Mien­tras tan­to... Su ex, Ge­rar­do Ba­zúa, bus­ca ini­ciar la ‘pe­lea le­gal’: “Quie­re la cus­to­dia y pa­tria po­tes­tad de su hi­jo, por­que ella no lo de­ja ver­lo... ¡La es­tá pa­san­do mal!”

TVNotas - - Los Lectores Prefieren -

Ha­ce unos días, una per­so­na cer­ca­na al can­tan­te nos con­tó que Jerry es­tá desesperado y preo­cu­pa­do, pues des­de que ter­mi­nó su re­la­ción con Pau­li­na Rubio, de 46 años, no ha po­di­do ver al hi­jo que tu­vie­ron en co­mún, y es que ella que­dó tan do­li­da por las múl­ti­ples in­fi­de­li­da­des de él, que es­tá ata­can­do por don­de más le afec­ta: el ni­ño. Es­to es lo que nos con­tó:

“PAU­LI­NA ES­TÁ AC­TUAN­DO DE MA­LA FOR­MA; SE ES­TÁ DE­JAN­DO LLE­VAR POR SUS IM­PUL­SOS, Y ESO NO ES BUENO”

-¿Có­mo va la re­la­ción en­tre Pau­li­na y Jerry? “Pues muy mal, no tan bien co­mo ellos hu­bie­ran querido ter­mi­nar­la, y es que aho­ri­ta Pau­li­na es­tá ac­tuan­do de ma­la for­ma, se es­tá de­jan­do lle­var por sus im­pul­sos y eso no es bueno; lo úni­co que quie­re es ven­gar­se o cas­ti­gar a Jerry, y lo ha­ce con el ni­ño que tu­vie­ron, pe­ro no se da cuen­ta del gra­ve da­ño que le es­tá cau­san­do al me­nor”.

-¿Por qué lo di­ces? “Lue­go de su true­ne por las cons­tan­tes in­fi­de­li­da­des de él, ella que­dó har­ta y muy arre­pen­ti­da de ha­ber­lo co­no­ci­do, de có­mo se die­ron las co­sas. Pe­ro es­tá cons­cien­te de que gra­cias a ese amor que en al­gún mo­men­to se tu­vie­ron, na­ció un be­bé her­mo­so. Pe­ro co­mo te di­go, Pau­li­na es­tá ac­tuan­do de ma­ne­ra ace­le­ra­da con la úni­ca in­ten­ción de chin$%&#Ç a su ex”.

“GE­RAR­DO DESCUIDÓ SU CA­RRE­RA POR DAR­LE PRIO­RI­DAD A PAU, Y MI­RA EN LO QUE SE HA CON­VER­TI­DO: ¡EN LA SOM­BRA DE ELLA!”

-¿A qué te re­fie­res? “¿Tú crees que el ni­ño no desea ver a su pa­dre más se­gui­do?... Cla­ro que quie­re por­que, sea lo que sea, él es un ex­ce­len­te pa­pá, aun­que en su mo­men­to fa­lló con sus dos hi­jos pro­duc­to de su an­ti­gua re­la­ción (con Yu­ri­ko San­do­val), ya que a ellos los aban­do­nó, por así de­cir­lo, o los de­jó de fre­cuen­tar pues es­ta­ba muy en­tu­sias­ma­do con Pau­li­na, quien le prohi­bía ir a Si­na­loa a vi­si­tar­los. Co­mo él es­ta­ba enamo­ra­do, pre­fi­rió dar­le más im­por­tan­cia a su no­via que a sus hi­jos; aho­ra no sa­bes cuán­to se arre­pien­te de eso y es­tá dis­pues­to a re­cu­pe­rar el tiem­po per­di­do, o más bien, mal in­ver­ti­do”. -¿Pe­ro tam­bién aban­do­nó su ca­rre­ra, no? “Cla­ro, de eso has­ta el día de hoy se si­gue la­men­tan­do. Des­de 2012 que ter­mi­nó el reality don­de se conocieron (La voz... Mé­xi­co), Ge­rar­do te­nía la opor­tu­ni­dad de apro­ve­char el éxi­to, la fa­ma y la po­pu­la­ri­dad que le es­ta­ba de­jan­do ser fi­na­lis­ta de es­te con­cur­so, co­mo él lo que­ría, pe­ro le des­lum­bró el in­te­rés que Pau­li­na mos­tra­ba por él. Ge­rar­do descuidó su ca­rre­ra por dar­le prio­ri­dad a Pau, y mi­ra en lo que se ha con­ver­ti­do: ¡en la som­bra de ella! Aho­ra quie­re re­to­mar su ca­rre­ra y las rien­das de su vi­da, pe­ro le es­tá cos­tan­do tra­ba­jo”.

