PRO­NÓS­TI­CO DE ESCORPIÓN MES A MES

TVNotas Especial Horoscopos - - Signos Occidentales -

Enero EM­PE­ZA­RÁS EL AÑO CON BUEN TRA­BA­JO; AMOR CON CE­LOS Y CANITAS AL AI­RE

Co­men­za­rás el año con em­pleo y bue­nos pro­yec­tos. Si deseas cam­biar de tra­ba­jo, se­rá el año per­fec­to.

Se da­rá un buen año fi­nan­cie­ro y pe­di­rás au­men­to de suel­do; te lo da­rán, pe­ro no se­rá mu­cho. Pensarás en un ne­go­cio ren­ta­ble y sal­drá bien.

Si es­tás en pa­re­ja, po­drán ha­ber sos­pe­chas y ce­los, ya sea por ti o por el otro; pe­ro no es co­mo pa­ra preo­cu­par­se.

Se­rá un año con mu­cha car­ga la­bo­ral y tu cuer­po lo re­sen­ti­rá. Te pro­me­te­rás que es el úl­ti­mo año así, pe­ro no se­rá ver­dad.

Ha­brá buen se­xo, por­que ade­más an­da­rás muy sen­sual y con mu­chas ga­nas de vi­vir al má­xi­mo el pla­cer. Si tu pa­re­ja no es­tá cer­ca to­do el tiem­po, te echa­rás canitas al ai­re.

Ju­lio CON­TRA­TIEM­POS LA­BO­RA­LES LLE­GA­RÁN INESPERADAMENTE, PE­RO PO­DRÁS CON TO­DO

No se­rá un mes fá­cil; ha­brá mar­chas for­za­das, ten­sión y ce­los pro­fe­sio­na­les, pe­ro triun­fa­rás.

El di­ne­ro no se­rá tu pro­ble­ma, sino la fal­ta de tiem­po.

Lle­va­rás tus cuen­tas al día y lo­gra­rás un pa­tri­mo­nio.

El amor de pa­re­ja, ami­gos y fa­mi­lia se­rá tu so­por­te, pues te sen­ti­rás fuer­te pa­ra aguan­tar las inclemencias que trae­rá el tra­ba­jo. El amor es­ta­rá en un ex­ce­len­te mo­men­to.

Ten­drás que con­tro­lar­te por es­tar en la zo­na de tra­ba­jo y no po­der

ex­plo­tar; eso pue­de in­fla­mar tu hí­ga­do y trae­rá do­lo­res de ca­be­za.

Ha­brá buen se­xo, aun­que no ten­drán mu­cho tiem­po pa­ra es­tar jun­tos. Qui­zá ha­yan me­nos en­cuen­tros con tu aman­te por el cú­mu­lo la­bo­ral, pe­ro los dis­fru­ta­rás con to­da pa­sión.

Fe­bre­ro PO­DRÁS LO­GRAR RE­LA­CIO­NES LAR­GAS Y SÓ­LI­DAS; VAL­DRÁ LA PE­NA COM­PRO­ME­TER­TE

Ha­brán pri­sas y ho­ra­rios tre­men­dos en el tra­ba­jo, pues no to­dos ha­rán su la­bor y afec­ta­rán la tuya; sal­va­rás la si­tua­ción, pe­ro no se­rá na­da fá­cil.

El di­ne­ro se­rá bon­da­do­so es­te año. Ten­drás muy cla­ros tus ob­je­ti­vos eco­nó­mi­cos pa­ra lo­grar ob­te­ner un pa­tri­mo­nio se­gu­ro.

Apro­ve­cha­rás Ve­nus en Ca­pri­cor­nio pa­ra lo­grar re­la­cio­nes lar­gas y só­li­das; val­drá la pe­na com­pro­me­ter­te.

Ya sa­bes de tus do­len­cias y acha­ques. Si es­tás con un mé­di­co, to­do irá me­jor.

Ad­mi­ti­rás que has an­da­do muy man­dón úl­ti­ma­men­te, y pue­de que en el se­xo quie­ras ser do­mi­nan­te y eso te ex­ci­te; prue­ba la sua­vi­dad, es un len­gua­je digno de ex­plo­rar­se.

