PRO­NÓS­TI­CO DE VIR­GO MES A MES

TVNotas Especial Horoscopos - - Signos Occidentales -

Enero EL AMOR SE PO­DRÁ PRE­SEN­TAR AN­TE TI; CON­FÍA Y ÁBRETE

Con­ti­nua­rás en tu em­pleo, pe­ro si no te ofre­cen su­bir, lo de­ja­rás y ha­lla­rás otro tra­ba­jo rá­pi­da­men­te.

Ha­brás gas­ta­do mu­cho du­ran­te las va­ca­cio­nes, por lo que es­te mes te apre­ta­rás el cin­tu­rón.

Ve­nus en Sa­gi­ta­rio po­dría traer­te ten­sión si te en­cuen­tras so­lo, cues­tio­nán­do­te si lle­ga­rá el amor de tu vi­da.

Deberás re­to­mar la die­ta, ya que co­mis­te y be­bis­te a tus an­chas; ten­drás que vol­ver a ha­cer ejer­ci­cio o ca­mi­nar al me­nos tres ve­ces por se­ma­na.

Si no tu­vie­ras a al­guien, no acep­ta­rás a cual­quie­ra; y si ya con­ta­ras con pa­re­ja es­ta­ble y de tiem­po atrás, ten­drás que reavi­var la fla­ma de la pa­sión.

Ju­lio HA­BRÁ PRE­SIÓN, PE­RO LAS VA­CA­CIO­NES TE DESPEJARÁN

Los due­ños de tu em­pre­sa que­rrán lo­grar gran­des co­sas, pe­ro hu­ma­na­men­te no se­rá po­si­ble y eso te aca­rrea­rá mu­cha pre­sión.

Gas­ta­rás en va­ca­cio­nes, pe­ro se­rán de re­la­ja­ción to­tal. El di­ne­ro flui­rá, só­lo que de­bes ad­mi­nis­trar­lo de me­jor ma­ne­ra.

Lo ha­brá, pe­ro no aca­ba­rás de creer­lo y ten­drás du­das; le ha­rás prue­bas a tu pa­re­ja y eso la en­fu­re­ce­rá. Me­jor de­dí­ca­te a amar­la y de­jar­te amar.

An­da­rás de mal hu­mor por la si­tua­ción en tu em­pleo, pe­ro Sa­turno y Plu­tón en Ca­pri­cor­nio te da­rán la su­ti­le­za pa­ra ha­blar sin enojo.

En oca­sio­nes es­ta­rás muy sen­sual, y otras to­do lo con­tra­rio; sen­ti­rás a tu pa­re­ja co­mo si fue­ra un des­co­no­ci­do.

Fe­bre­ro TEN­DRÁS AN­SIE­DAD Y MAL HU­MOR

Si aún es­tu­vie­ras en tu mis­mo em­pleo, em­pe­za­rás a sen­tir que ya no con­ge­nias con el je­fe; y si te en­con­tra­ras en uno nue­vo, co­men­za­rás con el pie de­re­cho.

Ten­drás tu guar­da­di­to, pe­ro ape­nas pa­ra lle­gar a tu pró­xi­mo che­que, así que te ve­rás en la ne­ce­si­dad de dar el tar­je­ta­zo.

Iniciarás una re­la­ción amo­ro­sa, pe­ro pa­ra que fun­cio­ne, no ten­drás que ser tan exi­gen­te y des­con­fia­do, deberás abrir­te.

Sen­ti­rás mu­cha an­sie­dad y es pro­ba­ble que te sal­gan erup­cio­nes en la piel, o bien, do­lo­res de ca­be­za, así que ne­ce­si­ta­rás re­la­jar­te.

Si tie­nes no­vio o hay un pre­ten­dien­te, ha­brá tan buen se­xo que has­ta te va a asus­tar, por­que te fas­ci­na­rá.

Agos­to SE RE­LA­JA­RÁ EL AM­BIEN­TE LA­BO­RAL

Ha­brá mu­chos pa­pe­les qué or­ga­ni­zar, po­cas jun­tas, lla­ma­das por te­lé­fono y lim­pie­za de ar­chi­vos.

Ten­drás que pa­gar tus tar­je­tas, las cua­les que­da­ron has­ta el to­pe por las va­ca­cio­nes; sin em­bar­go, te al­can­za­rá jus­to.

Por más obs­tácu­los, tram­pas y prue­bas que le pon­drás a tu amor­ci­to, ahí se­gui­rá, aguan­tan­do.

Deberás cui­dar tu piel del sol. Si tie­nes man­chas en la ca­ra, ten­drás que re­cu­rrir a re­me­dios ca­se­ros pa­ra qui­tar­las.

Tu cuer­po se irá en­tre­gan­do más y más al amor del otro; no se­rá al­go efí­me­ro, por lo que ten­drás que con­fiar y go­zar del re­ga­lo ma­ra­vi­llo­so de la sen­sua­li­dad que se te da­rá.

