EN AC­CIÓN

T Tras de­di­car­se d di t tres años a su familia, MA­RÍA DE LA FUEN­TE re­gre­sa con La­pi­lo­to; ¡has­ta ar­mas de fuego tu­vo que apren­der a usar!

TVyNovelas (México) - - ¡Nada Perdido! -

Ya des­pe­gó La pi­lo­to, y en­tre sus per­so­na­jes des­ta­ca Mó­ni­ca Or­te­ga, una po­li­cía fe­de­ral jus­ti­cie­ra, ru­da y va­lien­te, en­car­na­da por Ma­ría de la Fuen­te, quien apar­te de sen­tir­se or­gu­llo­sa de per­te­ne­cer a es­ta pro­duc­ción, tam­bién se mues­tra di­cho­sa de vol­ver al tra­ba­jo lue­go de es­tar tres años de­di­ca­da a su es­po­so, Max Vi­lle­gas, y a sus hi­jos, Vic­to­ria y Oliver.

“GRA­BAR EN LO­CA­CIÓN HI­ZO MÁ­SÁ EMO­CIO­NAN­TE MI RE­GRE­SO” ¿Qué re­pre­sen­ta pa­ra ti es­tar en La pi­lo­to? Prin­ci­pal­men­te, mi re­gre­so a la te­le­vi­sión. Es­tu­ve tres años sin tra­ba­jar. Es­te es un pro­yec­to fres­co, nue­vo. Pla­tí­ca­nos de Mó­ni­ca Or­te­ga, tu per­so­na­je... Es una po­li­cía fe­de­ral jus­ti­cie­ra que quie­re for­mar un país me­jor. Es­tá en bús­que­da de so­lu­cio­nar los pro­ble­mas de con­tra­ban­do de sus­tan­cias, y ahí se en­con­tra­rá con La pi­lo­to, que in­ter­pre­ta Li­via Bri­to. ¿ Ahora en­tien­des a las mu­je­res po­li­cías? Sí, y es fuer­te su tra­ba­jo pa­ra lle­gar a ob­te­ner cual­quier pues­to. De­ben pa­sar por las mis­mas prue­bas que los hom­bres. Por eso creo que es do­ble mé­ri­to, por­que re­quie­ren más es­fuer­zo pa­ra po­der logr lo­grar su ob­je­ti­vo den­tro de la ins­ti­tu­ción. Lue­go de tres años au­sen­te, ¿có­mo fue re­gre­sar a tra­ba­jar? In­creí­ble. Me gus­tó por­que ca­si no es­tu­vi­mos en fo­ro. Por lo ge­ne­ral gra­ba­mos en Cuer­na­va­ca, Puer­to Va­llar­ta, Ve­ra­cruz, To­lu­ca y Aca­pul­co. Pa­re­cía­mos una ca­ra­va­na de gi­ta­nos que via­já­ba­mos de un la­do a otro; gra­cias a eso fue más emo­cio­nan­te mi re­gre­so. “MIS HI­JOS SON ALEG­RES, CA­RI­ÑO­SOS, FAN­TÁS­TI­COS...” ¿Có­mo fue el pri­mer día? Es­ta­ba muy emo­cio­na­da, más por­que W Es­tu­dios y Le­mon Films es­tu­vie­ron de­trás de la pro­duc­ción. Eso me dio mu­cha se­gu­ri­dad de que lo que ha­cía­mos lo es­tá­ba­mos ha­cien­do bien. Hu­bo una for­ma­ción pre­via del per­so­na­je in­creí­ble; tu­vi­mos un en­tre­na­mien­to de ar­mas de fuego con exa­gen­tes de la DEA y con po­li­cías fe­de­ra­les. Ellos nos en­se­ña­ron có­di­gos y se­ña­la­mien­tos muy par­ti­cu­la­res que tie­nen los po­li­cías. ¿Qué tal la ex­pe­rien­cia de in­gre­sar a es­te mun­do po­li­cia­co? Di­ver­ti­da, pe­ro a la vez im­pli­ca­ba mu­cha res­pon­sa­bi­li­dad por el te­ma de las a ar­mas; son una ame­na­za. ¿Qué¿ te di­je­ron tus hi­jos de es­te re­gre­so? Lo to­ma­ron bien, les fui ex­pli­can­do poco a po­qui­to. Les di­je: “El he­cho de que n no va­ya a es­tar al­gu­nos sáb ba­dos no sig­ni­fi­ca que no lo los quie­ra o no quie­ra es­ta tar con us­te­des. Es por­que mi tra­ba­jo lo re­quie­re”. Van en­ten­dien­do.n Soy muy afor­tu tu­na­da con los hi­jos y el es­po po­so que ten­go. ¿Có­mo¿C son tus pe­que­ñi­nes? Al Aleg­res, ca­ri­ño­sos, fan­tás­ti­co cos... A ve­ces ha­go obras de tea tea­tro, los in­vo­lu­cro y echan ava vo­lar su ima­gi­na­ción. Así les voy ex­pli­can­do. Es to­da una ma ma­te­ria en ca­sa ir­les ex­pli­can­do mi pro­fe­sión.

NO SE IDEN­TI­FI­CA. La ac­triz se­ña­la que el per­so­na­je de Mó­ni­ca Or­te­ga es muy di­fe­ren­te a ella, desde su tono de voz has­ta la for­ma de mo­ver­se y co­mer.

LES EN­SE­ÑA CON EL EJEM­PLO. Pa­ra ex­pli­car­les su tra­ba­jo a sus hi­jos, Vic­to­ria y Oliver, or­ga­ni­za con ellos obras de tea­tro. EN­TRE­GA­DA A SU FAMILIA. Du­ran­te tres años fue ma­dre y es­po­sa de tiem­po com­ple­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.