Agos­to TU CUER­PO APREN­DE­RÁ A SANARSE, REJUVENECERSE Y LI­BE­RAR­SE A TRA­VÉS DEL SE­XO

Se re­la­ja­rá la ten­sión del mes an­te­rior y to­do re­gre­sa­rá a la cal­ma. Te re­or­ga­ni­za­rás rá­pi­da­men­te, siem­pre al man­do.

Ha­brá mu­chos pa­gos por ha­cer y el di­ne­ro pa­re­ce­rá al­can­zar ape­nas, por mo­vi­mien­tos que hi­cis­te.

Con mu­cho amor y pa­cien­cia le ex­pli­ca­rás a tu pa­re­ja có­mo me­jo­rar la re­la­ción. Lo­gra­rás avan­ce y com­pe­ne­tra­ción mu­tua.

Ten­drás me­nos pre­sión; llo­ra­rás y ex­pre­sa­rás tu ra­bia, tris­te­za o mie­do, y así la sa­ca­rás de tu men­te y cuer­po. Dor­mi­rás me­jor, y unas le­ves va­ca­cio­nes te ayu­da­rán.

La en­tre­ga sen­sual se­rá una de­li­cia su­bli­me. Tu cuer­po apren­de­rá a re­vi­ta­li­zar­se y sanarse, a tra­vés del se­xo tán­tri­co.

Mar­zo LO­GRA­RÁS COOPE­RA­CIÓN EN EL TRA­BA­JO; PE­RO ES­TA­RÁS EXI­GEN­TE Y MAN­DÓN EN EL AMOR

Lo­gra­rás ma­yor coope­ra­ción con tu equi­po de tra­ba­jo y en­ten­di­mien­to con je­fes, pe­ro ha­brá cri­te­rios fe­ro­ces qué sor­tear. Se­gui­rá flu­yen­do, aun­que has te­ni­do mu­chos gas­tos de im­pro­vi­so y eso te ten­drá ten­so.

Lle­ga­rá un buen amor­ci­to, pe­ro los ce­los po­drán ha­cer es­tra­gos, o bien, es­ta­rás muy exi­gen­te y man­dón; ¡bá­ja­le 10 ra­yi­tas!

Irás muy ace­le­ra­do y te que­da­rá cla­ro que ni tu cuer­po ni tus ner­vios lo aguan­ta­rán mu­chos más años. Duer­me to­do lo que pue­das, ésa se­rá la cla­ve pa­ra sa­nar.

Ha­brá más ca­li­dad que can­ti­dad de se­xo, por­que am­bos es­tán tra­ba­jan­do o le­jos el uno del otro, pe­ro que­rrás más.

Sep­tiem­bre PO­DRÁS SOBREPASARTE, DESGASTAR TU CUER­PO Y EN­FER­MAR; ¡HA­BRÁ QUE PA­RAR YA!

Lo­gra­rás que to­do se so­lu­cio­ne y se en­tre­gue a tiem­po y en for­ma. Ya no ha­brá pa­cien­cia y pue­de que al­guien del equi­po se va­ya. Ha­brá un via­je lar­go im­por­tan­te por el que has es­ta­do aho­rran­do; pronto lo rea­li­za­rás.

Tu pa­re­ja ne­ce­si­ta­rá que le des mu­cha aten­ción, ter­nu­ra, pa­la­bras de amor y pro­me­sas; pe­ro ha­brá que dar pa­ra re­ci­bir. Qui­zá tus acha­ques vol­ve­rán por­que te has so­bre­pa­sa­do tra­ba­jan­do y mal dur­mien­do; ha­brá que ha­cer un al­to o se­rá mu­cho peor.

A ti que te gus­ta tan­to el se­xo, apro­vé­cha­lo pa­ra mos­trar­le a tu pa­re­ja cuán­to la amas, no só­lo con atre­vi­das pro­pues­tas sen­sua­les, sino con pa­la­bras amo­ro­sas.

