Víc­ti­ma de abu­so se­xual, 5 me­ses es­pe­ran­do jus­ti­cia

El pre­sun­to agre­sor es un em­pre­sa­rio de la Re­gión Cen­tro y pro­vee­dor del Ayun­ta­mien­to de Mon­clo­va

Vanguardia - - MI ESTADO - AR­MAN­DO RÍOS

MON­CLO­VA.- Cin­co me­ses des­pués que Mi­che­lle “N”, pre­sen­tó su de­nun­cia an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co por ha­ber si­do víc­ti­ma de vio­len­cia se­xual a ma­nos de un em­pre­sa­rio de la Re­gión Cen­tro de Coahui­la, las au­to­ri­da­des no han pre­sen­ta­do el ca­so an­te un juez.

Mien­tras que el pre­sun­to agre­sor de nom­bre Car­los “N” si­gue en la ad­mi­nis­tra­ción de las em­pre­sas que ma­ne­ja en la re­gión, de acuerdo con au­to­ri­da­des de los juz­ga­dos de pri­me­ra ins­tan­cia con­sul­ta­dos por VANGUARDIA. Has­ta el día de hoy las au­to­ri­da­des del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co no han so­li­ci­ta­do la in­ter­ven­ción de un juez pa­ra ini­ciar la cau­sa pe­nal e impu­tar de ma­ne­ra for­mal al acu­sa­do.

Fue el pa­sa­do do­min­go cuan­do VANGUARDIA pu­bli­có el ca­so de la jo­ven de 25 años, quien des­de agos­to de 2019, pre­sen­tó la de­nun­cia contra Car­los “N”, por el de­li­to de abu­so se­xual del que fue víc­ti­ma en su pro­pio au­to.

De acuerdo con la afec­ta­da, es po­si­ble que la persona a quien acu­sa, no sea per­se­gui­da de­bi­do a que es un em­pre­sa­rio re­co­no­ci­do de la re­gión, e in­clu­so pro­vee­dor de ser­vi­cios del Ayun­ta­mien­to de Mon­clo­va.

Lue­go de la pu­bli­ca­ción y el se­gui­mien­to so­bre la de­nun­cia, las au­to­ri­da­des de la Fis­ca­lía in­for­ma­ron que se es­tán lle­van­do a ca­bo di­li­gen­cias, y fuen­tes cer­ca­nas al ca­so ma­ni­fes­ta­ron que en un solo día se ha lla­ma­do a en­tre­vis­ta an­te el mi­nis­te­rio a tres tes­ti­gos que Mi­che­lle pre­sen­tó en su de­nun­cia co­mo pro­ba­bles apor­tan­tes pa­ra la alimentaci­ón de la in­da­ga­to­ria.

Sin em­bar­go, aun cuan­do Mi­che­lle pre­sen­tó su de­nun­cia a tra­vés del Cen­tro de Em­po­de­ra­mien­to de Jus­ti­cia de la Mu­jer, ase­gu­ra que has­ta ahora no se le ha orien­ta­do res­pec­to de los si­guien­tes pro­ce­sos, a ex­cep­ción de lo que le ha men­cio­na­do su abo­ga­do, quien la ha pues­to so­bre avi­so de que las au­to­ri­da­des de­be­rán ca­na­li­zar­la a una psi­có­lo­ga; al­go que tam­po­co ha ocu­rri­do.

“A mí no me han di­cho na­da, si ten­go que ir o al­go. Ahora an­dan muy apu­ra­dos y aca­ban de ci­tar a tes­ti­gos. Me da tris­te­za que las co­sas ten­gan que ser así”, ma­ni­fies­ta Mi­che­lle.

Im­pu­ni­dad. Mi­che­lle la­men­ta que el pro­ce­so contra su agre­sor no avan­ce y con ello si­ga en im­pu­ni­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.