Cor­to­cir­cui­to cau­sa in­cen­dio en vi­vien­da

Vanguardia - - MI SEGURIDAD - CH­RIS­TOP­HER VANEGAS

El te­ner la es­tu­fa pe­ga­da al re­fri­ge­ra­dor no fue la mejor idea que pu­do te­ner un ha­bi­tan­te de la co­lo­nia Gua­yu­le­ra, pues al ge­ne­rar­se un cor­to, am­bos elec­tro­do­més­ti­cos ar­die­ron, por lo que fue ne­ce­sa­rio que los bom­be­ros lle­ga­ran a con­tro­lar la si­tua­ción y así evi­tar una tra­ge­dia.

Al co­men­zar a ar­der la cocina, se lla­mó al 911 y de in­me­dia­to lle­ga­ron los bom­be­ros, quie­nes rea­li­za­ron las ma­nio­bras ne­ce­sa­rias pa­ra so­fo­car las lla­mas an­tes de que se pro­pa­ga­ran a otras par­tes de la vi­vien­da.

En cues­tión de mi­nu­tos ha­bían con­tro­la­do la si­tua­ción, que al pa­re­cer se des­en­ca­de­nó por un cor­to­cir­cui­to, y, al es­tar jun­tos es­tu­fa y re­fri­ge­ra­dor, co­men­za­ron rá­pi­da­men­te a ar­der, si­tua­ción que se pu­do ha­ber sa­li­do de con­trol, pe­ro los habitantes ce­rra­ron la lla­ve del gas lo­gran­do mi­ni­mi­zar el ries­go.

Los bom­be­ros rea­li­za­ron una se­rie de re­co­men­da­cio­nes al in­qui­lino y se re­ti­ra­ron del lu­gar.

El sal­do fue de da­ños ma­te­ria­les, pe­ro na­die re­sul­tó le­sio­na­do o in­ci­ne­ra­do.

So­fo­can. La rápida in­ter­ven­ción de los bom­be­ros evi­tó que las lla­mas se ex­ten­die­ran.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.