Abril APREN­DE A BA­JAR­LE AL ES­TRÉS; HA­BRÁ QUE EVI­TAR ES­TAR TAN IRRI­TA­BLE

Ten­drás mu­chas co­sas que ha­cer y te sen­ti­rás pre­sio­na­do, así se­rá to­do el año; apren­de a ba­jar­le al es­trés. Tra­ta­rás de gas­tar lo me­nos po­si­ble, por­que el mes pa­sa­do te ex­ce­dis­te. Tu quin­ce­na se­gui­rá lle­gan­do pun­tual y pa­ga­rás tus tar­je­tas. ¡Mo­men­to de­ci­si­vo!... o en­tras en diá­lo­go pro­fun­do con la pa­re­ja, o ha­brá rup­tu­ra. Qui­zá ten­drás una ac­ti­tud muy se­ve­ra; ¡cui­da­do! Che­ca tus hor­mo­nas, no es nor­mal que es­tés tan irri­ta­ble y con cam­bios de per­so­na­li­dad tan dra­má­ti­cos. Ne­ce­si­ta­rás ra­tos de me­di­ta­ción, es­pi­ri­tua­li­dad y paz. Jú­pi­ter re­tró­gra­do te me­te­rá en cin­tu­ra y le ba­ja­rás a tu in­ten­si­dad. Lo­gra­rás re­la­jar­te y per­mi­tir­le al otro que se ex­pre­se.

Oc­tu­bre

Te re­la­ja­rás y em­pe­za­rás a de­le­gar y re­po­sar lo más po­si­ble, así lo exi­ge el cuer­po; no pa­sa na­da.

Ha­brá gas­tos en doc­to­res, aná­li­sis y me­di­ci­nas, pe­ro se­rán la me­jor in­ver­sión. Ade­más, co­me­rás co­mo rey.

Tu pa­re­ja se­rá fe­liz de te­ner­te más cer­ca y cui­dar­te. Si es­tás so­lo, ha­brá de dón­de es­co­ger, por­que dos per­so­nas se in­tere­sa­rán en ti al mis­mo tiem­po.

Qui­zá fal­tes al tra­ba­jo por en­fer­me­dad o vi­si­tas al doc­tor; es­to te ha­rá re­fle­xio­nar so­bre un cam­bio en tu vi­da.

No ten­drás mu­chas ga­nas se­xua­les, por ra­zo­nes de sa­lud; pe­ro dor­mir de cu­cha­ri­ta y ver pe­lí­cu­las jun­tos se­rá lo que más gozarás. Los abra­zos de oso y pa­la­bras dul­ces, ayu­da­rán.

Ma­yo LLE­GA­RÁ UNA OPOR­TU­NI­DAD DE ORO LA­BO­RAL Y TE SE­RÁ IM­PO­SI­BLE RE­CHA­ZAR­LA

Ya es­tá muy or­ga­ni­za­do tu equi­po y pro­yec­to en el tra­ba­jo. Lle­ga­rá una mag­ní­fi­ca opor­tu­ni­dad que di­fí­cil­men­te que­rrás re­cha­zar.

Se ni­ve­la­rá tu eco­no­mía; te ase­gu­ra­rás to­do el año con bue­nas en­tra­das y pres­ta­cio­nes. Lo­gra­rás un avan­ce só­li­do y prác­ti­co.

Si es­tás so­lo, se­gu­ro lle­ga­rá al­guien ex­ce­len­te pa­ra ti.

Rom­pe­rás tu ca­pa­ra­zón y per­mi­ti­rás el buen flu­jo amo­ro­so. Se­rás más bon­da­do­so y be­ne­vo­len­te con tu cuer­po, y te lo agra­de­ce­rá con más ener­gía y sa­lud.

Le per­mi­ti­rás al otro ex­pre­sar­se sen­sual­men­te sin que quie­ras lle­var la ba­tu­ta, así te re­la­ja­rás y re­ci­bi­rás pla­cer y amor; unos ma­sa­jes deses­tre­san­tes se­rán ge­nia­les.

