OBLI­GA CRU­CE MA­SI­VO A ME­JO­RAR MU­RO

Re­pa­ra­cio­nes del cer­co me­tá­li­co en San Luis, Ari­zo­na, se ha­cen de­pen­dien­do las ne­ce­si­da­des, no por po­lí­ti­ca, sos­tie­ne je­fe Por­va­nizk

Tribuna de San Luis - - Portada - TEX­TO Y FO­TOS: CA­TA­LI­NA NAVARRO

Agen­tes de la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za de Yu­ma re­em­pla­za­rán unas 28 mi­llas del mu­ro me­tá­li­co pri­ma­rio que des­de 1990 se cons­tru­yó en­tre la fron­te­ra de San Luis, Ari­zo­na y San Luis Río Co­lo­ra­do, So­no­ra, re­ve­ló el je­fe del sec­tor, Ant­hony Por­vaz­nivk.

SAN LUIS, Ari­zo­na.- Agen­tes de la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za de Yu­ma re­em­pla­za­rán unas 28 mi­llas del mu­ro me­tá­li­co pri­ma­rio que des­de 1990 se cons­tru­yó en­tre la fron­te­ra de San Luis, Ari­zo­na y San Luis Río Co­lo­ra­do, So­no­ra, re­ve­ló el je­fe del sec­tor, Ant­hony Por­vaz­nivk.

En un re­co­rri­do por la zo­na a re­por­te­ros de es­ta ca­sa edi­to­rial, el je­fe sec­to­rial de la agen­cia fe­de­ral que vi­gi­la des­de los lí­mi­tes en­tre Los Al­go­do­nes, Ba­ja Ca­li­for­nia y An­dra­de, Ca­li­for­nia, has­ta las áreas de San Luis, Yu­ma, Well­ton y Blyt­he, Ari­zo­na, con San Luis Río Co­lo­ra­do, So­no­ra, sos­tu­vo que las me­jo­ras no se rea­li­zan a la par de las de­ci­sio­nes po­lí­ti­cas, sino por la ne­ce­si­dad de ca­da zo­na de res­pon­sa­bi­li­dad y más aho­ra que ha au­men­ta­do a más de 200% el cru­ce de in­do­cu­men­ta­dos.

“Se han he­cho re­pa­ra­cio­nes del mu­ro des­de ha­ce mu­chos años, co­mo en 2015 se hi­zo una me­jo­ra de unas 2 mi­llas en la zo­na pea­to­nal del puer­to de en­tra­da (don­de se co­lo­có alam­bre de púas en la par­te su­pe­rior), pe­ro eso fue an­tes de que es­ta ad­mi­nis­tra­ción ac­tual co­men­za­ra ges­tio­nes, lo que prue­ba que no­so­tros no nos in­vo­lu­cra­mos en po­lí­ti­ca, sino que re­co­men­da­mos ac­cio­nes ba­sa­dos en nues­tras ne­ce­si­da­des”.

Los re­cien­tes arres­tos ma­si­vos de in­do­cu­men­ta­dos, ma­yor­men­te de Gua­te­ma­la, El Sal­va­dor y Hon­du­ras, co­mo el de 449 re­gis­tra­dos en­tre el mar­tes y miér­co­les pa­sa­dos quie­nes ca­va­ron por de­ba­jo del mu­ro, re­cor­dó, son una cons­tan­te for­ma de dar­se cuen­ta de las ca­ren­cias de ba­se só­li­da en la cer­ca.

Di­jo que el úl­ti­mo di­se­ño del mu­ro tie­ne un gro­sor de 2 pies y de 6 a 8 pies de pro­fun­di­dad, pe­ro no cuen­ta con ce­men­to en la ba­se, por lo que se ha­ce fá­cil qui­tar la are­na, ade­más mi­de 12 pies, lo que han lo­gra­do tre­par, por ello se quie­re co­lo­car uno de 30 pies, co­mo el que ac­tual­men­te hay en Ca­le­xi­co, Ca­li­for­nia.

