¿QUE SE NE­CE­SI­TA PA­RA PER­DER GRA­SA?

En el día tres del #Re­to100Dias, Ma­ye y Ma­rio acu­die­ron a su pri­me­ra ci­ta en Health On, el cen­tro de nu­tri­ción que se­rá el en­car­ga­do de po­ner a tono, en lo que A há­bi­tos ali­men­ti­cios se re­fie­re, a los ganadores del

Sport Life (México) - - Diagnóstico Salud - #Re­to100Dias. Por: Ja­siel Ma­rít­nez / Fotos: Jorge Gu­tié­rrez

Health On es una clí­ni­ca de nu­tri­ción in­te­gral, ca­rac­te­ri­za­da por con­tar con nu­trió­lo­gas es­pe­cia­lis­tas y heath coaches a su vez, que mo­ti­va a to­das las per­so­nas a lo­grar sus me­tas y la me­jor ver­sión de ellas mis­mas, no so­lo en­fo­ca­do en pér­di­da de pe­so, sino en me­jo­rar su sa­lud y ca­li­dad de vi­da, y a en­con­trar un equi­li­brio men­te-cuer­po pa­ra fa­vo­re­cer to­do cuan­to se pro­pon­gan y pue­da ser im­pul­sa­do por un coaching ali­men­ta­rio. La nu­trió­lo­ga que los guia­rá es Ale­jan­dra To­le­do, es­pe­cia­lis­ta en sa­lud di­ges­ti­va, sen­si­bi­li­da­des ali­men­ta­rias y ge­né­ti­ca aplicada al de­por­te. “Prin­ci­pal­men­te los pa­cien­tes que veo son per­so­nas que quie­ren per­der pe­so o tie­nen pro­ble­mas di­ges­ti­vos muy mar­ca­dos, co­mo co­li­tis o gas­tri­tis, y en­fer­me­da­des au­to­in­mu­nes. La me­jor ma­ne­ra de ayu­dar­los es cam­biar su ali­men­ta­ción pa­ra me­jo­rar su sa­lud y guiar­los pa­ra lo­grar su me­tas de pe­so”, co­men­ta. Sus años de ex­pe­rien­cia, jun­to con el am­plio co­no­ci­mien­to que po­see, se­rán pri­mor­dial pa­ra que Ma­ye lo­gre mar­car su ab­do­men y Ma­rio per­der pe­so.

En una per­so­na que tie­ne há­bi­tos ali­men­ti­cios no tan bue­nos, lo pri­me­ro es de­tec­tar qué ti­po de die­ta es­tá lle­van­do y la pri­me­ra re­co­men­da­ción es li­mi­tar el con­su­mo de pro­duc­tos in­dus­tria­li­za­dos. Sue­na tri­lla­do el te­ma, pe­ro la reali­dad es que el cuer­po es­tá he­cho pa­ra fun­cio­nar con ali­men­tos na­tu­ra­les. Y en mu­chas oca­sio­nes el error tam­bién es­tá en las can­ti­da­des que se con­su­me. Una vez de­tec­ta­dos esos pro­duc­tos, se pro­po­nen op­cio­nes más sa­lu­da­bles. Por ejem­plo, en vez de op­tar por un pan de ca­ja pre­fie­re un bo­li­llo; cam­bia un néctar em­bo­te­lla­do por un li­cua­do de fru­tas y ver­du­ras, etc. El si­guien­te pa­so es ver có­mo es­tán dis­tri­bui­das las pro­teí­nas, las gra­sas y los car­bohi­dra­tos. “Ca­da per­so­na es dis­tin­ta. Po­dría ana­li­zar a unos ge­me­los y, pe­se a te­ner al­tu­ra y pe­so idén­ti­cos, no reac­cio­nan de la mis­ma for­ma a los mis­mos ali­men­tos. Por ello es que en el ca­so de Ma­rio y Ma­ye, to­do de­pen­de­rá de sus ne­ce­si­da­des par­ti­cu­la­res”, co­men­ta la nu­trió­lo­ga so­bre el Re­to. Una per­so­na que desea per­der gra­sa de­be li­mi­tar los car­bohi­dra­tos, prin­ci­pal­men­te los re­fi­na­dos co­mo los pa­nes, las ha­ri­nas y pas­tas. ¿Cuá­les sí? Fru­tas, tu­bércu­los, le­gu­mi­no­sas. Ade­más de au­men­tar el por­cen­ta­je de pro­teí­na, no ne­ce­sa­ria­men­te ani­mal, se pue­de op­tar por la ve­ge­tal; in­clu­yen­do ger­mi­na­dos, al­gas, le­gu­mi­no­sas, ve­ge­ta­les co­mo los cru­cí­fe­ros, y así lo­grar un equi­li­brio en­tre pro­teí­nas y car­bohi­dra­tos. En cuan­to a las gra­sas, lo más re­co­men­da­ble en un plan de pér­di­da de pe­so son las ve­ge­ta­les co­mo el agua­ca­te, las nue­ces, las al­men­dras, el co­co, en­tre otros; ellos apor­ta­rán los nu­trien­tes re­que­ri­dos por el pa­cien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.