Pa­ra Cros­fit

Sport Life (México) - - Fitness -

Pos­tu­ra de la si­la (Ut­ka­ta­na­sa­na )

La pos­tu­ra de la si­lla in­cre­men­ta el tra­ba­jo de los miem­bros in­fe­rio­res con­tri­bu­yen­do a de­jar li­bres el tron­co y la pel­vis cuan­do la par­te su­pe­rior del cuer­po es­tá tra­ba­jan­do, ade­más de ac­ti­var el sue­lo pél­vi­co. En un cuer­po sano, el au­men­to del es­fuer­zo en las pier­nas se re­fle­ja en una dis­mi­nu­ción de las ten­sio­nes lum­ba­res y cos­ta­les. Sin em­bar­go, si los múscu­los de las ca­de­ras y la pel­vis se acor­tan, és­ta que­da­rá “se­cues­tra­da” por ellos. Por eso, en es­ta ver­sión te pro­po­ne­mos mo­ver la pel­vis mien­tras con­ser­vas la pos­tu­ra pa­ra ayu­dar­la a li­be­rar­se.

Pro­fun­di­za en la ba­ja­da en tan­to sien­tas que los ta­lo­nes aún apo­yan y las ro­di­llas no se que­jan ni lle­gan a los 90 grados. No es una sen­ta­di­lla, que­re­mos sen­tir qué pasa cuan­do activas los múscu­los de las pier­nas, no en­tre­nar­los.

Una vez en la pos­tu­ra, mue­ve la pel­vis ha­cia de­lan­te y atrás sa­can­do los glú­teos y es­con­dién­do­los con mo­vi­mien­tos sua­ves y lar­gos. Mue­ve la pel­vis sin des­pla­zar­la, ar­quean­do y re­don­dean­do la zo­na lum­bar tan­to co­mo te sea po­si­ble.

Ten cui­da­do con la po­si­ción de las ma­nos, de­ben per­mi­tir que los hom­bros es­tén có­mo­dos y ali­nea­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.