Cán­cer

Su fa­mi­lia y ho­gar son lo más im­por­tan­te. Son sim­pá­ti­cos y em­pá­ti­cos, dis­fru­tan com­par­tir con ami­gos.

TVNotas Especial Horoscopos - - Signos Occidentales -

LE GUS­TA:

El ar­te.

Hob­bies en el ho­gar. Re­la­jar­se en el agua. Ayu­dar a sus se­res que­ri­dos.

Una ri­ca co­mi­da con los ami­gos.

LE DISGUSTA:

Los ex­tra­ños.

Las crí­ti­cas de ma­má. Re­ve­lar de­ta­lles de su vi­da per­so­nal.

La emo­ción es fuer­te pa­ra es­te signo y cuan­do se tra­ta de su fa­mi­lia y el ho­gar, na­da es más im­por­tan­te. Es sim­pá­ti­co y em­pá­ti­co. "De­vo­ción” es la pa­la­bra cla­ve pa­ra es­te signo. Es tra­di­cio­nal y ma­ter­nal; son ex­ce­len­tes pa­dres. La trans­mi­sión de his­to­rias a la si­guien­te ge­ne­ra­ción es su pa­sa­tiem­po fa­vo­ri­to. Pre­fie­re las ac­ti­vi­da­des ho­ga­re­ñas en vez de sa­lir a la ca­lle; dis­fru­ta com­par­tir con ami­gos a quie­nes les gus­te ju­gar car­tas o ce­nar en ca­sa. ES EX­CE­LEN­TE EN­FER­ME­RO, AMA DE LLA­VES, JAR­DI­NE­RO,

PE­RIO­DIS­TA O PO­LÍ­TI­CO

Es di­fí­cil de en­ten­der. Es ex­ce­len­te co­mo en­fer­me­ro, ama de lla­ves, jar­di­ne­ro, pe­rio­dis­ta o po­lí­ti­co. La ne­ce­si­dad de sen­tir que es­tá ha­cien­do una di­fe­ren­cia so­cial le es esen­cial pa­ra sen­tir­se rea­li­za­do. El di­ne­ro le vie­ne con fa­ci­li­dad, no gas­ta de más.

“Yo sien­to” es su fra­se cla­ve, y es evi­den­te cuan­do se tra­ta de amor. Es tierno y gen­til, se mues­tra sen­si­ble con sus

aman­tes. Ama fá­cil­men­te y eli­ge a un buen com­pa­ñe­ro que lo pue­da en­ten­der.

LES EN­CAN­TAN LOS NI­ÑOS Y CUAN­DO SE CASAN LO

HA­CEN DE POR VI­DA Des­afor­tu­na­da­men­te, las pa­re­jas o so­cios su­per­fi­cia­les y ex­tre­ma­da­men­te am­bi­cio­sos no le van bien a es­te signo. Es un so­cio de­di­ca­do en su tra­ba­jo. A los Cán­cer les en­can­tan los ni­ños y cuan­do se casan lo ha­cen de por vi­da. LAS ZO­NAS VUL­NE­RA­BLES DE SU CUER­PO SON PE­CHO, ES­TÓ­MA­GO Y LA PAR­TE SU­PE­RIOR DEL HÍ­GA­DO Las zo­nas anató­mi­cas de su cuer­po más vul­ne­ra­bles son pe­cho, es­tó­ma­go y la par­te su­pe­rior del hí­ga­do. Su as­tro re­gen­te es la Lu­na, que go­bier­na los ins­tin­tos, es­ta­dos de áni­mo, in­tere­ses per­so­na­les, cre­ci­mien­to, ne­ce­si­dad de to­car, con­cien­cia y fer­ti­li­dad. Es muy sexy, por eso siem­pre se dis­fru­ta co­mo pa­re­ja amo­ro­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.