Mar­zo VEN­DRÁ ÉXI­TO, PE­RO DEBERÁS CUI­DAR­TE DE LAS ENVIDIAS

Se pre­sen­ta­rán as­pec­tos in­me­jo­ra­bles pa­ra tu pro­gre­so en la ofi­ci­na, pe­ro ten­drás que cui­dar­te de las envidias. Ga­na­rás más, y se­gu­ra­men­te te em­bar­ca­rás en la com­pra de un bien raíz.

En­tra­rás en una ex­ce­len­te eta­pa de rea­li­za­ción; es­ta­rás ocu­pa­do en arre­glar tu ni­do de amor.

Te cui­da­rás bas­tan­te pa­ra lu­cir esbelto y gua­po, y to­dos lo no­ta­rán. Deberás ase­gu­rar­te de se­guir en el ejer­ci­cio y acos­tum­brar­te a él.

Ha­brá, y muy ri­co con tu pa­re­ja; y si es­tu­vie­ras em­pe­zan­do una re­la­ción, sen­ti­rás que en­con­tras­te al amor de tu vi­da y que tu cuer­po se amol­da per­fec­to a esa per­so­na.

Sep­tiem­bre PA­GA­RÁS TUS DEU­DAS, PE­RO SIN PRIVARTE DE LOS VIA­JES

Po­drás de­di­car­le más tiem­po a tu pro­yec­to in­de­pen­dien­te y de es­te mo­do ci­men­tar me­jor tu ne­go­cio. Se pre­sen­ta­rán via­jes de fin de se­ma­na con tu fa­mi­lia o ami­gos. Pa­ga­rás las tar­je­tas, pe­ro sin privarte de na­da.

Al fin te en­tre­ga­rás sin mi­ra­mien­tos y es­ta­rás muy ca­ri­ño­so y aten­to con tu amor­ci­to; si te en­con­tra­ras so­lo, el amor lle­ga­rá.

Si te ha­lla­ran quis­tes, se­rá muy a tiem­po, por lo que se di­sol­ve­rán con medicina y ho­meo­pa­tía. Se­rá muy im­por­tan­te co­mer dia­rio mu­cha ver­du­ra y fru­ta, ade­más de be­ber agua na­tu­ral.

Se­rá una de­li­cia la sen­sua­li­dad, lue­go de que em­pie­ces a con­fiar en tu pa­re­ja.

Abril HA­BRÁ MU­CHO TRA­BA­JO Y HO­RA­RIOS COM­PLI­CA­DOS

Su­birán tus res­pon­sa­bi­li­da­des con tu nue­vo car­go, y aun­que agra­de­ce­rás que ha­ya su­ce­di­do, ten­drás que en­fren­tar si­tua­cio­nes ten­sas dia­ria­men­te. Lle­ga­rá pun­tual­men­te. No te pri­va­rás de na­da y con­ta­rás con un buen ni­vel de vi­da.

Que­rrás de­jar muy cla­ros y es­ta­ble­ci­dos los acuer­dos de tu re­la­ción de pa­re­ja.

Co­mo es­ta­rás si­guien­do las ins­truc­cio­nes del mé­di­co, irás me­jo­ran­do y erra­di­can­do tus ma­les­ta­res. Se­rá bueno des­co­di­fi­car jun­to a un es­pe­cia­lis­ta, en­fer­me­da­des he­re­di­ta­rias.

Si se pre­sen­ta una nue­va pa­re­ja, es­ta­rás fe­liz con una se­xua­li­dad

de­li­cio­sa y ple­na en­tre los dos. Te en­tre­ga­rás y gozarás ple­na­men­te; te lo me­re­ces.

Oc­tu­bre TE SONREIRÁ EL AMOR, PE­RO LA SA­LUD NO TAN­TO

Re­ci­bi­rás en­tre­na­mien­to di­gi­tal pa­ra me­jo­rar y op­ti­mi­zar tu la­bor. Tu pro­yec­to per­so­nal irá vien­to en po­pa, con ga­nan­cias.

Lle­va­rás muy buen rit­mo eco­nó­mi­co y es­ta­rás fe­liz por­que, ade­más, con­ta­rás con otro bien raíz co­mo par­te de tu pa­tri­mo­nio.

Si te en­con­tra­ras en pa­re­ja, se­rá un mo­men­to pre­cio­so, lleno de ro­man­ce y pla­nes rea­li­za­bles.

Es pro­ba­ble que se pre­sen­ten li­ge­ras in­fec­cio­nes en tu zo­na ge­ni­tal; ayu­da­rá una bue­na du­cha con bi­car­bo­na­to.

Ha­brá, y se­rá mo­ti­va­dor y abun­dan­te en ca­li­dad y can­ti­dad. Si es­tu­vie­ras so­lo, no te fal­ta­rá un aman­te que lle­ne tus an­sias, pe­ro se­rá el amor el que mue­va tu sen­sua­li­dad.

