Es­te año no po­día ser di­fe­ren­te, así que la in­te­rac­ción hu­ma­na fue in­ten­sa y ade­re­za­da por las de­mos­tra­cio­nes in si­tu de los equi­pos del es­pec­tácu­lo. Los dis­tri­bui­do­res y po­ten­cia­les com­pra­do­res, pro­ve­nien­tes de los cua­tro pun­tos car­di­na­les del país, así co­mo de di­ver­sos paí­ses del glo­bo, rea­li­za­ron transac­cio­nes co­mer­cia­les, te­nien­do co­mo es­ce­no­gra­fía gi­gan­tes­cas pan­ta­llas, con­so­las, mi­cró­fo­nos y al­ta­vo­ces.

La con­vi­ven­cia en­tre la tec­no­lo­gía y el hu­mano en las áreas de desa­rro­llo téc­ni­co, en­tre­te­ni­mien­to, bac­kli­ne y ac­ce­so­rios va­rios, fue la cons­tan­te en las áreas de ex­hi­bi­ción. Las nu­me­ro­sas mar­cas pu­sie­ron sus pro­duc­tos a dis­po­si­ción del pú­bli­co, el cual es­ta­ba cons­ti­tui­do por una he­te­ro­gé­nea mul­ti­tud de pro­duc­to­res, in­ge­nie­ros, ilu­mi­na­do­res, y miem­bros di­ver­sos del mun­do del es­pec­tácu­lo.

Año con año, la or­gu­llo­sa pre­sen­cia de en­tre­pre­neurs na­cio­na­les, quie­nes pre­sen­tan no­ve­do­sos y fun­cio­na­les di­se­ños en tec­no­lo­gía de luz y so­ni­do, se in­cre­men­ta. sound: check Xpo pro­por­cio­na el es­ca­pa­ra­te anual pa­ra que di­chos em­pre­sa­rios cuen­ten con una pla­ta­for­ma in­ter­na­cio­nal al­ta­men­te es­pe­cia­li­za­da, di­fí­cil de re­pli­car o igua­lar. El pro­fe­sio­na­lis­mo y en­tre­ga de es­tos fa­bri­can­tes se ca­ta­li­za de es­ta ma­ne­ra, re­sul­tan­do en un en­gra­na­je per­fec­ta­men­te ca­li­bra­do que con­tri­bu­ye a la evo­lu­ción de una in­dus­tria gra­ti­fi­can­te, mo­ti­va­do­ra e ins­pi­ra­do­ra, un en­gra­na­je ca­si per­fec­to de efi­cien­cia y ener­gía. Una ener­gía que ca­si se pue­de to­car.

Y es que ade­más en­con­tra­mos en ca­da án­gu­lo de sound: check Xpo, en ca­da gol­pe de vis­ta y en ca­da pa­so, un es­tí­mu­lo y una fies­ta pa­ra los sen­ti­dos, pa­ra el pro­pio co­no­ci­mien­to de la in­dus­tria y la ge­ne­ra­ción de cons­cien­cia de la ve­lo­ci­dad a la que corre la tec­no­lo­gía. Fies­ta de luz, es­tí­mu­los sen­so­ria­les y pa­sión por el tra­ba­jo crea­dor, eso es lo que se en­cuen­tra en es­ta con­fluen­cia de ca­mi­nos. Bien­ve­ni­da la pa­sión por ha­cer a to­pe las co­sas, bien­ve­ni­da la chis­pa co­ti­dia­na.

Bien­ve­ni­dos los ac­to­res ac­ti­vos y los as­pi­ran­tes a es­ta pu­jan­te in­dus­tria.

Bien­ve­ni­dos a sound: check Xpo. ¡Nos ve­mos en abril de 2019!

Por Juan Car­los Flo­res y Clau­dia Ár­ce­ga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.