Switch Sound Mu­sic: el es­pa­cio de Eduardo Mur­guía y Mauricio Arria­ga

el es­pa­cio de Eduardo Mur­guía y Mauricio Arria­ga

sound:check magazine mexico - - Contenido - Por Ra­fael Urie­ga

En Mé­xi­co son mu­chas las op­cio­nes en cuan­to a es­tu­dios de gra­ba­ción pro­fe­sio­na­les; sin du­da hay una am­plia va­rie­dad y ca­da uno res­pon­de a lo que el mú­si­co, ar­tis­tas o ca­sa pro­duc­to­ra re­quie­re; sin em­bar­go, se di­fe­ren­cian por pe­que­ños de­ta­lles que a la lar­ga tra­zan la ra­zón de ele­gir uno en vez de otro. Ejem­plo de es­to es lo rea­li­za­do por Switch Sound Mu­sic, que ha des­ta­ca­do por la crea­ción de com­po­si­cio­nes y pro­duc­cio­nes que los han po­si­cio­na­do en la in­dus­tria de la mú­si­ca co­mo una op­ción óp­ti­ma e in­te­gral, ba­jo la di­rec­ción de los com­po­si­to­res Eduardo Mur­guía y Mauricio L. Arria­ga.

Sue­ños que sí se rea­li­za­ron

Switch Sound Mu­sic na­ció for­mal­men­te en 2003, aun­que diez años an­tes ini­ció el sue­ño de Eduardo y Mauricio en la re­cá­ma­ra de és­te úl­ti­mo, en ca­sa de sus pa­dres, don­de mon­ta­ron un es­tu­dio ca­se­ro de gra­ba­ción.

Hoy, 25 años des­pués, es­te par de ami­gos ha lo­gra­do con­so­li­dar más de cua­ren­ta te­mas ti­tu­la­res de te­le­no­ve­las, ha desa­rro­lla­do mú­si­ca pa­ra más de se­sen­ta pro­duc­cio­nes en te­le­vi­sión (se­ries, te­le­no­ve­las, ci­ne, co­mer­cia­les y de­más), y ha tra­ba­ja­do con ar­tis­tas co­mo Ri­car­do Mon­ta­ner, Mi­ja­res, Ban­da El Re­co­do, Na­ta­lia La­four­ca­de, León La­rre­gui, Da­vid Bisbal, Cris­tian Cas­tro, Vicente y Alejandro Fer­nán­dez, Luis Fon­si, In­to­ca­ble, Pe­pe Aguilar, Be­lin­da y el gru­po RBD, en­tre otros más, lo que los ca­ta­pul­tó a te­ner va­rias no­mi­na­cio­nes y pre­mios La­tin Grammy. Ca­be des­ta­car que en Switch Sound Mu­sic, Mauricio Arria­ga com­pu­so el te­ma “Só­lo qué­da­te en si­len­cio”, de la te­le­no­ve­la “Re­bel­de”. Es­ta can­ción se gra­bó en in­glés y por­tu­gués, tras­cen­dien­do a ni­vel mun­dial tras el éxi­to del pro­gra­ma de te­le­vi­sión. “La­lo y yo nos co­no­ci­mos en la Aca­de­mia de Mú­si­ca Fer­mat­ta y des­de en­ton­ces que­ría­mos desa­rro­llar nues­tro es­tu­dio. Hoy, Switch Sound Mu­sic es el re­sul­ta­do de nues­tros sue­ños, tan­to el de Eduardo co­mo el mío. Ha si­do una ex­pe­rien­cia in­creí­ble y hoy es­ta­mos muy con­ten­tos. To­do em­pe­zó en 1993, en mi re­cá­ma­ra, en la ca­sa de mis pa­pás, don­de mon­ta­mos un es­tu­dio, mi clo­set era la ca­bi­na y a pe­sar de no te­ner re­cur­sos, uti­li­za­mos to­do lo que po­día­mos y nos fun­cio­nó. Em­pe­za­mos gra­ban­do con Adat, des­pués usa­mos Pro Tools, ta­pa­mos la ven­ta­na de mi re­ca­ma­ra con ma­te­rial ais­lan­te de rui­do, que fue to­da una ex­pe­rien­cia, y de re­pen­te es­tá­ba­mos en una en­tre­ga de pre­mios La­tin Grammy y otras ce­re­mo­nias. No hay pa­la­bras pa­ra des­cri­bir­lo”, men­cio­na Mauricio Arria­ga. En el mis­mo sen­ti­do, Eduardo Mur­guía co­men­ta: “Lle­va­mos quin­ce años for­mal­men­te y en es­te tiem­po he­mos apren­di­do mu­cho, creo que nun­ca se de­ja de apren­der. He­mos te­ni­do la for­tu­na de no só­lo ha­cer pro­duc­cio­nes, sino que tam­bién com­po­ner, y es­to es en lo que más nos he­mos en­fo­ca­do, he­mos lo­gra­do crear te­mas exi­to­sos y co­lo­ca­mos un sen­ci­llo en los pri­me­ros lu­ga­res ca­da año, lo que no se lo­gra fá­cil­men­te”. En­tre los pre­mios que ha re­ci­bi­do es­tos ta­len­to­sos ar­tis­tas des­ta­can tre­ce pre­mios ASCAP (Ame­ri­can So­ciety of Com­po­sers, Aut­hors and Pu­blis­hers, por sus si­glas en in­glés), pre­mios Ju­ven­tud, pre­mios Lo Nues­tro, pre­mios SACM (So­cie­dad de Au­to­res y Com­po­si­to­res de Mé­xi­co), pre­mios Bil­board, La­tin Grammy y el pre­mio Gran Maes­tro.

