¡La des­en­mas­ca­ran!... Lue­go de que Mar­jo­rie de Sou­sa pi­dió que se dis­cul­pa­ran con ella por de­cir que fue la aman­te de Ga­briel So­to, su ex por­te­ro la echó de ca­be­za: “Cuan­do an­da­ba con Ju­lián Gil, sí me­tía a es­con­di­das a Ga­briel... ¡y tam­bién a Adrián Urib

TVNotas - - Notas Rápidas -

Ha­ce unos días, Mar­jo­rie de Sou­sa, de 38 años, opi­nó so­bre la re­la­ción que ac­tual­men­te sos­tie­nen Ga­briel So­to, de 42, e Irina Bae­va, de 25, pues la ve­ne­zo­la­na siem­pre fue vis­ta co­mo la ter­ce­ra en dis­cor­dia en el ma­tri­mo­nio de él con Ge­ral­di­ne Ba­zán, de 35. An­te es­to, Mar­jo­rie ma­ni­fes­tó que se le de­be una dis­cul­pa, ya que se­gún ella no tu­vo que ver con el ga­lán; sin em­bar­go, Gau­den­cio Bo­la­ños Mu­ñoz, por­te­ro del edi­fi­cio don­de vi­vían

Mar­jo­rie y Ju­lián Gil, de 48, nos bus­có y ase­gu­ró que ella se veía a es­con­di­das con So­to.

“JU­LIÁN VI­VÍA EN EL DE­PAR­TA­MEN­TO 303, Y DES­PUÉS LLE­GÓ MAR­JO­RIE, CON SU MA­MÁ, AL 203; EN ESE EN­TON­CES LOS AC­TO­RES SÓ­LO ERAN AMI­GOS”

-¿Có­mo co­no­cis­te a Ju­lián y a Mar­jo­rie?

“En 2014, el se­ñor Ju­lián vi­vió ca­si dos

años en el de­par­ta­men­to 303, y des­pués ella, jun­to a su ma­má, lle­ga­ron al 203; pe­ro en ese en­ton­ces Mar­jo­rie y Ju­lián só­lo eran ami­gos. Pa­só el tiem­po y él se fue, pe­ro ella se que­dó a vi­vir ahí”. “MAR­JO­RIE ERA MUY DIS­CRE­TA Y SIEM­PRE SE AN­DA­BA TA­PAN­DO PA­RA QUE NO LA RE­CO­NO­CIE­RAN”

-¿Y có­mo era Mar­jo­rie?

“Una mu­jer muy dis­cre­ta, siem­pre se an­da­ba ta­pan­do pa­ra que la gen­te no la re­co­no­cie­ra”.

-¿En qué mo­men­to vol­vis­te a ver jun­tos a Mar­jo­rie y a Ju­lián?

“JU­LIÁN ME DE­CÍA: ‘CABR$%, AHÍ LE EN­CAR­GO A LA SE­ÑO­RA’; SE LE VEÍA BIEN EN­TU­SIAS­MA­DO CON ELLA”

-Di­nos, ¿có­mo su­pis­te que ya eran no­vios?

“Por­que él me di­jo: ‘cabr$%, ahí le en­car­go a la se­ño­ra!’; se le veía bien en­tu­sias­ma­do, pe­ro hu­bo co­sas que la ver­dad ya no me la­tían, por­que le lle­gué a “Al po­co tiem­po de que se ha­bía mu­da­do, él re­gre­só aquí, ve­nía a vi­si­tar­la y a ve­ces has­ta se que­da­ba. Ju­lián me lla­ma­ba

Len­chi­to y yo le pre­gun­té: ‘je­fe, ¿ya re­gre­só o qué?’”

“Cuan­do Ju­lián se fue del

edi­fi­cio, al po­co tiem­po re­gre­só por­que ya era no­vio

de Mar­jo­rie y la vi­si­ta­ba, aun­que aún no vi­vían jun­tos”.

te­ner mu­cho ca­ri­ño al se­ñor Gil, ya que me tra­ta­ba sú­per bien, y por eso quie­ro de­cir lo que yo vi”.

“CUAN­DO LA MA­MÁ DE MAR­JO­RIE NO ES­TA­BA, ERA CUAN­DO LLE­GA­BA GA­BRIEL SO­TO”

-¿Qué co­sas no te gus­ta­ban?

“Que cuan­do él no ve­nía y la ma­má de Mar­jo­rie no es­ta­ba, lle­ga­ba Ga­briel So­to a vi­si­tar­la”.

