Bemy Va­len­ti­ne

TVyNovelas (México) - - Pasatiempos -

Que­ri­do lec­tor, es­ta se­ma­na el amor es­tá en el ai­re, es cuan­do San Va­len­tín va a ha­cer de las su­yas. ¡Oja­lá!, pues hay mu­chos co­ra­zo­nes que es­tán a la es­pe­ra de que lle­gue su prín­ci­pe va­lien­te y les ha­ga el cor­te­jo más ce­le­bra­do de su his­to­ria. Es ver­dad que eso causa una emo­ción in­des­crip­ti­ble, los sen­ti­dos se agu­di­zan y to­do, pe­ro ab­so­lu­ta­men­te to­do, se vuel­ve co­lor de ro­sa al­re­de­dor. ¿Quién no quie­re vi­vir en esa vi­bra­ción de en­sue­ño? Sin em­bar­go, hay que te­ner en cuen­ta que en mu­chas oca­sio­nes no se de­ben te­ner ex­pec­ta­ti­vas con las per­so­nas equi­vo­ca­das, por lo que pa­ra que no pier­das tu tiem­po con al­guien que no va­le la pe­na, te voy a dar un se- má­fo­ro que te va a ayu­dar pa­ra sa­ber si se­guir ahí, dar­le un po­co más de tiem­po, o bien, sa­lir hu­yen­do y dar­le la opor­tu­ni­dad a al­guien más de que te co­noz­ca y va­lo­re.

Las re­glas de es­te se­má­fo­ro son muy sim­ples, ver­de avan­za, ama­ri­llo pre­ven­ti­va, y ro­jo na­da tie­nes que ha­cer ahí; si te que­das es ba­jo tu pro­pia res­pon­sa­bi­li­dad y ries­go.

Cu­pi­do es más que ge­ne­ro­so si sa­bes leer las se­ña­les; no obs­tan­te, si a pe­sar de sa­ber in­ter­pre­tar­las de­ci­des po­ner­te unos len­tes de co­lor os­cu­ro, en­ton­ces nun­ca vas a lo­grar ser feliz, pues es­ta­rás vi­vien­do al­go que no ne­ce­si­tas por te­mor a es­tar so­la o so­lo, por­que in­clu­so tal vez no te das la opor­tu­ni­dad de sa­ber que me­re­ces es­tar con al­guien a quien no te dé mie­do de­jar, o de­cir­le las co­sas que en reali­dad pien­sas, o ale­jar­te cuan­do to­da­vía no hay una re­la­ción más es­tre­cha. A ve­ces no lle­ga al­guien nue­vo por­que aún tu men­te guar­da re­cuer­dos de otras u otra per­so­na del pa­sa­do, así que lim­pia tus ar­chi­vos men­ta­les, da­le prio­ri­dad a quien real­men­te se me­re­ce es­tar a tu la­do; si al­go la vi­da nos per­mi­te es ele­gir, y tú pue­des ha­cer­lo, in­clu­yen­do a los ami­gos que sa­bes que no lo son y no te de­ci­des a sa­car­los de tu exis­ten­cia por pe­na. Re­nue­va tu círcu­lo, haz que es­te Día del Amor y la Amis­tad sea lleno de sin­ce­ri­dad. Es un pla­cer po­der ser­vir­te. Dios ben­di­ga tu se­ma­na.

Geor­get­te Ri­ve­ra

HAY­QUE SA­BER VER MÁSALLÁ mu­cha De­bes po­ner a cier­tas aten­ción tu se­ña­les en . re­la­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.