CAN­DE­LA

Vanguardia - - OMNIA -

Es un có­mo­do lu­gar de des­can­so y re­crea­ción acuá­ti­ca en me­dio del desierto. Con un cli­ma de en­tre 20 y 22 gra­dos centígrado­s, el Co­rre­dor Tu­rís­ti­co del río Can­de­la es el lu­gar ideal pa­ra quie­nes bus­can un es­ca­pe. Can­de­la, cu­yo nom­bre se de­be a la for­ma de su ce­rro si­mi­lar a una ve­la, ci­rio o can­de­la. Tie­ne una es­ta­ción de fe­rro­ca­rri­les que aún se man­tie­ne en pie y que da la im­pre­sión de ser una for­ta­le­za me­die­val.

QUÉ VI­SI­TAR

∙ La tí­pi­ca pla­za Be­ni­to Juárez. ∙ La Pa­rro­quia de San Car­los Bo­rromeo. ∙ El Ce­rro del Águi­la y El Fren­tón, un mu­ro na­tu­ral don­de ade­más de ob­ser­var el mag­ní­fi­co pai­sa­je pue­des prac­ti­car rap­pel y ci­clis­mo de mon­ta­ña.

∙ La Ha­cien­da Vi­dau­rri a la que solo pue­des su­bir­te en bu­rro o en un vehícu­lo to­do­te­rreno y don­de pue­des ad­mi­rar un to­rreón, pin­tu­ras ru­pes­tres, ca­ño­nes, cue­vas con mar­cas de ba­las en sus pa­re­des y un im­pre­sio­nan­te pai­sa­je que se­gu­ro te sor­pren­de­rá.

∙ Cue­vas del arro­yo El Cha­po­te, ap­to pa­ra prac­ti­car ka­ya­kis­mo, y que con­du­ce a las ca­ver­nas del Ca­rri­zal, ho­gar de mi­les de mur­cié­la­gos.

∙ La Cue­va y el Mirador de los Mur­cié­la­gos, don­de ade­más de es­ca­la­da y sen­de­ris­mo, se pue­de con­tem­plar la sa­li­da de ca­si tres mi­llo­nes de mur­cié­la­gos.

∙ El bal­nea­rio Ojo Ca­lien­te, con sus aguas ter­ma­les per­fec­tas pa­ra la re­la­ja­ción y el des­can­so, ade­más de sus pro­pie­da­des mi­ne­ra­les cu­ra­ti­vas.

∙ Los Ca­rri­ci­tos, las be­llas zo­nas bos­co­sas que ro­dean a sus ma­nan­tia­les don­de pue­des na­dar en sus al­ber­cas o po­zas na­tu­ra­les.

∙ La Pre­sa de Las Hi­gue­ras es con­si­de­ra­da un san­tua­rio na­tu­ral por su exu­be­ran­te ve­ge­ta­ción y sus aguas cris­ta­li­nas.

QUÉ COM­PRAR

Dul­ces tí­pi­cos y pa­nes co­mo los ma­rra­ni­tos, ba­be­ros, cres­tas de ga­llo y los he­chos de maíz. Los ar­te­sa­nos de Can­de­la ela­bo­ran te­ji­dos y bor­da­dos en di­ver­sas fi­bras na­tu­ra­les, co­mo la pal­ma, con la que te­jen si­llas, fa­bri­can mue­bles rús­ti­cos y ha­cen lla­ma­ti­vos ob­je­tos de­co­ra­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.