¡Ex de Niurka Marcos po­dría ser de­por­ta­do de EU!

El can­tan­te cu­bano EDUAR­DO AN­TO­NIO fue de­te­ni­do por ma­ne­jar ebrio en Mia­mi, y NIURKA lo pu­so en li­ber­tad al pa­gar la fian­za

TVyNovelas (México) - - News -

La ex pa­re­ja de Niurka Marcos fue de­te­ni­do du­ran­te la ma­dru­ga­da del mar­tes 7 de fe­bre­ro por ma­ne­jar ba­jo la in­fluen­cia del al­cohol en la ciu­dad de Mia­mi, Flo­ri­da. No es la pri­me­ra vez que le su­ce­de es­te tti­po de acon­te­ci­mien­tos al can­tau­tor de ori­gen cu­bano, yya que ha­ce sie­te años fue de­te­ni­do en es­ta­do etí­li­co por las mis­mas ra­zo­nes. Si no ffue­ra por Niurka, quien tu­vo que pa­gar la fian­za pa­ra que ffue­ra de­ja­do en li­ber­tad, Eduar­do An­to­nio se­gui­ría de­te­ni­do y aho­ra en­fren­ta una po­si­ble de­por­ta­ción.

“LE“PI­DO A DIOS QUE NO LO DEPORTEN”

¿Qué fue lo que pa­só con Eduar­do An­to­nio? Su­peS que lo aga­rra­ron to­ma­do y ma­ne­jan­do. An­da­ba ce­le­bran­do. Me avi­só su se­cre­ta­ria, Ma­ría.

¿Qué es­ta­ba ce­le­bran­do?

Sa­lía de gra­bar. No veo que sea un pro­ble­ma gra­ve, le pa­sa a mu­cha gen­te. No es nin­gu­na si­tua­ción que lo es­té co­lo­can­do en un perfil de de­lin­cuen­te ni na­da de eso.

¿Le pa­gas­te la fian­za?

Sí, le eché la mano. Esas son las co­sas que uno ha­ce por la gen­te que apre­cia. In­clu­so por los ami­gos que son im­por­tan­tes pa­ra uno. Si ayu­dé a Juan (Oso­rio) du­ran­te su adic­ción a las dro­gas y me me­tí de cuer­po y al­ma pa­ra su re­cu­pe­ra­ción, ¿por qué no ayu­dar a Eduar­do An­to­nio?

¿Sa­bes que lo pue­den de­por­tar?

Le pi­do a Dios que no lo deporten. La ley en Es­ta­dos Uni­dos di­ce que cuan­do eres re­in­ci­den­te en una si-

tua­ción de es­tas van su­bien­do los cas­ti­gos. Es la se­gun­da vez, y es­pe­ro que no sea de­por­ta­do por­que Eduar­do ama es­tar en Mia­mi, tie­ne una vi­da he­cha y le de­di­có mu­chos años pa­ra ob­te­ner la re­si­den­cia.

¿ Le lla­mas­te la aten­ción?

No, qué lo voy a re­ga­ñar… Él es co­mo un chi­qui­to mal­cria­do, co­mo un be­bé. No es un hom­bre ma­lo ni de­lin­cuen­te. Es ca­pri­cho­so.

¿Qué le di­jis­te?

Le di­je: “Oye, aun­que sea da­me un be­si­to o haz­me el amor de nue­vo por­que has­ta fian­za me cues­tas”. Creo que Eduar­do An­to­nio es pa­re­ci­do a mí, pe­ro en ver­sión gay (ri­sas). Él na­ció pa­ra amar y pa­ra vi­vir. Lo ado­ro.

ELLA LO SAL­VÓ. La ac­triz y can­tan­te se mo­vió rá­pi­da­men­te pa­ra ayu­dar a su ex.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.