CÓ­MO HA­CER TU CA­FÉ MÁS SANO POR LAS MA­ÑA­NAS USA CA­NE­LA U OTRAS ES­PE­CIES:

Cam­biar tu le­che por al­gu­na cre­ma o be­ber un va­so de agua an­tes de be­ber ca­fé pue­de ha­cer mu­cha di­fe­ren­cia en tu sa­lud

Vanguardia - Circulo 360 - - REFLEXIONES -

An­drea Villar

Si eres aman­te del ca­fé se­gu­ra­men­te has es­cu­cha­do los be­ne­fi­cios que tie­ne con­su­mir es­ta be­bi­da, ta­les co­mo su ayu­da en la que­ma de gra­sas y en la dis­mi­nu­ción del ries­go de pa­de­cer dia­be­tes. Por es­ta ra­zón te trae­mos recomendaciones pa­ra que ha­gas de tu ca­fé fa­vo­ri­to en las ma­ña­nas una be­bi­da más sa­na.

TO­MA UN VA­SO DE AGUA PRI­ME­RO:

de acuer­do con el si­tio Ti­me, mu­chas per­so­nas que co­mien­zan el día con ca­fé­des­cu­bren que no be­ben su­fi­cien­te agua na­tu­ral pa­ra el fi­nal del día. Por ello a pe­sar de que la ca­feí­na es un diu­ré­ti­co, le nie­ga al cuer­po el efec­to des­hi­dra­tan­te.

EVI­TA LO AR­TI­FI­CIAL:

se ha de­mos­tra­do que los edul­co­ran­tes ar­ti­fi­cia­les es­ti­mu­lan los an­to­jos y es­tán re­la­cio­na­dos con un ma­yor ries­go de obe­si­dad y dia­be­tes ti­po 2. Y aun­que no tie­ne ca­lo­rías, in­ten­ta be­ber ca­fé sin azú­car o usa una pe­que­ña can­ti­dad de azú­car real.

PRUE­BA UNA «SIES­TA DE CA­Fé»:

los efec­tos del ca­fé no se ac­ti­van sino has­ta apro­xi­ma­da­men­te 30 mi­nu­tos des­pués de su in­ges­ta. Eso sig­ni­fi­ca que si to­mas una ta­za de ca­fé jus­to an­tes de to­mar una sies­ta de 2030 mi­nu­tos, pue­des des­per­tar­te sin­tién­do­te con mu­cha ener­gía.

OP­TA POR LE­CHES DE ORI­GEN VE­GE­TAL:

las “le­ches” y cre­mas he­chas de al­men­dras, co­co y otras fuentes ve­ge­ta­les pue­den ser mu­cho más ba­jas en ca­lo­rías que las cre­mas tra­di­cio­na­les; y a me­nu­do se pro­du­cen con in­gre­dien­tes to­tal­men­te na­tu­ra­les y pro­por­cio­nan gra­sas mo­no­in­sa­tu­ra­das sa­lu­da­bles pa­ra el co­ra­zón. Otro buen tip es agre­gar­le una cu­cha­ra­da de man­te­qui­lla pu­ra, lo ha­ce cre­mo­so y sa­lu­da­ble. pa­ra re­du­cir tu con­su­mo de azú­car uti­li­za es­pe­cias dul­ces co­mo la ca­ne­la, el jen­gi­bre, nuez mos­ca­da o cla­vo. Al agre­gar­las a tu ca­fé, ade­más de au­men­tar el sa­bor y el aro­ma, las es­pe­cias au­men­tan la in­ges­ta de an­ti­oxi­dan­tes. (La ca­ne­la tie­ne la ven­ta­ja aña­di­da de ayu­dar con el azú­car en la san­gre y la re­gu­la­ción de la in­su­li­na.)

RE­DU­CE TU CAN­TI­DAD A UN PA­QUE­TE DE AZú­CAR:

La Ame­ri­can Heart As­so­cia­tion re­co­mien­da un lí­mi­te dia­rio de seis cu­cha­ra­di­tas de azú­car agre­ga­da por día pa­ra las mu­je­res. Eso de­ja po­co es­pa­cio pa­ra el azú­car en el ca­fé, así que en lu­gar de po­ner­la des­de un re­ci­pien­te más gran­de, usa pa­que­tes o una cu­cha­ra de me­dir. Pe­ro si usas le­che o cre­ma, omi­te por com­ple­to el azú­car gra­nu­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.