¡Pe­ro ahí no aca­ba la co­sa!... Ka­ren Ri­ve­ra, la mu­jer que ini­ció un jui­cio por pa­ter­ni­dad con­tra Héc­tor So­be­rón, nos re­ve­ló que él la ame­na­zó pa­ra que no si­guie­ra ade­lan­te: “Me di­jo que me iba a des­apa­re­cer a mí y a mi ni­ño... ¡que ya lo te­nía has­ta la m

TVNotas - - Los Lectores Prefieren -

Héc­tor So­be­rón no sa­le de una pa­ra en­trar en otra, pues mien­tras su ex es­po­sa, Mi­che­lle Vieth, anun­ció que hi­zo un do­cu­men­tal en el que na­rra que vi­vió vio­len­cia al la­do de él, Bri­git­te Ka­ren Ri­ve­ra, la mu­jer que en 2016 lo de­man­dó pa­ra que re­co­noz­ca ser pa­dre de su hi­jo, Iker Lut­zen, asegura que Héc­tor le lla­mó pa­ra ame­na­zar­la con des­apa­re­cer­la a ella y a su hi­jo si si­gue ade­lan­te con el jui­cio. Platicamos con Ka­ren y es­to nos con­tó: “HA­CE UNA SE­MA­NA Y ME­DIA,

HÉC­TOR SE EN­TE­RÓ DE LA AU­DIEN­CIA QUE ÍBA­MOS A TE­NER EL 23 DE NO­VIEM­BRE Y

ME LLA­MÓ”

-Ka­ren, des­de fe­bre­ro de 2016 que des­ta­pa­mos es­te ca­so de Héc­tor So­be­rón y tú, ¿qué ha pa­sa­do has­ta aho­ra?

“Si­gue sin que­rer ha­cer­se car­go de mi hi­jo, pe­ro lo peor es que nos si­gue ame­na­zan­do.

Ha­ce una se­ma­na y me­dia se en­te­ró de la au­dien­cia que íba­mos a te­ner el 23 de no­viem­bre; me lla­mó y me ame­na­zó de muer­te a mí y a mi pe­que­ño”.

-¿Qué te di­jo?

“Creí que me ha­bla­ba pa­ra lle­gar a un acuer­do, pe­ro no, fue gro­se­ro y me ame­na­zó: que si yo me pre­sen­ta­ba en es­ta au­dien­cia, me iba a des­apa­re­cer a mí y a mi hi­jo, que lo te­nía has­ta la mad$%, ésas fue­ron sus pa­la­bras”. “ÉL NO SE PRE­SEN­TÓ A LA AU­DIEN­CIA, MAN­DÓ A SU ABO­GA­DO, QUIEN SA­LU­DÓ A MI HI­JO Y CÍ­NI­CA­MEN­TE DI­JO:

‘ES IGUALITO’”

-¿Lo gra­bas­te?

“Des­afor­tu­na­da­men­te, no; es que no es­pe­ra­ba su lla­ma­da, lo úni­co que al­can­cé a de­cir­le es que se pre­sen­ta­ra a la au­dien­cia”.

“Creí que me ha­bla­ba pa­ra lle­gar a un acuer­do, pe­ro no, me ame­na­zó; des­afor­tu­na­da­men­te no

pu­de gra­bar­lo”.

-¿Lle­gó a la au­dien­cia?

“Cla­ro que no se pre­sen­tó, man­dó a su abo­ga­do, Jo­sé Bur­guet­te. Yo me pre­sen­té con mi hi­jo por­que no sa­bía si el juez me iba a pe­dir lla­mar­lo o no, y con mi abo­ga­do, Víc­tor Ca­rri­llo. Cuan­do lle­gó su abo­ga­do, se acer­có a sa­lu­dar­me a mí y a mi hi­jo, y cí­ni­ca­men­te di­jo: ‘Es igualito’, re­fi­rién­do­se a Héc­tor”. “EL JUEZ DI­JO QUE YO NO TE­NÍA

DE­RE­CHO A RE­CLA­MAR NI EXI­GIR UNA PRUE­BA DE ADN”

-¿Qué de­cre­tó el juez?

“Fue ho­rri­ble, pues el juez, Ar­tu­ro Ro­drí­guez Gon­zá­lez, di­jo que yo no te­nía de­re­cho de re­cla­mar ni exi­gir una prue­ba de ADN pa­ra mi hi­jo”.

“EL JUEZ DI­JO QUE EL QUE TE­NÍA QUE PE­DIR LA PRUE­BA ERA MI­GUEL ÁNGEL SAN­TA­NA, MI EX

PA­RE­JA, QUIEN LE

DIO EL APE­LLI­DO

A MI HI­JO”

-¿Dio al­gún mo­ti­vo?

“Di­jo que el que te­nía que pe­dir­la era Mi­guel Ángel San­ta­na, mi ex pa­re­ja, quien le dio el ape­lli­do a mi hi­jo”.