-¿Có­mo sa­bes que era él?

“Por­que lo co­noz­co de la te­le, y traía un au­to de­por­ti­vo ne­gro muy bo­ni­to”.

“NO LLE­GUÉ A HA­BLAR CON GA­BRIEL, PUES MAR­JO­RIE BA­JA­BA A RE­CI­BIR­LO AL ES­TA­CIO­NA­MIEN­TO

EN UN LU­GAR PRI­VA­DO”

-¿La ac­ti­tud de Ga­briel So­to có­mo era?

“No lle­gué a ha­blar con él, pues Mar­jo­rie ba­ja­ba a re­ci­bir­lo al es­ta­cio­na­mien­to, es un lu­gar pri­va­do. Ella só­lo avi­sa­ba que él lle­ga­ría”.

-Cuén­ta­nos qué ha­cía ella...

“Ba­ja­ba arre­gla­da, lo re­ci­bía; él se es­ta­cio­na­ba en el lu­gar de ella y só­lo le de­cía­mos que no po­día ha­ber dos co­ches ahí; él con­tes­ta­ba que no tar­da­ba y a ve­ces se que­da­ban unas ho­ras y se iban en la ca­mio­ne­ta de la se­ño­ra”.

-¿Ga­briel en­tra­ba co­mo si na­da?

“Así es, subía di­rec­to, ce­rra­ban la puer­ta y lo que pa­sa­ba aden­tro, eso sí no lo sé, só­lo ellos”.

-¿Siem­pre lle­ga­ba a la mis­ma ho­ra?

“Eran ho­ra­rios va­ria­bles, pe­ro ob­via­men­te cuan­do po­dían es­tar so­los; a ve­ces Ga­briel lle­ga­ba en la tar­de y se iba de no­che, y otras lle­ga­ba de no­che y se iba de ma­dru­ga­da”.

-¿Mar­jo­rie te­nía mu­chos ami­gos o ami­gas que la vi­si­ta­ban?

“No, su vi­da era muy re­ser­va­da, no ve­nían ami­gas ni ha­cía fies­tas, pe­ro cuan­do es­ta­ba so­la tam­bién la lle­gó a vi­si­tar Adrián Uri­be, aun­que na­da más fue­ron co­mo dos ve­ces; tam­bién se en­ce­rra­ban, pe­ro no sé qué ha­brá pa­sa­do en­tre ellos”.

-¿Mar­jo­rie se po­nía ner­vio­sa cuan­do ve­nía Ga­briel?

“Sí, lo pa­sa­ba rá­pi­do, le de­cía: ‘¡sú­be­te!’, y ce­rra­ban la puer­ta; pa­re­cía que se cui­da­ba mu­cho, bueno, am­bos se cui­da­ban”.

-En ese tiem­po, ¿tú le co­men­tas­te es­to al se­ñor Ju­lián Gil?

“No”.

“ES­TO NO SE LO DI­JE EN SU MO­MEN­TO A JU­LIÁN, PUES ME DA­BA UN PO­CO DE PE­NA CON ÉL, YA QUE SIEM­PRE

ME TRA­TÓ BIEN”

-¿Por qué?

“No sé, me da­ba un po­co de pe­na con el se­ñor Ju­lián, pues siem­pre me tra­tó bien, pe­ro ya al ver las co­sas que des­pués sa­lie­ron a flo­te, me arre­pien­to de no ha­bér­se­las di­cho en ese mo­men­to”.

-Cuan­do es­to pa­sa­ba con Ga­briel, ¿Mar­jo­rie y Ju­lián ya vi­vían jun­tos?

“No, el se­ñor Ju­lián se fue a vi­vir a otro

“A Mar­jo­rie tam­bién la lle­gó a vi­si­tar Adrián Uri­be, aun­que na­da más fue­ron co­mo 2 ve­ces que yo los vi; se en­ce­rra­ban, pe­ro no sé qué ha­brá pa­sa­do en­tre ellos”.

la­do, pe­ro sí ve­nía a ver to­do el tiem­po a Mar­jo­rie, se que­da­ba de re­pen­te, pe­ro aún no vi­vían jun­tos”.

-Cuan­do Mar­jo­rie se mu­dó, ¿su­pis­te que es­ta­ba em­ba­ra­za­da?

