Un en­cuen­tro con

No soy di­se­ña­do­ra, no soy téc­ni­ca

sound:check magazine mexico - - Contenido - Por Ni­za­rin­da­ni So­pe­ña

No soy di­se­ña­do­ra, no soy téc­ni­ca: Lau­ra Frank

“Lo que soy es una so­cia crea­ti­va. He lla­ma­do a mi rol una tec­nó­lo­ga, vi­sua­lis­ta, me­dia­do­ra, pe­ro fi­nal­men­te creo que soy una gran edi­to­ra. To­mo la gé­ne­sis del con­cep­to del di­se­ña­dor y lo ha­go pros­pe­rar en el caos de la pro­duc­ción”. Así se des­cri­be a sí mis­ma Lau­ra Frank, pro­fe­sio­nal del área vi­sual en la in­dus­tria del es­pec­tácu­lo que tie­ne gran­des co­la­bo­ra­cio­nes con Da­vid Bo­wie y Ma­don­na, por men­cio­nar só­lo al­gu­nos ar­tis­tas, ade­más de ha­ber par­ti­ci­pa­do en even­tos es­pe­cia­les, tea­tro y te­le­vi­sión a ni­vel mun­dial, a tra­vés de la com­pa­ñía Lu­mi­nous Ef­fects. De to­do es­to y más con­ver­sa­mos du­ran­te el En­tre­na­mien­to: LDI, du­ran­te la pa­sa­da sound: check Xpo .

Por amor a la cien­cia y el ar­te

Lau­ra cre­ció en San An­to­nio, Te­xas, y pos­te­rior­men­te a Marl­bo­ro Co­lle­ge en la ciu­dad del mis­mo nom­bre, en el es­ta­do de Ver­mont, con in­te­rés en el tea­tro y un pro­fun­do amor por la fí­si­ca. So­ña­ba con una ca­rre­ra en la Or­ga­ni­za­ción Eu­ro­pea pa­ra la In­ves­ti­ga­ción Nu­clear (CERN, por sus si­glas en in­glés), pe­ro ga­nó la ilu­mi­na­ción tea­tral. Al ini­cio de su ca­rre­ra, par­ti­ci­pó en pro­gra­mas co­mo Ja­cob’s Pi­llow Dan­ce Fes­ti­val co­mo tra­mo­yis­ta y con­ven­ció a su uni­ver­si­dad de ser la di­rec­to­ra téc­ni­ca del tea­tro pa­ra po­der pa­gar la es­cue­la y pa­só un año en la Uni­ver­si­dad de Cor­nell co­mo elec­tri­cis­ta au­xi­liar en su Pro­gra­ma de Tea­tro Pro­fe­sio­nal Re­si­den­te, ase­so­ran­do a otros es­tu­dian­tes en el ofi­cio pa­ra ser elec­tri­cis­tas es­cé­ni­cos.

“Lle­gué a Nue­va York en 1993 y co­men­cé a tra­ba­jar co­mo elec­tri­cis­ta en lu­ga­res co­mo el Tea­tro Joy­ce y DTW y en sa­las de even­tos es­pe­cia­les por to­da la ciu­dad”, re­cuer­da Lau­ra; “lo­gré tra­ba­jar en un con­cier­to con Va­ri-Li­te en 1994, que fue esen­cial pa­ra dar for­ma a mi ca­rre­ra ac­tual, por­que ahí cons­truí re­la­cio­nes con di­se­ña­do­res y pro­fe­sio­na­les de pro­duc­ción des­de Ra­dio City Music Hall has­ta Broad­way y co­no­cí a los prin­ci­pa­les pro­gra­ma­do­res de luz de to­do el país; tra­ba­jé en pro­gra­ma­ción y di­se­ño de ilu­mi­na­ción pa­ra Spa­ma­lot y Sh­rek, y to­do es­to fue un am­bien­te gran­dio­so pa­ra el de­sa­rro­llo de mis ha­bi­li­da­des”.

“Me gus­tan los di­se­ños sen­ci­llos, lim­pios, fá­ci­les de en­ten­der y atrac­ti­vos. Mi en­fo­que es que la ilu­mi­na­ción y el vi­deo de­be ser el fon­do pa­ra el ta­len­to del ar­tis­ta”.

“En mis ini­cios, me sen­tía or­gu­llo­sa por­que co­no­cía ca­da con­so­la y mi re­to era sa­ber usar ca­da equi­po; des­pués, mi en­fo­que se fue ha­cia los ser­vi­do­res de me­dios: en­ten­der Ca­talyst, Hip­po y otras he­rra­mien­tas que uso, por­que tie­nen otra ló­gi­ca en su ope­ra­ción. Es ne­ce­sa­rio no só­lo en­ten­der su for­ma de tra­ba­jo, sino có­mo es su es­truc­tu­ra, pa­ra apro­ve­char to­dos es­tos equi­pos. Cuan­do la co­mu­ni­dad de usua­rios de ser­vi­do­res de me­dios em­pe­zó a cre­cer, em­pe­cé a com­par­tir lo que sa­bía”.

