DE VIN­CE LOM­BAR­DI A REID Y EL JO­VEN SHA­NAHAN

Vanguardia - - EXTREMO - VICTOR MA­NUEL PÉ­REZ OCAM­PO

¿Qué ti­po de head coach quie­ren los ju­ga­do­res de foot­ball ame­ri­cano en la lí­nea la­te­ral? Uno que va­ya dan­do de sal­tos, gri­tos y ca­chu­cha­sos an­te cual­quier bue­na ju­ga­da, o que le es­té re­cla­man­do ai­ra­da­men­te a los ofi­cia­les por las de­ci­sio­nes que to­man con res­pec­to a los mo­men­tos crí­ti­cos y ad­ver­sos del jue­go gri­tán­do­les al oí­do has­ta ca­si re­ven­tar­les el tím­pano; o, por el con­tra­rio, un hom­bre equi­li­bra­do que es­té al pen­dien­te de ca­da si­tua­ción de jue­go, se­reno al mo­men­to de to­mar las de­ci­sio­nes cru­cia­les del par­ti­do.

Los Sú­per Ta­zo­nes han ex­hi­bi­do a to­do ti­po de en­tre­na­do­res; cuan­do los Rai­ders de Oa­kland ga­na­ban a los Vi­kin­gos de Min­ne­so­ta el 9 de enero de 1977 John Mad­den gri­ta­ba a to­do pul­món y a pe­sar de su abul­ta­do ab­do­men sal­ta­ba de un la­do a otro con los bra­zos al cielo al mo­men­to que su equi­po lo­gra­ba una ano­ta­ción, y sus enor­mes ca­che­tes en­mar­ca­ban la gran son­ri­sa que le pro­du­cía es­tar do­mi­nan­do a los hom­bres de púr­pu­ra.

Otros que te­nían una gran ener­gía y que no po­dían si­mu­lar eran Hank Stram de los Je­fes de Kan­sas City en las pri­me­ras edi­cio­nes, pa­re­cía la an­tí­te­sis del coach Vin­ce Lom­bar­di. Tam­bién atra­jo los re­flec­to­res so­bre su fi­gu­ra un ca­ris­má­ti­co Mi­ke Dit­ka el “Oso” ma­yor de Chica­go que les per­mi­tía to­do a sus ju­ga­do­res, has­ta po­ner­se a ha­cer mu­si­ca­les pre­vios al Sú­per Ta­zón, pe­ro ya en la lí­nea la­te­ral les gri­ta­ba con fe­ro­ci­dad exi­gien­do de ellos el 100 por cien­to. Val­ga de­cir que la ma­yor par­te de esa tar­de son­río de ore­ja a ore­ja por el tre­men­do do­mi­nio que su equi­po ejer­ció so­bre los Pa­trio­tas,

De los hom­bres que po­co ex­hi­bían sus sen­ti­mien­tos es­ta­ban gen­te co­mo Tom Landry,

Joe Gibbs, Bill Wlash y Mi­ke Sha­naham. Otros tu­vie­ron enor­mes ca­ras lar­gas y si­len­cios abru­ma­do­res de­bi­do a la pe­sa­di­lla que sig­ni­fi­có lle­gar al Sú­per Do­min­go, ese fue el ca­so de Bud Grand, Marv Le­vi y Dan Re­eves, quie­nes con su mar­ca de 0-4 co­mo head coaches en Sú­per Ta­zón pa­san a la his­to­ria con la car­ga más ne­ga­ti­va.

Los dos pro­ta­go­nis­tas del Sú­per Ta­zón 54 en las la­te­ra­les es­tán an­te la opor­tu­ni­dad de te­ner por vez pri­me­ra en sus ma­nos la gloria de ga­nar. In­tere­san­te si ob­ser­va­mos que am­bos per­te­ne­cen a ge­ne­ra­cio­nes to­tal­men­te opues­tas; Andy Reid a la vie­ja guar­dia y Ky­le Sha­nahan es de la nue­va es­cue­la, aún y cuan­do su maes­tro es su pro­pio pa­dre: Mi­ke, ven­ce­dor en 1998 y 1999 con los Bron­cos de Den­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.