SI SA­BES FRE­NAR, SA­BES HA­CER DOWN­HILL

Sport Life (México) - - Oxígeno | Outdoor -

No ha­ce fal­ta lle­var los fre­nos más po­ten­tes del mer­ca­do, sino sa­ber usar los que tie­nes. Por la in­cli­na­ción del te­rreno en las ba­ja­das, la rue­da de­lan­te­ra tie­ne más pe­so que la tra­se­ra y, por tan­to, ma­yor po­ten­cia de fre­na­do. Com­pen­sa es­ta di­fe­ren­cia de pe­so en­tre llan­tas echan­do el cuer­po lo más atrás que pue­das pa­ra dar una ma­yor po­ten­cia de fre­na­do al freno tra­se­ro y equi­li­brar así la de­ten­ción. No uses so­la­men­te es­te freno tra­se­ro, ya que la tra­se­ra pa­ti­na y pue­des per­der el con­trol de la bi­ci­cle­ta. So­lo en tra­mos muy em­pi­na­dos es don­de de­bes desis­tir de usar el de­lan­te­ro por pe­li­gro de cla­va­da de la rue­da. Al prin­ci­pio, lo más pro­ba­ble es que pa­res con fre­cuen­cia y des­cu­bras que esas de­ten­cio­nes sú­bi­tas no ha­cen más que lan­zar­te con­tra el sue­lo. Uti­li­za los fre­nos tra­se­ros pa­ra aco­mo­dar la bi­ci y re­gu­lar la ve­lo­ci­dad. El freno de­lan­te­ro se usa con mu­cha su­ti­le­za, es­pe­cial­men­te en las cur­vas o ba­ja­das de­ma­sia­do em­pi­na­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.