CAM­PA­ÑA

“Lo que que­re­mos es que los que quie­ren brin­car se des­ani­men y evi­tar que, pri­me­ro co­me­tan un cri­men, por­que re­cien­te­men­te el Pre­si­den­te emi­tió una or­den eje­cu­ti­va don­de in­di­ca que quien ven­ga a pe­dir asi­lo a Es­ta­dos Uni­dos y se in­tro­duz­ca al país de ma­ne­ra ile­gal no se le otor­gue, así co­mo im­pe­dir que se le­sio­nen al in­ten­tar­lo”.

Más de 90% de las uni­da­des fa­mi­lia­res de­te­ni­das se rin­de a los pa­tru­lle­ros y di­cen ve­nir bus­can­do asi­lo, ex­pu­so y en el año fis­cal ac­tual se re­gis­tra­ron 125 per­so­nas con he­ri­das des­de frac­tu­ras, lu­xa­cio­nes, la­ce­ra­cio­nes y otras, de­ri­va­das de caí­das des­de los 12 pies que mi­de ac­tual­men­te el mu­ro.

En es­ta se­ma­na se reunie­ron con cón­su­les de Mé­xi­co, Hon­du­ras, Gua­te­ma­la y El Sal­va­dor, pa­ra em­pren­der una cam­pa­ña pre­ven­ti­va en sus paí­ses y evi­tar que más cen­troa­me­ri­ca­nos in­ten­ten cru­zar de ma­ne­ra ile­gal, “pues si la ma­ne­ra más se­gu­ra y ade­cua­da es yen­do a los puer­tos de en­tra­da”.

OTRAS NE­CE­SI­DA­DES

Ac­tual­men­te el sec­tor Yu­ma es­tá in­te­gra­do

por unos 800 agen­tes y Por­vaz­nik ya so­li­ci­tó que se au­men­te a 1 mil 200, pues 30% de su equi­po tie­ne que ela­bo­rar los ali­men­tos de los in­do­cu­men­ta­dos, lle­var­los al hos­pi­tal, ade­más de pro­ce­sar­los.

Asi­mis­mo, an­te arres­tos ma­si­vos se des­ti­na más tiem­po, pues la ca­pa­ci­dad de los au­to­bu­ses de la agen­cia es 47 per­so­nas, lo cual ge­ne­ra más via­jes en un so­lo día pa­ra trans­por­tar­los úni­ca­men­te a la es­ta­ción, “sin con­tar el tiem­po que se des­ti­na a lle­var­los

al hos­pi­tal”.

Más de 9 mil ho­ras hom­bre se han des­ti­na­do en es­te año fis­cal, de he­cho en ac­ti­vi­da­des más allá de vi­gi­lan­cia, ras­treo y arres­tos de in­do­cu­men­ta­dos y de nar­co­tra­fi­can­tes.

Ex­ter­nó que en fe­bre­ro co­men­za­rán el re­em­pla­zo del cer­co fron­te­ri­zo, pe­ro es­pe­ran que, le­yen­do es­to los tra­fi­can­tes de hu­ma­nos, se­pan que las ac­cio­nes pa­ra de­te­ner­los se rea­li­zan siem­pre.

Ca­ta­li­na Navarro

Es­ca­le­ras “he­chi­zas” que uti­li­za­ron pa­ra tre­par in­do­cu­men­ta­dos: Tu­bos con va­ri­llas sol­da­das y un gan­cho en los ex­tre­mos pa­ra col­gar­se en el cer­co.

Vi­gi­lan­tes siem­pre cuen­tan con lo bá­si­co, agua y al­gu­nos ali­men­tos pa­ra los in­do­cu­men­ta­dos.

El je­fe Por­vaz­nik mos­tró que la es­truc­tu­ra pri­ma­ria del cer­co fron­te­ri­zo se ha te­ni­do que “par­char” y re­pa­rar, co­mo la ba­se don­de ca­va­ron los 449 in­do­cu­men­ta­dos que cru­za­ron es­ta se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.