FER­NAN­DO ALLEN­DE

A sus 66 años, el eterno galán ha co­se­cha­do éxi­tos en te­le­vi­sión, ci­ne y en la mú­si­ca

TVNotas - - En La Mira -

“Ten­go to­do lo que siem­pre qui­se, pe­ro si al­go pu­die­ra pe­dir­le a la vi­da, se­ría más años pa­ra se­guir dis­fru­tán­do­la”

“Cuan­do te­nía 20 años, un pro­duc­tor qui­so arrui­nar­me por no ha­cer al­go se­xual con él; en­tré en de­pre­sión, pe­ro gra­cias a Dios y a mi ta­len­to, triun­fé”

“Mi ma­má fue una mu­jer muy her­mo­sa y te­nía que reha­cer su vi­da; nun­ca me atre­ví

a juz­gar­la”.

Son­rien­te, di­ver­ti­do y jo­vial, a sus 66 años Fer­nan­do Allen­de vi­ve la vi­da con la mis­ma in­ten­si­dad que cuan­do te­nía 20 y an­he­la­ba ser fa­mo­so. Platicamos con es­te eterno galán, quien nos com­par­tió que aun­que en es­ta eta­pa tie­ne to­do lo que al­gu­na vez so­ñó te­ner, tu­vo que su­pe­rar va­rias prue­bas que se le atra­ve­sa­ron.

-Fer­nan­do, ¿dón­de na­cis­te?

“En la Ciu­dad de Mé­xi­co, en 1952, en la co­lo­nia Po­lan­co, y cre­cí con mis abue­los, es­pa­ño­les, per­so­nas muy tra­ba­ja­do­ras que se le­van­ta­ban a las 5 de la ma­ña­na”.

“LA RELACIÓN CON MIS PA­DRES DU­RÓ PO­CO TIEM­PO, PUES

AN­TES DE QUE YO CUM­PLIE­RA EL AÑO YA ES­TA­BAN SE­PA­RA­DOS, Y ME QUE­DÉ CON MIS ABUE­LOS MA­TER­NOS”

-¿Y tú aho­ra ha­ces lo mis­mo?

“Cuan­do pue­do o ne­ce­si­to ha­cer­lo. De ellos apren­dí la dis­ci­pli­na, la en­tre­ga, la éti­ca, los prin­ci­pios, la mo­ra­li­dad; siem­pre fui tra­ta­do co­mo un adul­to, nun­ca co­mo un ni­ño. La relación de mis pa­dres du­ró muy po­co tiem­po, an­tes de que yo cum­plie­ra el año ya es­ta­ban se­pa­ra­dos, y des­pués di­vor­cia­dos”.

-¿Con quién te que­das­te?

“Con mis abue­los ma­ter­nos; gen­te de mu­chos prin­ci­pios y éti­ca. Mi abue­lo ma­terno vie­ne de una ex­trac­ción muy hu­mil­de y de ha­ber­se su­pe­ra­do, au­to­di­dac­ta. Su pa­sión fue­ron la es­cri­tu­ra y la lec­tu­ra”.

“VI­VÍ CON MI MA­MÁ AL­GÚN TIEM­PO DE MI NI­ÑEZ, PE­RO LUE­GO TU­VO 2 MA­TRI­MO­NIOS MÁS Y FOR­MÓ OTRA FA­MI­LIA”

-¿Por qué no te que­das­te con al­guno de tus pa­pás?

“Me que­dé con mi ma­má al­gún tiem­po en mi ni­ñez, pe­ro lue­go tu­vo dos ma­tri­mo­nios más y for­mó otra fa­mi­lia”.

-¿Es­tu­dias­te en bue­nas es­cue­las?

“Siem­pre, en co­le­gios bi­lin­gües: La Sa­lle, Wi­lliams, Co­lum­bia”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.