No­viem­bre LA AGLOMERACIÓN DE PLA­NE­TAS EN TU CA­SA TRAE­RÁ SOR­PRE­SAS, RE­GA­LOS Y BENDICIONES

To­do me­jo­ra­rá en la zo­na de tra­ba­jo co­mo por ar­te de ma­gia. Ha­brá com­pa­ñe­ris­mo al fin. Jú­pi­ter el be­ne­fac­tor, des­pués de tu cum­plea­ños, te trae­rá re­ga­los mag­ní­fi­cos eco­nó­mi­cos y pre­mios por el tra­ba­jo. Lle­ga­rá di­ne­ro ex­tra.

Nep­tuno te pon­drá mis­te­rio­so, es­pi­ri­tual y re­fle­xi­vo; ha si­do un año amo­ro­so y así te que­rrás que­dar en los bra­zos de tu ama­do. Te pon­drás la co­ra­za de la tor­tu­ga pa­ra que to­do se te res­ba­le, y le sen­ta­rá muy bien a tu sa­lud.

Ya con el cuer­po más sano y re­ju­ve­ne­ci­do, el ape­ti­to se­xual re­gre­sa­rá y se apo­de­ra­rá de tus ins­tin­tos más sen­sua­les. Tu pa­re­ja ten­drá ga­nas de que ten­gas mu­chos or­gas­mos ri­cos.

Ju­nio HA­BRÁ UN PRO­YEC­TO DES­TA­CA­DO QUE TE DA­RÁ FA­MA Y PRES­TI­GIO; SU­BIRÁS DE NI­VEL LA­BO­RAL

Tu co­mu­ni­ca­ción en la zo­na la­bo­ral se­rá ex­ce­len­te, flui­da y ar­mo­nio­sa. Un pro­yec­to se­rá gran­dio­so y bri­lla­rá en tu cu­rrícu­lo con éxi­to.

Es­ta­rás a pun­to de lo­grar la can­ti­dad desea­da pa­ra com­prar, qui­zá un bien raíz o em­pe­zar un ne­go­cio fa­mi­liar; se­rá en es­te se­gun­do se­mes­tre.

Tra­ta­rás de lle­var la fies­ta lo más en paz po­si­ble sin ar­mar pan­chos; fun­cio­na­rá de ma­ra­vi­lla, ha­brá miel y lar­gos be­sos de cho­co­la­te.

Se­rán re­co­men­da­bles los tés re­la­jan­tes pa­ra dor­mir bien. Tus múscu­los ne­ce­si­ta­rán to­ni­ci­dad, es­tí­ra­te to­das las ma­ña­nas.

Pre­gún­ta­le al otro sus fan­ta­sías y ex­pe­ri­mén­ten­las jun­tos. Es­ta­rás ju­gue­tón y ri­sue­ño en el ac­to se­xual, eso ha­rá tu re­la­ción de­li­cio­sa.

Di­ciem­bre CERRARÁS EL AÑO CON EX­CE­LEN­CIA LA­BO­RAL, FA­MA Y PRES­TI­GIO, ASÍ SE­GUI­RÁS HAS­TA 2020

El año pa­sa­do fue muy bueno en lo pro­fe­sio­nal, lo­gran­do fa­ma y pres­ti­gio en tu ra­mo; irás por mu­cho más en és­te.

Las fi­nan­zas irán de ma­ra­vi­lla. Ha­brá bo­nos, agui­nal­dos, re­par­to de uti­li­da­des y otras sor­pre­sas agra­da­bles pa­ra tu bol­si­llo.

Se da­rá un via­je es­pec­ta­cu­lar de pla­cer con tu amor­ci­to e hi­jos, si los tie­nen. Es­ta­rás es­pe­cial­men­te sim­pá­ti­co y de bue­nas.

Ha­brá mu­chas fies­tas, be­bi­das y co­mi­das; tal vez au­men­tes de pe­so. Tra­ta de no co­mer en la ca­lle.

Tu pa­re­ja es­ta­rá muy sa­tis­fe­cha con los en­cuen­tros se­xua­les, y tu pa­sión cre­ce­rá y cre­ce­rá con los años. Cuan­do es­tés de via­je y sin pri­sas, gozarás mu­cho más a tu ser ama­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.