¿Có­mo es aho­ra el pro­ce­so de tra­ba­jo de Lau­ra? “Den­tro de mis so­cios es­tá un pro­gra­ma­dor, un in­ge­nie­ro de ser­vi­do­res de me­dios, un di­rec­tor de con­te­ni­dos y un coor­di­na­dor, y yo estoy en con­tac­to con los pro­duc­to­res de los shows co­mo una in­ter­me­dia­ria, de ma­ne­ra que ellos me apo­yan. Es­ta es­truc­tu­ra nos sir­ve por­que ca­da uno desa­rro­lla sus ha­bi­li­da­des, pe­ro me to­ma bas­tan­te tiem­po en­con­trar la me­jor for­ma de in­ter­ac­tuar pa­ra tra­ba­jar jun­tos en los pro­yec­tos que ten­go, co­mo broad­cast y con­cier­tos, por­que te­ne­mos es­ti­los par­ti­cu­la­res en los pa­no­ra­mas de vi­deo y son com­ple­jos, con mu­cha ilu­mi­na­ción LED o pro­yec­cio­nes”.

“Nos ase­gu­ra­mos de que los pro­duc­to­res vean es­ce­na­rios atrac­ti­vos an­tes de que es­te­mos en el re­cin­to, así que usa­mos mu­cha pre­vi­sua­li­za­ción, pa­ra que ellos se­pan lo que ve­rán, ya que no ten­dre­mos tiem­po es­tan­do en el lu­gar, por­que los en­sa­yos de los even­tos son muy cor­tos y hay que ser efi­cien­tes. Pa­ra un show de te­le­vi­sión tie­nes una se­ma­na, pe­ro en un show pa­ra Broad­way es dis­tin­to, por­que se tie­nen dos me­ses de en­sa­yos. En cual­quie­ra de los ca­sos, ne­ce­si­to sa­ber cuá­les son los ob­je­ti­vos del show y en fun­ción de eso, se for­ma el equi­po, por­que co­noz­co bien a mi co­mu­ni­dad y sé quié­nes tie­nen las ha­bi­li­da­des ne­ce­sa­rias pa­ra ca­da pro­yec­to”, con­ti­núa.

La re­la­ción con los ar­tis­tas

Uno de los mú­si­cos de im­por­tan­cia ca­pi­tal con quie­nes Lau­ra Frank co­la­bo­ró fue Da­vid Bo­wie. En su úl­ti­ma gi­ra, com­par­te su apren­di­za­je: “To­do era acer­ca de la mú­si­ca, y con él su­pe que aun­que tu­vié­ra­mos el me­jor es­ce­na­rio y las me­jo­res lu­ces, si los mú­si­cos no es­ta­ban bien, lo de­más no lo es­ta­rían, por­que la par­te vi­sual sir­ve pa­ra re­for­zar ese ta­len­to. Yo to­mé ese con­cep­to pa­ra el tra­ba­jo que ha­go pa­ra la te­le­vi­sión”.

“Mis di­se­ños son sen­ci­llos, lim­pios, fá­ci­les de en­ten­der y atrac­ti­vos, y son el fon­do pa­ra el ta­len­to del ar­tis­ta. Eso es lo que he apren­di­do y apli­qué en el tour con Da­vid, pe­ro tam­bién con Ma­don­na y Mi­ley Cy­rus, por ejem­plo”.

Es­tos di­se­ños tie­nen a la tec­no­lo­gía co­mo ac­tor prin­ci­pal, pe­ro ¿qué pa­sa­ba an­tes? Lau­ra re­cuer­da: “An­tes de in­ter­net, leí to­dos los ma­nua­les de equi­pos dis­po­ni­bles e hi­ce mu­chas lla­ma­das pa­ra acla­rar mis du­das téc­ni­cas, pe­ro lo que com­ple­men­tó to­do es­to fue la co­mu­ni­dad de ilu­mi­na­do­res, que en la dé­ca­da de los no­ven­ta nos reunía­mos con­ti­nua­men­te pa­ra in­ter­cam­biar co­no­ci­mien­tos”.