El es­tu­dio de los com­po­si­to­res

Ubi­ca­do en la zo­na de San Án­gel, al sur de la Ciu­dad de Mé­xi­co, el es­tu­dio Switch Sound Mu­sic, es un es­pa­cio ade­cua­do y prác­ti­co. Cuen­ta con una ca­bi­na pa­ra rea­li­zar to­do lo que res­pec­ta a la pro­gra­ma­ción, arre­glos y to­do aque­llo re­fe­ren­te a las ideas de pro­duc­ción, un cuar­to de mú­si­cos y el con­trol room. El equi­po de tra­ba­jo se con­for­ma por tres arre­glis­tas y tie­nen una es­ta­ción por­tá­til, lo que per­mi­te lle­gar con una compu­tado­ra y co­nec­tar­se a to­do el es­tu­dio, de for­ma que lo que se ha­ya he­cho en él se pue­de ba­jar en una es­ta­ción o bien lo que se ha­ya he­cho en otro lu­gar se pue­de ba­jar en el lu­gar. “Nues­tro es­tu­dio se con­vir­tió en un re­fu­gio mu­si­cal. Era y es el si­tio don­de po­de­mos idear com­po­si­cio­nes o ha­cer mú­si­ca y lo lo­gra­mos. Cuan­do te­nía­mos ese es­tu­dio en ca­sa de Mau, año­rá­ba­mos un es­tu­dio gran­de y con mu­cho equi­po, pe­ro aho­ra con to­do lo que ha pa­sa­do, en­ten­di­mos que no es el ta­ma­ño o ca­pa­ci­dad, sino la fun­cio­na­li­dad”, ex­pre­sa Eduardo Mur­guía.

Si bien Eduardo y Mauricio es­tán más en­fo­ca­dos en la com­po­si­ción, la par­te de pro­duc­ción es tam­bién re­co­men­da­ble. Las pro­duc­cio­nes que se rea­li­zan en Switch Sound Mu­sic tie­ne el es­ti­lo y to­que ar­te­sa­nal; no hay fór­mu­la me­cá­ni­ca o úni­ca, tam­po­co hay un sis­te­ma que ri­ge lo que se ha­rá o no. Al re­ci­bir un pro­yec­to, se em­pie­za des­de ce­ro, se pla­ti­ca e in­ter­ac­túa con el clien­te y se le brin­da con­se­je­ría, otor­gán­do­le to­do el apo­yo ne­ce­sa­rio que me­jor cu­bra las ne­ce­si­da­des u ob­je­ti­vos del mú­si­co”. “Te­ne­mos una gran ven­ta­ja que es­ta ca­rre­ra nos brin­da, ya que po­de­mos mez­clar com­po­si­ción y la pro­duc­ción en nues­tro es­tu­dio. El es­pec­tro de la mú­si­ca es muy am­plio, po­de­mos ha­cer te­mas pa­ra ra­dio, te­le­vi­sión, ci­ne y pu­bli­ci­dad, lo que nos en­ri­que­ce y fa­vo­re­ce a nues­tros clien­tes”, agre­ga Mauricio.

