DE­TIE­NEN A ABUE­LO DEL NI­ÑO QUE CAU­SÓ TI­RO­TEO

Jo­sé Ángel, de 58 años, es en­via­do al pe­nal, lue­go de co­no­cer­se que me­nor usó las ar­mas que no te­nían li­cen­cia

Vanguardia - - PORTADA - FRAN­CIS­CO RO­DRÍ­GUEZ

TO­RREÓN.- El fis­cal Gerardo Márquez Gue­va­ra, con­fir­mó la or­den de aprehen­sión y pos­te­rior eje­cu­ción en con­tra de Jo­sé Ángel “N”, abue­lo del ni­ño de 11 años que dis­pa­ró en el co­le­gio Cer­van­tes, don­de ma­tó a una maes­tra, hi­rió a seis per­so­nas y des­pués se sui­ci­dó.

El fis­cal ex­pli­có que el hom­bre de 58 años, se le atri­bu­ye la co­mi­sión por omi­sión del ho­mi­ci­dio do­lo­so de la maes­tra Ma­ría As­saf Me­di­na, al ha­ber si­do ne­gli­gen­te en te­ner ar­mas en el do­mi­ci­lio don­de tam­bién ha­bi­ta­ba el me­nor, ar­mas que des­pués lle­vó el es­tu­dian­te de sex­to de pri­ma­ria al co­le­gio.

Márquez con­fir­mó que el impu­tado ya fue de­te­ni­do y se en­cuen­tra en el pe­nal de To­rreón. Se con­tem­plan de 72 a 144 ho­ras pa­ra que la fis­ca­lía sos­ten­ga los da­tos de prue­ba pa­ra la for­mu­la­ción de vin­cu­la­ción a pro­ce­so. El fun­cio­na­rio in­for­mó que a par­tir de aho­ra se ini­cia un nue­vo pe­río­do pa­ra sos­te­ner los da­tos de prue­ba así co­mo la es­tra­te­gia de de­fen­sa.

“En los da­tos que exis­ten de prue­ba acu­mu­la­dos en la car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción, es­ta per­so­na es el re­fe­ren­te, el ti­tu­lar que lle­va las rien­das del ho­gar”, co­men­tó el fis­cal Gerardo Márquez.

El Fis­cal ase­gu­ró que han en­con­tra­do en las in­ves­ti­ga­cio­nes, una “au­sen­cia de cul­ti­vo de va­lo­res y aten­ción” ha­cia el me­nor. Su pa­dre no es­ta­ba en la ciu­dad y no pre­ci­só si los abue­los, con los que vi­vía el ni­ño, te­nían le­gal­men­te la pa­tria po­tes­tad.

Ade­más, di­jo que en las di­li­gen­cias y en­tre­vis­tas con el círcu­lo cer­cano del ni­ño se hi­zo un ase­gu­ra­mien­to de vi­deo­jue­gos de con­te­ni­do vio­len­to, así co­mo ju­gue­tes bé­li­cos y pis­to­las de ai­re. En ese sen­ti­do, Márquez Gue­va­ra aña­dió que el me­nor de­bió te­ner al­gu­na ins­truc­ción en el ma­ne­jo de ar­mas, aun­que fue­se de ca­rác­ter vir­tual.

Tam­bién re­fi­rió que es­tán si­guien­do la guía de pro­ce­den­cia de las ar­mas que uti­li­zó el me­nor, pa­ra sa­ber có­mo lle­ga­ron a la po­se­sión del abue­lo y des­pués a ma­nos del ni­ño.

En ca­so de que se lo­gre fin­car la res­pon­sa­bi­li­dad, el hoy impu­tado po­dría ser con­de­na­do a una pe­na de 18 a 35 años de pri­sión.

La pre­gun­ta for­mu­la­da en el tí­tu­lo de es­te tex­to ha si­do res­pon­di­da, al me­nos de for­ma pre­li­mi­nar, por la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de Coahui­la al con­cen­trar en la fi­gu­ra del abue­lo de Jo­sé Ángel la res­pon­sa­bi­li­dad de los trá­gi­cos su­ce­sos del vier­nes pa­sa­do en el Co­le­gio Cer­van­tes de To­rreón..

De acuer­do con el ti­tu­lar de la de­pen­den­cia, Gerardo Márquez Gue­va­ra, el abue­lo del me­nor, quien lle­va sus mis­mos nombres, ha­bría in­cu­rri­do “en una con­duc­ta omi­si­va que tie­ne que ver con ha­ber si­do ne­gli­gen­te en la te­nen­cia de ar­mas de fue­go en un do­mi­ci­lio par­ti­cu­lar en el que tam­bién coha­bi­ta­ba un me­nor de edad”, ra­zón por la cual se le impu­tará el ho­mi­ci­dio de la maes­tra de su nieto.