-¿Por qué el ni­ño tie­ne los ape­lli­dos de otro hom­bre?

“Lue­go de que Héc­tor me aban­do­nó, me hi­ce car­go de Iker.

“Cuan­do na­ció mi hi­jo, co­no­cí a Mi­guel Ángel, quien de bue­na fe le dio sus ape­lli­dos; lo que no sa­bía era que eso me

afec­ta­ría”.

Cuan­do él na­ció, co­no­cí a Mi­guel Ángel, quien de bue­na fe le dio sus ape­lli­dos a mi hi­jo, pe­ro me se­pa­ré de él en 2015. No sa­bía que eso me afec­ta­ría en mi de­man­da con­tra Héc­tor”. “LUE­GO EL JUEZ ME DI­JO QUE

EL ÚNI­CO QUE PO­DÍA EXI­GIR ERA MI HI­JO, CUAN­DO

CUM­PLIE­RA 18 AÑOS”

-¿No te dio nin­gu­na op­ción?

“Me di­jo que yo no te­nía el de­re­cho de exi­gir na­da, que el úni­co que po­día exi­gir ese de­re­cho era mi hi­jo, una vez cum­plien­do 18 años”.

-¿Qué pien­sas?

“Pues que el juez ac­tuó de ma­ne­ra ile­gal, por­que apar­te yo no es­toy exi­gien­do na­da pa­ra mí, es­toy pe­lean­do una pen­sión ali­men­ti­cia pa­ra mi hi­jo, es to­do”.

-Te vi­mos que sa­lis­te llo­ran­do...

“Cla­ro, es­ta­ba de­cep­cio­na­da. Sin em­bar­go, no me ex­tra­ña, ya que des­de un prin­ci­pio pa­sa­ron co­sas muy ra­ras”.

-¿A qué te re­fie­res?

“Pa­ra em­pe­zar, el abo­ga­do de Héc­tor en­tró pri­me­ro con él; no sé qué ha­bla­ron, pe­ro no me de­ja­ron pre­sen­tar prue­bas”. “APELAREMOS LA DE­CI­SIÓN Y, SI ES NE­CE­SA­RIO, LLE­GA­RÉ HAS­TA LA SU­PRE­MA COR­TE DE JUS­TI­CIA PA­RA HA­CER VA­LER LOS DE­RE­CHOS DE MI HI­JO”

“El juez ac­tuó de ma­ne­ra ile­gal; el abo­ga­do de Héc­tor en­tró pri­me­ro con él y no me de­ja­ron pre­sen­tar

prue­bas”.

-¿Y qué si­gue aho­ra, Ka­ren?, ¿desis­ti­rás?

“Apelaremos la de­ci­sión y, si es ne­ce­sa­rio, lle­ga­ré has­ta la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia pa­ra ha­cer va­ler los de­re­chos de mi hi­jo”.

-El abo­ga­do de Héc­tor, Jo­sé Bur­guet­te, ¿ya no ha­bló más con­ti­go?

“Se me acer­có y me di­jo que po­día­mos lle­gar a un acuer­do, que Héc­tor le ha­bía co­men­ta­do que ya no se hi­cie­ra pú­bli­co el ca­so, y que él me po­día apo­yar”.

-¿Por qué no lle­gar a un acuer­do?

“Por­que no con­fío en ellos. Héc­tor nun­ca ha que­ri­do ha­cer­se car­go de Iker, y ya al­gu­na vez me ame­na­zó con ha­cer­me ca­chi­tos si de­cía al­go”.

-Hu­bo me­dios que apo­ya­ron a Héc­tor y te ta­cha­ron de lo­ca, agre­si­va y men­ti­ro­sa; y él aho­ra es­tá en me­dio de un gran es­cán­da­lo, pues su ex, Mi­che­lle Vieth, lo acu­sa de mu­chas co­sas; ¿qué opinas de eso?

“Que ella di­ce la ver­dad; Héc­tor es un lo­co y agre­si­vo. Si fue ca­paz de obli­gar a Gret­tell a abor­tar, ¿creen que se iba a ha­cer car­go de mi hi­jo?, pues cla­ro que no, ¡es un co­bar­de!”, fi­na­li­zó.

Al­re­de­dor del me­dio­día, el abo­ga­do de Héc­tor se acer­có a Ka­ren y a su hi­jo, y los sa­lu­dó.

Por su par­te, Ka­ren acu­dió con sus abo­ga­dos, quie­nes le re­co­men­da­ronque man­tu­vie­ra la cal­ma.

Des­pués de las 2 p.m., Ka­ren y el pe­que­ño Iker se re­ti­ra­ron de los juz­ga­dos.

“No quie­ro lle­gar a un acuer­do fue­ra de los juz­ga­dos por­que no con­fío en Héc­tor, ya al­gu­na vez me ame­na­zó con ha­cer­me ca­chi­tos ”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.