JE­TER DE­DI­CA EMO­TI­VA CAR­TA A KOBE

EL AHORA SA­LÓN DE LA FA­MA DEL BEIS­BOL ES­CRI­BIÓ SO­BRE BRYANT CO­MO PERSONA, PA­PÁ, MÁS QUE CO­MO UNA ES­TRE­LLA DEL BASQUETBOL

Vanguardia - - EXTREMO -

LOS ÁNGELES.- El ex­pe­lo­te­ro De­rek Je­ter com­par­tió una emo­ti­va car­ta di­ri­gi­da al re­cién fe­ne­ci­do es­col­ta de Los La­kers, Kobe Bryant, re­sal­tan­do sus vir­tu­des fue­ra de las due­las.

Je­ter, ele­gi­do ha­ce una se­ma­na al Sa­lón de la Fa­ma de Beis­bol, uti­li­zó su pro­pia plataforma de ‘The Pla­yers Tri­bu­ne’ pa­ra elo­giar, a más que un co­le­ga de­por­ti­vo, a un ami­go.

“To­do lo que ne­ce­si­ta­ba sa­ber so­bre Kobe Bryant era es­to: que a lo lar­go de nues­tra amis­tad, las con­ver­sa­cio­nes más sig­ni­fi­ca­ti­vas que tu­vi­mos, siem­pre fue­ron so­bre familia. De­ja a un la­do una de las me­jo­res ca­rre­ras de ba­lon­ces­to de to­dos los tiem­pos. De­je a un la­do su fa­mo­sa éti­ca de tra­ba­jo, el Mam­ba ‘men­ta­lity’ y esa in­creí­ble vo­lun­tad de ga­nar”, es­cri­bió Je­ter.

“Cuan­do pien­so en Kobe, real­men­te termino re­cor­dan­do en esas po­cas con­ver­sa­cio­nes per­so­na­les que tu­vi­mos la suer­te de com­par­tir jun­tos ca­da vez que te­nía­mos una nue­va hi­ja. Es­ta­ba ob­se­sio­na­do con ser cam­peón, un ase­sino ab­so­lu­to con el ba­lón en las ma­nos. En­ton­ces, ¿en los mo­men­tos que pu­de com­par­tir con él? Real­men­te no ha­bla­ba de na­da de eso. Le im­por­ta­ba mu­cho más ser el es­po­so de Va­nes­sa y el pa­dre de sus hi­jas.

Ama­ba a su familia. Eso es lo im­por­tan­te”, agre­gó.

“Y ese es el Kobe que re­cor­da­ré”, sos­tu­vo.

“Quie­ro dar mi más sen­ti­do pé­sa­me a Va­nes­sa y al res­to de la familia Bryant, y a las fa­mi­lias de los de­más pa­sa­je­ros. Tra­ge­dias co­mo es­ta tie­nen una for­ma cruel de re­cor­dar­nos lo que es im­por­tan­te en la vida: pa­sar tiempo con nues­tros se­res que­ri­dos y es­tar allí pa­ra ellos sin im­por­tar na­da. Los even­tos de hoy se sien­ten es­pe­cial­men­te crue­les. He vis­to al ti­po ir por 81 pun­tos. Lo he vis­to ano­tar ca­nas­tos al so­nar la chi­cha­rra. Lo he vis­to ga­nar me­da­llas de oro y ani­llos de cam­peo­na­to. Pe­ro nun­ca

No es­toy in­tere­sa­do en ar­tícu­los pa­ra com­pla­cer a mi ego. Tie­ne que ser al­go que un atle­ta lea y se sien­ta ins­pi­ra­do por al­go, apren­da al­go y se exi­ja a es­for­zar­se has­ta el lí­mi­te”. Kobe Bryant, le­yen­da de las due­las de la NBA.

lo ha­bía vis­to tan fe­liz co­mo se veía el otro día li­bre: con un bra­zo al­re­de­dor de Gi­gi, sen­ta­do jun­to a la can­cha y solo... ha­blan­do. Sí, cla­ro, ha­blan­do de ba­lon­ces­to, pe­ro tienes la sen­sa­ción de que en esos mo­men­tos se ha­bría con­ten­ta­do con ha­blar de cual­quier co­sa”, pro­si­guió.

“A Kobe le en­can­ta­ba ser pa­pá. Y cuan­do ha­ble­mos so­bre su le­ga­do, real­men­te es­pe­ro que po­da­mos re­cor­dar esa par­te esen­cial de él”, des­ta­có.

“Des­can­sa en paz con Gian­na Bryant. Des­can­sa en paz al res­to de pa­sa­je­ros a bor­do. Y des­can­se en paz Kobe Bryant, quien sa­bía que su vida era tan im­por­tan­te co­mo el amor que sen­tía por las personas que la ro­dea­ban. Qué sa­bía que ha­bía na­ci­do pa­ra ju­gar ba­lon­ces­to. Pe­ro su familia iba so­bre to­do”, sen­ten­ció.

De­rek Je­ter no se guar­dó na­da so­bre el ser hu­mano que era Kobe Bryant, una persona de­di­ca­da a su familia y el de­por­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.