La res­pon­sa­bi­li­dad del abue­lo sur­gi­ría, se­gún el Fis­cal, de una “omi­sión”, es de­cir, de no ha­ber te­ni­do el cui­da­do de im­pe­dir que el me­nor ac­ce­die­ra a las ar­mas que ha­bía en su ca­sa y ul­te­rior­men­te ase­si­na­ra con ellas a una per­so­na, qui­tán­do­se pos­te­rior­men­te la vi­da él mis­mo.

De acuer­do con Márquez Gue­va­ra, las di­li­gen­cias que el per­so­nal a su car­go ha rea­li­za­do des­de el vier­nes an­te­rior le han per­mi­ti­do a la Fis­ca­lía re­unir los ele­men­tos de prue­ba su­fi­cien­tes co­mo pa­ra acre­di­tar an­te un juez la pro­ba­ble res­pon­sa­bi­li­dad del abue­lo, y por ello ob­tu­vie­ron una or­den de cap­tu­ra que se cum­pli­men­tó ayer mis­mo.

Na­die más que el Fis­cal y quie­nes con él han tra­ba­ja­do en la in­te­gra­ción de la car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción pue­de de­cir a cien­cia cier­ta si en efec­to exis­ten los ele­men­tos su­fi­cien­tes co­mo pa­ra co­nec­tar la pre­sun­ta con­duc­ta omi­sa de Jo­sé Ángel “N” con los ac­tos de su nieto y por ello no pue­de asu­mir­se una po­si­ción ta­jan­te res­pec­to de la so­li­dez del ca­so.

Sin em­bar­go, da­do que el de­re­cho pe­nal es de apli­ca­ción es­tric­ta pa­re­ce apre­su­ra­do –por de­cir lo me­nos– que la Fis­ca­lía de Coahui­la se ade­lan­te a for­mu­lar una acu­sa­ción re­la­cio­na­da con una par­te del de­re­cho que cons­ti­tu­ye un es­pa­cio de fuer­tes dis­cu­sio­nes en­tre los teó­ri­cos.

El ele­men­to cen­tral del ca­so, de acuer­do con es­pe­cia­lis­tas con­sul­ta­dos por VAN­GUAR­DIA, ten­dría que ver con la pre­vi­si­bi­li­dad de los he­chos, es de­cir, con de­mos­trar que lo ocu­rri­do el vier­nes an­te­rior en To­rreón pu­do ser pre­vis­to por el abue­lo del me­nor y por es­ta ra­zón es­ta­ba en­ton­ces obli­ga­do a ha­cer lo ne­ce­sa­rio pa­ra im­pe­dir­lo.

Na­die pue­de ma­ni­fes­tar­se en con­tra de que en un he­cho a tal gra­do atroz se ha­ga jus­ti­cia. La so­cie­dad en­te­ra es­tá cons­ter­na­da por lo ocu­rri­do y el ma­yor de­seo co­lec­ti­vo es que un su­ce­so co­mo és­te no vuel­va a ocu­rrir.

Pe­ro el re­cla­mo de jus­ti­cia no pue­de con­fun­dir­se con el ac­to de pro­ce­sar a un in­di­vi­duo sim­ple­men­te pa­ra que el co­ro­la­rio de es­ta his­to­ria sea que al­guien fue con­de­na­do y eso se in­ter­pre­te co­mo au­sen­cia de im­pu­ni­dad.

El ve­re­dic­to fi­nal del ca­so que­da­rá en ma­nos de un juez, des­de lue­go, pe­ro des­de aho­ra pue­de ade­lan­tar­se que la aprehen­sión del abue­lo de Jo­sé Ángel se con­ver­ti­rá en un ele­men­to de po­lé­mi­ca que par­te de la ló­gi­ca, ma­ni­fes­ta­da des­de ayer mis­mo por múl­ti­ples vo­ces a tra­vés de re­des so­cia­les, de que es­to no ne­ce­sa­ria­men­te es ha­cer jus­ti­cia.

La aprehen­sión del abue­lo de Jo­sé Ángel se con­ver­ti­rá en un ele­men­to de po­lé­mi­ca, de que es­to no ne­ce­sa­ria­men­te es ha­cer jus­ti­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.