Ma­yo ABRIRÁS TU CO­RA­ZÓN PA­RA CREAR UN HO­GAR

Mer­cu­rio en Tau­ro te da­rá po­der de li­de­raz­go pa­ra ser res­pe­ta­do en tu pues­to la­bo­ral y lle­var a ca­bo gran­des proezas. Ga­na­rás más, ya sea en tu ac­tual tra­ba­jo, o bien, a par­tir de los fru­tos de tu ne­go­cio. Es­ta­rás de­ci­di­do a te­ner una vi­da ple­na.

Se­rá ne­ce­sa­rio que te sen­si­bi­li­ces pa­ra abrir tu co­ra­zón, ya que ac­tua­rás a la de­fen­si­va de­bi­do a re­la­cio­nes pa­sa­das. Tu es­tó­ma­go es­ta­rá resentido por­que no co­mes a tus ho­ras, y otras ve­ces te atas­cas. Los pro­bió­ti­cos te irán muy bien. Jue­ga, ábrete; sé se­duc­tor, co­que­to, atre­vi­do, lo­co y sen­sual. To­ma en cuen­ta que el go­ce se­xual es un gran re­ga­lo.

No­viem­bre TE ATRE­VE­RÁS A IN­VER­TIR EN TU PRO­PIO NE­GO­CIO

Los ex­ce­len­tes con­tac­tos, nue­vos so­cios en la em­pre­sa o la am­plia­ción de és­ta, te trae­rán me­jo­res opor­tu­ni­da­des. Te atre­ve­rás a in­ver­tir en tu ne­go­cio y rá­pi­da­men­te re­cu­pe­ra­rás el ca­pi­tal y lo mul­ti­pli­ca­rás.

Gozarás de una con­vi­ven­cia muy cer­ca­na con tu amor­ci­to, ade­más de via­jes cor­tos. Los hi­jos se­rán una ale­gría, si los tie­nes; de lo con­tra­rio, ven­drán. Se­rá muy bue­na, ¡con­sér­va­la así! Re­cuer­da to­mar to­das las ma­ña­nas agua ti­bia con dos li­mo­nes pa­ra des­ha­cer la gra­sa.

Dis­fru­ta­rás de muy bue­nas ex­pe­rien­cias, aun­que los dos es­ta­rán can­sa­dos por el ex­ce­so de tra­ba­jo y los ho­ra­rios ex­haus­ti­vos. Te gus­ta­rá que te ha­ga el amor.

Ju­nio CON­TA­RÁS CON UN EX­CE­LEN­TE NI­VEL ECO­NÓ­MI­CO Y LA­BO­RAL

El Sol en Cán­cer te ayu­da­rá a echar raí­ces en tu em­pleo y a rea­li­zar lo pla­nea­do a tiem­po y en to­tal per­fec­ción.

Gas­ta­rás en los tu­yos y ten­drás bue­na vi­da; sin em­bar­go, aho­rra­rás un po­co pa­ra ba­jar­le al bien raíz que es­ta­rás pa­gan­do, más tus via­jes.

Si te en­con­tra­ras so­lo, el amor lle­ga­rá de la for­ma más ca­sual e inima­gi­na­ble, sé fle­xi­ble; si es­tu­vie­ras en pa­re­ja, és­ta se­rá la bue­na. Atré­ve­te a te­ner hi­jos.

Ten­drás que de­jar a un la­do la glo­to­ne­ría pa­ra co­mer a tus ho­ras, y tam­bién lle­var una die­ta ba­lan­cea­da.

Te ha­lla­rás mu­cho más abier­to al amor en to­das sus for­mas, in­clui­da la se­xual. Tu sen­sua­li­dad se abri­rá co­mo flor.

Di­ciem­bre CERRARÁS EL AÑO CON UN VIA­JE SO­ÑA­DO

Es­ta­rás muy a gus­to en la ofi­ci­na, y los je­fes con­ti­go. Tus lo­gros se­rán cuan­tio­sos; se­gui­rás ahí el si­guien­te año.

In­ver­ti­rás en un via­je cos­to­so; se­gu­ra­men­te se­rá en bar­co a un lu­gar pa­ra­di­sia­co. Le me­te­rás du­ro a las tar­je­tas, pe­ro lo val­drá.

Que­rrás ha­cer un via­je inol­vi­da­ble con tu pa­re­ja a un lu­gar le­jano; sin em­bar­go, pue­de que él o ella deseen in­vi­tar a su fa­mi­lia, por lo que ha­brá dis­cu­sión.

Te sen­ti­rás so­bre­car­ga­do, así que se­rá ne­ce­sa­rio un buen des­can­so.

Ha­brá ri­co y sin pri­sas, te­nien­do por testigos al mar y la bri­sa. Cam­biar de es­ce­na­rio y la bue­na co­mi­da y be­bi­da, se­rán el es­ti­mu­lan­te eró­ti­co per­fec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.