LO QUE PU­DO SER

EN LA PRI­MA­VE­RA DE 1996, EL MA­NE­JA­DOR DE LOS ÁGUILAS ES­TU­VO CER­CA DE IR A LOS YAN­KEES POR EL HIS­TÓ­RI­CO CERRADOR DE NUE­VA YORK

Tribuna de San Luis - - Deportes - GIL­BER­TO GIRÓN

El in­vierno y el ini­cio de la pri­ma­ve­ra son co­no­ci­dos co­mo el beis­bol de es­tu­fa, es­pa­cio en el que los equi­pos de las Gran­des Li­gas pac­tan cam­bios y los agen­tes li­bres en­cuen­tran nue­vos des­ti­nos.

Trans­cu­rría la pri­ma­ve­ra de 1996 y el ac­tual ma­ne­ja­dor de los Águilas de Me­xi­ca­li, el do­mi­ni­cano Fé­lix Fer­mín, es­tu­vo cer­ca de ser par­te de un cam­bio que pu­do dar­le un gi­ro a la his­to­ria del beis­bol co­mo lo co­no­ce­mos aho­ra.

Fer­mín, en aquel tiem­po con los Ma­ri­ne­ros de Seattle, es­ta­ba en su no­veno año en la gran car­pa y los Yan­kees es­ta­ban dis­pues­tos a rea­li­zar un cam­bio por un no­va­to que no lo ha­bía he­cho muy bien un año atrás, Mariano Ri­ve­ra.

“En ese mo­men­to yo su­frí una le­sión, por eso fue que no pa­sé a los Yan­kees, pe­ro ya me ha­bían in­for­ma­do que era po­si­ble que me fue­ra, pe­ro pa­re­ce que para los Yan­kees y Dios, no qui­so que yo fue­ra cam­bia­do por un po­si­ble­men­te Sa­lón de la Fa­ma”, di­jo Fé­lix Fer­mín.

El pa­na­me­ño Ri­ve­ra ve­nía de una tem­po­ra­da de no­va­to en 1995 en la que de­jó mar­ca de 5-3 con una efec­ti­vi­dad de 5.51 en ca­rre­ras lim­pias per­mi­ti­das, to­do en 19 jue­gos, diez de ellos co­mo abri­dor.

Otro de los fac­to­res que im­pul­só a que la di­rec­ti­va de los Yan­kees se en­tu­sias­ma­ra con el cam­bio, era que los ju­ga­do­res de cua­dro, Tony Fer­nán­dez y Pat Kelly, se ha­bían le­sio­na­do y las es­pe­ran­zas que­da­ban de­po­si­ta­das en otro no­va­to de nom­bre De­rek Je­ter, quien ha­bía de­bu­ta­do en la tem­po­ra­da an­te­rior.

Je­ter ape­nas vio ac­ción 15 jue­gos en la tem­po­ra­da 1995 con do­ce im­pa­ra­bles, sie­te ca­rre­ras re­mol­ca­das y cin­co ano­ta­das.

El cam­bio pa­re­cía in­mi­nen­te, pe­ro la gen­te de Nue­va York ya es­ta­ba com­pro­me­ti­da por su pros­pec­to Je­ter y ter­mi­na­ron por con­ven­cer en una reunión al dueño, Geor­ge Stein­bren­ner de que­dar­se con el pa­ra­cor­to.

Au­na­do a eso, la le­sión de Fé­lix Fer­mín ter­mi­nó por evi­tar el cam­bio que pu­do lle­var a Mariano Ri­ve­ra a los Ma­ri­ne­ros de Seattle. “Yo su­frí una le­sión de la que ya no pu­de re­gre­sar más que dos cam­pa­ñas, pe­ro son co­sas de Dios y me sen­tí bas­tan­te bien, no so­la­men­te por Mariano, yo fui cam­bia­do tam­bién por Omar Viz­quel, otro que pu­die­ra lle­gar al Sa­lón de la Fa­ma”.

Al fi­nal de cuen­tas, la tem­po­ra­da de 1996 fue la úl­ti­ma de Fé­lix Fer­mín en las Gran­des Li­gas, pe­ro en lu­gar de ha­cer con el tra­je de ra­yas, lo hi­zo con los Ca­cho­rros de Chica­go.

Fue­ron diez años para el do­mi­ni­cano el me­jor beis­bol del mun­do en los que acu­mu­ló 903 jue­gos con 207 ca­rre­ras pro­du­ci­das, 294 ano­ta­das y 718 hits.

FÉ­LIX FER­MÍN MA­NA­GER DE ÁGUILAS

“Si Dios me dio la opor­tu­ni­dad de du­rar diez años en el me­jor beis­bol del mun­do, me sien­to muy com­pla­ci­do”.

@MLB

1996 ter­mi­nó por ser el úl­ti­mo año de Fer­mín en la MLB. /

@MLB

Mariano Ri­ve­ra pa­só a con­ver­tir­se en una de las le­yen­das de los Yan­kees, ga­nan­do 5 ve­ces el anillo de la Se­rie Mun­dial. /

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.