“MI HI­JA HA­CE BULL­YING”

LIS­SET con­fie­sa que por el com­por­ta­mien­to de su hi­ja MA­RÍA la han man­da­do lla­mar de la es­cue­la, pe­ro ya tra­ba­ja con ella pa­ra re­sol­ver­lo

TVyNovelas (México) - - Detrás de -

Va­ya sor­pre­sa nos lle­va­mos al en­te­rar­nos de que Ma­ría, hi­ja de Lis­set y Li­sar­do, ha­ce bull­ying a sus com­pa­ñe­ri­tos de la es­cue­la. Co­mo bue­na ma­dre, la ac­triz ya to­mó car­tas en el asun­to y nos pla­ti­có de qué ma­ne­ra ayu­da a su pe­que­ña de sie­te años pa­ra re­ver­tir es­ta con­duc­ta y ha­cer de ella un buen ser hu­mano. “Le he ex­pli­ca­do a Ma­ría que la so­lu­ción nun­ca es la vio­len­cia y que hay mu­chas for­mas de re­sol­ver las co­sas sin ha­cer­le da­ño a sus ami­gui­tos”, ex­pre­só.

“LE EN­SE­ÑO A SER UN BUEN SER HU­MANO” ¿Có­mo fue tu pa­pá con­ti­go?

Muy es­tric­to; lo es has­ta la fe­cha. Él fo­men­tó en mí la pa­sión por la mú­si­ca. Por eso, a pe­sar de que me gus­ta can­tar y es al­go que do­mino y pue­do ha­cer sin pro­ble­ma an­te mu­cha gen­te, cuan­do él es­tá me pon­go muy ner­vio­sa.

Creo que es una cues­tión de ad­mi­ra­ción, por­que no na­da más es mi pa­pá, es mi maes­tro. De él apren­do to­dos los días, y aun­que nos ado­ra­mos, me ins­pi­ra mu­cho res­pe­to.

Aho­ra esas en­se­ñan­zas las trans­mi­tes a tu pe­que­ña...

Así es, la dis­ci­pli­na y el res­pe­to. An­tes que otra co­sa, a Ma­ría le en­se­ño a ser un buen ser hu­mano, por­que só­lo así des­ta­ca­rá en lo que se de­di­que; se­rá tam­bién ge­ne­ro­sa, com­par­ti­da y amorosa. Es muy im­por­tan­te in­cul­car a los hi­jos va­lo­res y gran­des vir­tu­des.

¿Có­mo es la co­mu­ni­ca­ción con Ma­ría?

Bue­na, pla­ti­ca­mos de to­do. El ejem­plo arra­sa. Ade­más, si los pa­dres es­ta­mos más cer­ca de lo ha­bi­tual de nues­tros hi­jos, po­de­mos es­tar pen­dien­tes del uso que le dan a sus re­des so­cia­les y po­drán en­fren­tar me­jor cues­tio­nes co­mo el bull­ying o la vio­len­cia. Es im­por­tan­te no ta­par las co­sas, por­que to­do exis­te: las dro­gas, el se­xo, la pros­ti­tu­ción... Mien­tras más ha­ble­mos con ellos al res- pec­to, me­jor. En mi ca­so me sé per­fec­to la vi­da de Ma­ría, con quién se jun­ta, si se pe­leó, por qué lo hi­zo; su pa­dre tam­bién es­tá al pen­dien­te de ella.

“LE EX­PLI­CO QUE LA SO­LU­CIÓN NUN­CA ES LA VIO­LEN­CIA” En ese sen­ti­do, ¿ tu hi­ja ha su­fri­do bull­ying?

Mi hi­ja es la otra par­te; ella lo ha­ce.

¿Có­mo lo has ma­ne­ja­do?

Co­mo soy ac­triz ten­go una gran ven­ta­ja, por­que tra­ba­jo con ella a tra­vés de di­ná­mi­cas de ac­tua­ción. Le di­go: “Soy tu ami­gui­ta y va­mos a ac­tuar la mis­ma si­tua­ción”. De es­ta for­ma ella ve có­mo reac­cio­na­mos to­dos. Es­te ti­po de ejem­plos me han ayu­da­do mu­cho, por­que Ma­ría es muy vi­sual.

¿Te han man­da­do lla­mar de la es­cue­la por su con­duc­ta?

Sí, mu­chas ve­ces. Sa­be­mos to­do de nues­tra hi­ja y no es­ta­mos preo­cu­pa­dos, es­ta­mos ocu­pa­dos en re­sol­ver su con­duc­ta. Le he ex­pli­ca­do que la so­lu­ción nun­ca es la vio­len­cia y que hay mu­chas for­mas de re­sol­ver las co­sas sin ha­cer­le da­ño a sus ami­gui­tos. Tam­bién le he re­mar­ca­do lo im­por­tan­te que es cons­truir una amis­tad, por­que a ve­ces hay ami­gos que se ha­cen her­ma­nos de vi­da.

¿A qué crees que se de­ba su com­por­ta­mien­to?

Pien­so que es una cues­tión de per­so- na­li­dad; ella tie­ne un ca­rác­ter fuer­te, , ben­di­to Dios, por­que es­tá pre­pa­ra­daa pa­ra la jun­gla. Y bueno, a mí me to­ca lo más com­pli­ca­do, que es edu­car­la.

¿Así eras tú de pe­que­ña?

No, así era Li­sar­do, más ca­pri­cho­so. Yo era tra­vie­sa, da­ba la­ta, era co­mo un chan­go: ti­ra­ba los tu­bos de las cor­ti­nas de los ba­ños, pe­ro aca­ta­ba las re­glas. Ma­ría va en con­tra de ellas, sa­be lo que quie­re, pe­ro hay que guiar­la, y eso es lo que cues­ta tra­ba­jo.

Co­mo pa­dres, Li­sar­do y yo no es­ta­mos preo­cu­pa­dos, es­ta­mos ocu­pa­dos en re­sol­ver su con­duc­ta

HA­CE SU TRA­BA­JO. de Se­gún la ac­triz, la con­duc­ta su per­so­na­li­dad: de Ma­ría “Hay que guiar­la, y es par­te eso es lo que cues­ta”.

PA­PÁS RES­PON­SA­BLES. al Pe­se a su se­pa­ra­ción, Lis­set pen­dien­te de la con­duc­ta y Li­sar­do si­guen de su pe­que­ña Ma­ría, ya de sie­te años.

Se se­pa­ra­ron en LIS­SET Y LI­SAR­DO. 2014 tras sie­te años de ma­tri­mo­nio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.