Ye­red Li­co­na ‘La Wan­ders Lo­ver’:

“Mi sue­ño es de­jar de tra­ba­jar y de des­ve­lar­me, aten­der a mi ma­ri­do y te­ner un hi­jo va­rón; a mí me gus­ta mu­cho An­drés Gar­cía, pe­ro él siem­pre vuel­ve con su es­po­sa”

TVNotas - - La Columna De -

Ye­red, ¿es cier­to que quie­res te­ner más hi­jos apar­te de Rad­ha y Gre­cia (de 8 y 15)? “Sí, siem­pre he que­ri­do un ni­ño; mi sue­ño es ser ama de ca­sa, aten­der a mi ma­ri­do, a mis hi­jos, de­jar de tra­ba­jar y de des­ve­lar­me, por­que mis shows em­pie­zan a par­tir de las 12 de la no­che y ca­si ni duer­mo. Sin em­bar­go, no es­toy enamo­ra­da ni ten­go no­vio, y só­lo ten­dría otro hi­jo si ten­go una fa­mi­lia es­ta­ble”. -Aho­ra, via­jan­do con Ra­da­més, ¿se han echa­do un re­mem­ber ? “No, aho­ri­ta no, él es­tá en su te­ra­pia y es muy afe­rra­do y dis­ci­pli­na­do. Pien­so que si se sa­le del ca­rril, se cae, por lo que no lo pro­vo­co, pa­ra que si­ga en buen ca­mino, pues es buen pa­pá, muy buen ac­tor y co­me­dian­te; no creo re­gre­sar con él co­mo pa­re­ja, pa­sa­ron de­ma­sia­das co­sas. Pe­ro es­ta­mos muy bien, por la ni­ña; me cui­da, es ex­ce­len­te per­so­na cuan­do no to­ma. A mí me gus­ta mu­cho

An­drés Gar­cía, lo ado­ro, pe­ro creo que ter­mi­na y vuel­ve siem­pre con su es­po­sa”.

“ME FAL­TA UN GALÁN, PE­RO SOY DESCONFIADA PA­RA LIGAR; EN LOS RES­TAU­RAN­TES ME PREGUNTAN SI YA ME PAGARON LA CUEN­TA O ME MANDAN RO­SAS, PE­RO LUE­GO RE­SUL­TA QUE NO TIE­NEN EN QUÉ

CAERSE MUER­TOS”

-¿Te da te­rror me­ter a un nue­vo no­vio a tu ca­sa con dos hi­jas? “Me fal­ta un galán, pe­ro soy desconfiada pa­ra ligar; en los res­tau­ran­tes me preguntan si ya me pagaron la cuen­ta o me mandan ro­sas, y lue­go re­sul­ta que no tie­nen en qué caerse muer­tos. Yo bus­co al­go es­ta­ble y se­rio, for­mar una fa­mi­lia, y soy muy pa­ra­noi­ca con mis hi­jas, por eso tam­po­co he te­ni­do pa­re­ja. Mi ma­má cui­da a Gre­cia cuan­do voy a tra­ba­jar, y Ra­da­més a Rad­ha, in­clu­so Gre­cia se ha lle­ga­do a que­dar con él, por­que lo co­no­ce des­de los 4 años y le ten­go mu­cha con­fian­za; no le di­ce ‘pa­pá’, pe­ro oye sus con­se­jos. Sin em­bar­go, me­ter a otro hom­bre es muy di­fí­cil”.

“MI HI­JA GRE­CIA QUIE­RE AN­DAR EN SHORT Y LLE­GAR A ME­DIA­NO­CHE, PE­RO SI ME DESOBEDECE, LE DOY CON LA CHANCLA EN LAS POMPAS, POR­QUE A MÍ

ASÍ ME EDUCARON”

-¿Tu hi­ja de 15 ya tie­ne no­vio? “An­da en la re­bel­día: quie­re sa­lir en short y lle­gar a me­dia­no­che, pe­ro cuan­do me desobedece la cas­ti­go, le qui­to el ce­lu­lar, que es lo que más le due­le, no la de­jo sa­lir y le doy con la chancla en las pompas, por­que a mí así me educaron. Mu­chos di­cen que no hay que pe­gar­les, pe­ro se ha per­di­do la edu­ca­ción, el res­pe­to, la mo­ral, y no quie­ro eso pa­ra mis hi­jas”.

“MIS HI­JAS SA­BEN DI­FE­REN­CIAR QUE EN LA CA­SA SOY YE­RED Y EN EL ME­DIO AR­TÍS­TI­CO

SOY LA WAN­DERS”

-¿Qué di­ce Ra­da­més si le pe­gas a la chi­qui­ta con la chancla? “A ella no, por­que se con­tro­la con de­cir­le: ‘Le voy a ha­blar a Ra­da­més’, pues él sí la cas­ti­ga, le qui­ta la te­le. Yo soy más ma­má bar­co, me llo­ra y le pren­do la te­le o le de­vuel­vo el ce­lu­lar, pe­ro si él di­ce ‘no’, es no, y has­ta se enoja con­mi­go si le qui­to el cas­ti­go”. -Tú subes fotos en las re­des con po­ca ro­pa, ¿tus hi­jas tam­bién? “No, ellas sa­ben di­fe­ren­ciar que en la ca­sa soy Ye­red y en el me­dio ar­tís­ti­co soy La Wan­ders ”.

-¿To­mas? “Sí, to­mo so­cial­men­te, pe­ro soy muy in­ten­sa, no me de­jo, y si Ra­da­més dis­cu­te, yo dis­cu­to más, al­zo la voz; a di­fe­ren­cia de con el pa­pá de Gre­cia, que es muy cal­ma­do y nun­ca lle­ga­mos a pe­gar­nos”. -¿Al­gún hom­bre te ha pe­ga­do, apar­te de Ra­da­més? “En el se­cues­tro (2013) me gol­pea­ron tan­to, que me em­pe­cé a ta­tuar pa­ra ta­par las ci­ca­tri­ces que me hi­cie­ron”.

“TRA­BA­JO CON RA­DA­MÉS EN EL REENCUENTRO DE LOS DA­ÑOS; NO LO JUSTIFICO, PE­RO SÍ TIE­NE MU­CHO QUE VER QUE ÉL TO­MA­BA MU­CHO

Y YO SOY AGRE­SI­VA”

-¿Tus re­la­cio­nes siem­pre aca­ban con gol­pes? “Pa­ra na­da; de he­cho, no justifico a Ra­da­més, pe­ro sí tie­ne mu­cho que ver que él to­ma­ba mu­cho y yo soy agre­si­va, y no me de­jé. Pe­ro tra­ba­jo con él en El reencuentro

de los da­ños, nos va muy bien y la gen­te nos apo­ya a pe­sar de lo que pa­sa­mos”, con­clu­yó.

“Mu­chos di­cen que no hay que pe­gar­les, pe­ro se ha per­di­do la edu­ca­ción, el res­pe­to, la mo­ral, y no quie­ro eso pa­ra mis hi­jas”.

CON RA­DA­MÉS DE JE­SÚSDU­RÓ 3 AÑOS Es padre de su hi­ja me­nor, Rad­ha,y se se­pa­ra­ron por vio­len­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.