La com­po­si­ción

El re­co­no­ci­mien­to que se han ga­na­do Eduardo Mur­guía y Mauricio Arria­ga co­mo com­po­si­to­res es un lo­gro que han co­se­cha­do año con año. Su pri­mer te­ma no­mi­na­do a un Grammy fue “Con­tra viento y ma­rea”, in­ter­pre­ta­do por In­to­ca­ble. La se­gun­da no­mi­na­ción pa­ra es­tos pre­mios fue con la can­ción “Por amar­te”, in­ter­pre­ta­da por Pe­pe Aguilar; no obs­tan­te, el éxi­to lle­gó con la can­ción “Só­lo qué­da­te en si­len­cio”, de la te­le­no­ve­la Re­bel­de, te­ma que se tra­du­jo al por­tu­gués e in­glés. “Tu­ve la for­tu­na de com­po­ner es­ta can­ción, don­de lo­gré ex­pre­sar lo que que­ría. Des­de que co­mien­zo a com­po­ner me gus­ta crear ese am­bien­te de ins­pi­ra­ción. Uti­li­zo una gui­ta­rra cuan­do com­pon­go y La­lo un piano, es una gran ex­pe­rien­cia. Pien­so en la his­to­ria, ima­gino la me­lo­día con la le­tra al mis­mo tiem­po y es ahí don­de em­pie­za la ma­gia”, ex­pre­sa Mauricio.

En el mis­mo sen­ti­do, Eduardo Mur­guía co­men­ta: “He­mos ad­qui­ri­do ex­pe­rien­cia y pe­ri­cia pa­ra los tiem­pos y pro­ce­sos que se lle­van a ca­bo en te­le­vi­sión, sa­be­mos dón­de tie­nen que es­tar los te­mas, es in­tere­san­te y dis­tin­to a lo que se rea­li­za en otros me­dios. Nues­tro pro­ce­so de com­po­si­ción no es fá­cil, re­quie­re tiem­po, es­pa­cio, se­re­ni­dad y emo­ti­vi­dad. Am­bos bus­ca­mos crear una ver­sión me­jo­ra­da de la pro­pues­ta de ca­da uno, la que no nos gus­ta se desecha, no re­ci­cla­mos nin­gu­na com­po­si­ción”, afir­ma Eduardo Mur­guía. Eduardo Mur­guía y Mauricio Arria­ga son re­co­no­ci­dos com­po­si­to­res y pro­duc­to­res que han sa­bi­do ac­tuar en los di­ver­sos cam­pos de ac­ción que brin­da la in­dus­tria de la mú­si­ca. Con su es­tu­dio Switch Sound Mu­sic han lo­gra­do po­si­cio­nar­se co­mo una op­ción crea­ti­va, pro­fe­sio­nal y di­ná­mi­ca en lo que res­pec­ta a la pro­duc­ción y com­po­si­ción mu­si­cal en nues­tro país. Si bien tie­nen ma­yor ex­pe­rien­cia desa­rro­llan­do mú­si­ca pa­ra te­le­vi­sión, no es­tán ce­rra­dos a la rea­li­za­ción de pro­duc­ción de ál­bu­mes o ma­te­ria­les dis­co­grá­fi­cos, así co­mo pa­ra pu­bli­ci­dad, ra­dio u otros me­dios. Switch Sound Mu­sic tie­ne sus puer­tas abier­tas pa­ra to­do aquel in­tere­sa­do en crear, desa­rro­llar y echar a an­dar su pro­yec­to en cual­quier pla­ta­for­ma. Cuen­tan con los re­cur­sos hu­ma­nos y téc­ni­cos pa­ra lo­grar el ob­je­ti­vo que se plan­tee y de no te­ner­lo, se pro­po­ne pa­ra lle­var­lo a ca­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.