La di­se­ña­do­ra vi­sual lle­va es­ta fi­lo­so­fía a to­dos sus pro­yec­tos: “Ade­más de que la tec­no­lo­gía avan­za rá­pi­da­men­te y de que hoy re­que­ri­mos ma­yor ase­so­ría pa­ra en­ten­der los equi­pos, uno de mis re­tos más im­por­tan­tes es re­unir a la gen­te ade­cua­da pa­ra mis pro­yec­tos. Cuan­do yo soy la pro­gra­ma­do­ra, yo ten­go el con­trol com­ple­to, pe­ro cuan­do hay que coor­di­nar va­rios pro­fe­sio­na­les, es im­por­tan­te sa­ber quié­nes es­ta­rán me­jor ha­cién­do­lo”.

“Mi en­fo­que ha si­do per­ma­ne­cer abier­ta a es­cu­char opi­nio­nes; hay una co­mu­ni­dad dis­pues­ta a co­la­bo­rar pa­ra en­ten­der la tec­no­lo­gía e in­ter­ac­tuar en la in­dus­tria del vi­deo y la ilu­mi­na­ción. Ha si­do cues­tión de edu­ca­ción de mi par­te y de res­pon­sa­bi­li­dad con la gen­te a quien ten­go que apo­yar. Siem­pre estoy ha­cien­do bús­que­das pa­ra en­ten­der los nue­vos re­cur­sos, co­mo el soft­wa­re. Es­ta par­te vi­sual co­mo la ve­mos aho­ra es re­la­ti­va­men­te nue­va y ca­be acla­rar que es­tá abier­ta a es­cu­char vo­ces fe­me­ni­nas”, se­ña­la.

Lau­ra Frank tie­ne en gran va­lía lo que apren­dió du­ran­te sus ini­cios, que sir­ven, por su­pues­to, a su ca­rre­ra ac­tual: “Tu­ve la suer­te de co­men­zar a pro­gra­mar lu­ces mó­vi­les a fi­na­les de los no­ven­ta, cuan­do to­da­vía ha­bía po­cas per­so­nas con es­te con­jun­to de ha­bi­li­da­des. Con el apo­yo de mar­cas co­mo Va­ri -Li­te, fui en­tre­na­da en la con­so­la de con­trol Ar­ti­san en 1994 y se­guí mu­chos otros sis­te­mas de con­trol. Si es­tán in­tere­sa­dos en apren­der acer­ca de una con­so­la de ilu­mi­na­ción, re­co­mien­do la ex­pe­rien­cia de pro­gra­mar lu­ces mó­vi­les en un equi­po con­ven­cio­nal, ya que na­da in­for­ma la prác­ti­ca de pro­gra­ma­ción co­mo tra­tar con un mon­tón de nú­me­ros pa­ra dar for­ma a la ma­ne­ra de or­ga­ni­zar es­te ti­po de da­tos. Du­ran­te el ve­rano de 2001, en res­pues­ta al de­sa­rro­llo de pro­duc­tos co­mo Me­du­sa y Ca­talyst, me to­mé seis se­ma­nas pa­ra en­tre­nar­me en Pho­tos­hop & Af­ter Ef­fects. Es­ta ha si­do una len­ta evolución y edu­ca­ción en la úl­ti­ma dé­ca­da a un ca­len­da­rio que aho­ra es­tá do­mi­na­do por con­te­ni­do de vi­deo en to­do ti­po de even­tos”. Pa­ra con­cluir, Lau­ra Frank ex­pli­ca las sa­tis­fac­cio­nes que ha te­ni­do el du­ro tra­ba­jo que ha rea­li­za­do: “Estoy agra­de­ci­da por te­ner una ca­rre­ra con tan­tos desafíos y opor­tu­ni­da­des pa­ra apren­der co­sas nue­vas. Pa­ra mí, es cru­cial equi­li­brar las de­man­das de es­ta in­dus­tria con el don del cre­ci­mien­to per­so­nal. Si eso sig­ni­fi­ca to­mar­se un tiem­po li­bre pa­ra ex­plo­rar una cla­se o apren­der un nue­vo soft­wa­re, don­de sea que se sien­tan im­pul­sa­do a ex­plo­rar, há­gan­lo. Con­si­de­ro que más que una ca­rre­ra, ten­go un ca­mino que ali­men­ta mi pa­sión por el en­tre­te­ni­mien­to de van­guar­dia, pe­ro tam­bién las pa­ra­das re­gu­la­res en una pla­ya en al­gún lu­gar pa­ra re­car­gar ener­gías”.

“Siem­pre hay opor­tu­ni­da­des pa­ra quie­nes es­tén mo­ti­va­dos, es­cu­chen y es­tén bus­can­do la for­ma de par­ti­ci­par; tal vez no sea exac­ta­men­te el rol que quie­ran ha­cer, pe­ro si los ven co­la­bo­ran­do, ha­brá una puer­ta abier­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.