“GERA TIE­NE GA­NAS DE CONVIVIR MÁS CON SU HI­JO; SIEN­TE QUE SE ES­TÁ PER­DIEN­DO UNA DE LAS ME­JO­RES ETA­PAS”

-Vol­vien­do al te­ma del hi­jo, ¿qué va a pa­sar?

“Jerry es­tá su­mi­do en una gran de­pre­sión pues quie­re ver a su hi­jo. Tie­ne ga­nas de convivir más con él, sien­te que se es­tá per­dien­do una de las me­jo­res eta­pas: la in­fan­cia. Siem­pre ha querido

“Sea lo que sea, Jerry es un ex­ce­len­te pa­pá, aun­que en su mo­men­to fa­lló con sus 2 hi­jos pro­duc­to de su an­ti­gua re­la­ción (con Yu­ri­ko San­do­val)”.

ser un pa­dre pre­sen­te, al­go que no pu­do ha­cer con sus hi­jos mayores, por eso se ase­so­ra le­gal­men­te en Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos”.

“ASE­GU­RA QUE PAU NO ES UNA MA­MÁ PRE­SEN­TE, Y AUN­QUE EN­TIEN­DE QUE ES UNA MU­JER QUE HA TRA­BA­JA­DO TO­DA LA VI­DA, NO SA­BE CUÁL ES SU OB­JE­TI­VO DE NO DEJARLO VER AL NI­ÑO”

-¿Qué si­gue aho­ra? “Él va a pe­lear. Di­ce que ha­rá to­do lo que es­té a su al­can­ce, pues quie­re lu­char por la cus­to­dia y la pa­tria po­tes­tad del ni­ño. Ase­gu­ra que Pau no es una ma­má pre­sen­te, y aun­que en­tien­de que es una mu­jer que ha tra­ba­ja­do to­da la vi­da, no sa­be cuál es su ob­je­ti­vo de no dejarlo ver al ni­ño o te­ner­lo cuan­do ella sa­le de gi­ra o es­tá ocu­pa­da, que es prác­ti­ca­men­te ca­da fin de se­ma­na”.

-¿Y quién cui­da a su hi­jo? “Eso es lo que él ale­ga, que no se le ha­ce na­da bueno ni jus­to pa­ra el ni­ño que lo cui­de una na­na o al­guien de con­fian­za de Pau, a que lo ha­ga su pro­pio pa­dre. Jerry es­tá jun­tan­do to­das las prue­bas y do­cu­men­tos que sean ne­ce­sa­rios pa­ra po­der pe­lear por su hi­jo, ya que di­ce que es un hom­bre ho­nes­to, tra­ba­ja­dor y sol­ven­te pa­ra po­der cui­dar y man­te­ner a su hi­jo, y es­tá dis­pues­to a ha­cer lo que sea ne­ce­sa­rio pa­ra convivir más con él”.

“AHO­RA ÉL PU­BLI­CA FOTOS CON SU HI­JO QUE NO SON AC­TUA­LES, SINO DE CUAN­DO ES­TA­BA CON PAU­LI­NA”

-¿Es im­po­si­ble ha­blar de una reconciliación? “Lo veo muy di­fí­cil, aun­que és­ta es la cuar­ta rup­tu­ra; pe­ro no sé qué se pue­de es­pe­rar, aho­ri­ta es­tán que se odian y se sa­can los ojos, y qué tal que a los me­ses se ju­ran amor”.

-Por úl­ti­mo, ve­mos que Jerry sube fotos a sus re­des con su hi­jo... “Esas fotos no son ac­tua­les, son de cuan­do él se las to­ma­ba es­tan­do con Pau­li­na, pe­ro ella le te­nía prohi­bi­do su­bir­las a sus re­des; y aho­ra que ya no es­tán jun­tos, co­mo ella no lo de­ja ver a su hi­jo, pues és­ta es la for­ma en la que él le ha­ce ver que quie­re ver­lo”, fi­na­li­zó.

“Se es­tá ase­so­ran­do le­gal­men­te en Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos, y anda jun­tan­do to­das las prue­bas y do­cu­men­tos que sean ne­ce­sa­rios pa­ra po­der pe­lear ”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.