“Sí, por­que cuan­do aún vi­vía aquí ya se le no­ta­ba su pan­ci­ta”. “DES­PUÉS DE ANUN­CIAR QUE MAR­JO­RIE Y JU­LIÁN ES­PE­RA­BAN UN BE­BÉ, SE FUE­RON

A VI­VIR A

UNA CA­SA QUE COM­PRA­RON”

-¿Por qué se fue Mar­jo­rie de es­te de­par­ta­men­to?

“Cuan­do ellos anun­cia­ron que es­pe­ra­ban un be­bé, al po­co tiem­po se fue­ron a vi­vir a una ca­sa que com­pra­ron”.

-¿Y vol­vis­te a sa­ber de ellos?

“No, has­ta que por la te­le me en­te­ré de lo que le es­ta­ban ha­cien­do a Ju­lián”.

-¿Qué fue lo que vis­te en los me­dios?

“Cuan­do sa­lió que se sos­pe­cha­ba que el be­bé de Mar­jo­rie era de So­to, fue ahí cuan­do le man­dé men­sa­je al se­ñor Ju­lián y le di­je: ‘me arre­pien­to de no ha­bér­se­lo di­cho al mo­men­to, pe­ro cuan­do us­ted sa­lía, lle­ga­ba a ver­la otro cabr$%, que era Ga­briel So­to’”.

-¿Re­ci­bis­te al­gu­na res­pues­ta de Ju­lián?

“No, ya no me con­tes­tó na­da; sim­ple­men­te le avi­sé y ya no su­pe na­da más”.

-Su­po­nes que den­tro de to­do es­te meo­llo fue cuan­do se desató lo de las prue­bas de ADN...

“Sí, por­que ahí fue cuan­do Ju­lián Gil, yo pien­so, le re­cla­mó a Mar­jo­rie que có­mo era po­si­ble que cuan­do él no es­ta­ba aquí, se me­tía otro cabr$%; ahí es­ta­ban las du­das de

si era de Ju­lián o de Ga­briel So­to”. “NO ME DA MIE­DO QUE GA­BRIEL O MAR­JO­RIE TO­MEN RE­PRE­SA­LIAS CON­TRA MÍ, POR­QUE ELLOS SA­BEN QUE NO ES­TOY DI­CIEN­DO MEN­TI­RAS Y HAY MÁS TES­TI­GOS”

-¿Crees que Ga­briel So­to se preo­cu­pó?

“Cla­ro, por­que aquí hay tes­ti­gos que sa­ben que él lle­ga­ba aquí, tan­to de día co­mo de no­che”.

-Len­chi­to, ¿por qué das es­tas de­cla­ra­cio­nes des­pués de tan­to tiem­po?

“Por­que no se va­le lo que le es­tán ha­cien­do al se­ñor Ju­lián; no me da mie­do que Ga­briel o Mar­jo­rie to­men re­pre­sa­lias con­tra mí, por­que no es­toy di­cien­do men­ti­ras y hay mu­cha gen­te que tam­bién los vio aquí”.

-¿Por qué crees que Ju­lián nun­ca ha ha­bla­do de es­to?

“Su­pon­go que por ca­ba­lle­ro­si­dad se ha ca­lla­do; oja­lá aho­ra se atre­va a de­cir lo que yo le co­men­té, que la se­ño­ri­ta le po­nía el cuerno con Ga­briel”, fi­na­li­zó.

“Cuan­do se em­pe­zó a de­cir que Ju­lián no era el pa­pá, le es­cri­bí a él: ‘me arre­pien­to de no ha­bér­se­lo di­cho

an­tes’”.

“Subían di­rec­ta­men­te al de­par­ta­men­to de ella, ce­rra­ban la

VI­MOS MUY JU­GUE­TO­NES A GA­BRIEL Y A MAR­JO­RIE, CUAN­DO ÉL ES­TA­BA CA­SA­DO CON GE­RAL­DI­NE BA­ZÁN

Los ac­to­res fue­ron vis­tos ca­lles de Los Án­ge­les, Es­ta­dosSEP. 2018 GA EN PLAN RO­MÁN

jun­tos, pa­sean­do y aga­rra­dos de las ma­nos, enUni­dos; y al ser en­tre­vis­ta­do, Ga­briel con­fir­mó su no­viaz­go. “Qué bueno que ya des­cu­brie­ron que no era yo... y me de­ben una dis­cul­pa, ¿eh?”,di­jo la ac­triz ve­ne­zo­la­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.