Los par­ti­dos po­lí­ti­cos ¿aún le sir­ven a Mé­xi­co?

Unis y Mas - - Opinión Joven - Por: Eric Her­nán­dez Tos­ca Erick Her­nán­dez Tos­ca @erickh­tos­ca

No es nin­gu­na sor­pre­sa que en los úl­ti­mos años los par­ti­dos po­lí­ti­cos ha­yan su­fri­do una cri­sis de cre­di­bi­li­dad en nues­tro país; y es que se­gún da­tos de la­ti­no­ba­ró­me­tro, los par­ti­dos po­lí­ti­cos son de las ins­ti­tu­cio­nes que cuen­tan con la me­nor cre­di­bi­li­dad an­te la so­cie­dad, con tan so­lo un 9% de me­xi­cano que con­fían en es­tas en­ti­da­des pú­bli­cas.

Es­ta cri­sis se de­be a di­ver­sos fac­to­res, sin em­bar­go uno de los gran­des re­cla­mos de la so­cie­dad ha­cía es­tos ins­ti­tu­tos po­lí­ti­cos re­cae en que los par­ti­dos re­ci­ben gran­des can­ti­da­des de di­ne­ro pú­bli­co pa­ra ac­ti­vi­da­des or­di­na­rias y que pa­ra mu­chos, los par­ti­dos se han con­ver­ti­do en un ju­go­so ne­go­cio millonario que so­lo be­ne­fi­cia a unos cuan­tos.

Tam­bién exis­te, el re­cha­zo en vir­tud de que se con­si­de­ra que los par­ti­dos no traen nin­gún be­ne­fi­cio a la so­cie­dad y que los can­di­da­tos y can­di­da­tas que pos­tu­lan son por lo ge­ne­ral ma­los o de du­do­sa repu­tación.

To­do lo an­te­rior es cier­to y lo com­par­to, sin du­da los par­ti­dos po­lí­ti­cos han per­di­do rum­bo y so­bre to­do iden­ti­dad.

Hoy ya se dio un gran pa­so eli­mi­nan­do el 50% de pre­rro­ga­ti­vas pa­ra los par­ti­dos po­lí­ti­cos, pe­ro aún queda más por ha­cer. Con­si­de­ro que los par­ti­dos son de vi­tal im­por­tan­cia en la vi­da po­lí­ti­ca del país, son he­rra­mien­tas y escuelas de for­ma­ción po­lí­ti­ca don­de cual­quier ciu­da­dano que sim­pa­ti­ce con sus ideas pue­de per­te­ne­cer de ma­ne­ra li­bre y for­mar­se pa­ra po­der ser­vir de la me­jor ma­ne­ra a nues­tro país.

Los par­ti­dos po­lí­ti­cos son los úni­cos ca­pa­ces de po­der re­to­mar la con­fian­za de los me­xi­ca­nos y pa­ra es­to ne­ce­si­tan de­mo­cra­ti­zar­se al in­te­rior, ge­ne­rar es­pa­cios pa­ra in­cluir a los ciu­da­da­nos y por ultimo re­to­mar su doc­tri­na y va­lo­res, pa­ra que así pue­dan cum­plir la fi­na­li­dad por las que fue­ran fun­da­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.