Ita­lia in­ves­ti­ga a gru­po ca­tó­li­co por po­si­ble abu­so se­xual

Vanguardia - - PRIMER PLANO -

CIU­DAD DEL VA­TI­CANO.- Las au­to­ri­da­des ita­lia­nas in­ves­ti­gan a nue­ve sa­cer­do­tes y miem­bros de una con­gre­ga­ción ca­tó­li­ca di­suel­ta re­cien­te­men­te por el Va­ti­cano, lue­go de que el obis­po de la ciu­dad de Pra­to, Gio­van­ni Ner­bi­ni, pre­sen­tó una de­nun­cia an­te la po­li­cía de po­si­ble abu­so se­xual con­tra dos per­so­nas.

En con­fe­ren­cia de pren­sa, el obis­po pre­ci­só que los fis­ca­les pe­na­les lo­ca­les ini­cia­ron la pes­qui­sa con­tra miem­bros de la con­gre­ga­ción Dis­cí­pu­los de la Anun­cia­ción. Pro­me­tió la coope­ra­ción de la Igle­sia con la in­ves­ti­ga­ción.

La Igle­sia ita­lia­na ape­nas ha co­men­za­do a con­si­de­rar el pro­ble­ma del abu­so del cle­ro des­pués de años de en­cu­brir­lo y ne­gar que fue­ra un pro­ble­ma. La con­fe­ren­cia de pren­sa de Ner­bi­ni fue inusual. In­di­ca que los obis­pos ita­lia­nos han co­men­za­do a li­diar con el es­cán­da­lo de abu­so se­xual de ma­ne­ra más trans­pa­ren­te y ac­ti­va, de­nun­cian­do ca­sos a la po­li­cía.

En di­ciem­bre, el Va­ti­cano di­sol­vió ofi­cial­men­te a los Dis­cí­pu­los, una aso­cia­ción de fie­les con se­de en Pra­to y apro­ba­da por la dió­ce­sis, des­pués de que dos in­ves­ti­ga­cio­nes su­ce­si­vas del Va­ti­cano des­cu­brie­ron una se­rie de pro­ble­mas y de que va­rios miem­bros hu­ye­ron del gru­po.

LOS SUS­PEN­DE EL VA­TI­CANO

El Va­ti­cano ha sus­pen­di­do o ha to­ma­do el con­trol de va­rias de es­tas nue­vas asociacion­es y mo­vi­mien­tos ca­tó­li­cos en los úl­ti­mos años des­pués de que sur­gie­ron de­nun­cias de irre­gu­la­ri­da­des, in­clui­dos abu­so se­xual y abu­so de au­to­ri­dad por par­te de sus lí­de­res, a me­nu­do ca­ris­má­ti­cos.

El dia­rio La Na­zio­ne, de Pra­to, di­jo que los nue­ve in­ves­ti­ga­dos por abu­so se­xual in­cluían tres sa­cer­do­tes de la or­den re­li­gio­sa, otros cin­co sa­cer­do­tes y un her­mano.

En Ita­lia, los clé­ri­gos no tie­nen la obli­ga­ción de de­nun­ciar el abu­so se­xual con­tra me­no­res de edad. Las víc­ti­mas han exi­gi­do des­de ha­ce mu­cho tiem­po que la je­rar­quía ca­tó­li­ca ita­lia­na obli­gue a los obis­pos y su­pe­rio­res re­li­gio­sos a de­nun­ciar sos­pe­chas de abu­so a la po­li­cía, in­clu­so sin el requisito le­gal.

La dió­ce­sis de Pra­to pu­bli­có un co­mu­ni­ca­do de pren­sa se­ña­lan­do que Ner­bi­ni por sí so­lo lle­vó el ca­so a las au­to­ri­da­des de Pra­to en di­ciem­bre. Su pre­de­ce­sor no lo ha­bía he­cho cuan­do re­ci­bió la que­ja de la víc­ti­ma en ju­nio, in­for­mán­do­la so­lo al Va­ti­cano, co­mo lo exi­ge la ley ca­nó­ni­ca in­ter­na de la Igle­sia ca­tó­li­ca.

La Igle­sia ita­lia­na ape­nas ha co­men­za­do a con­si­de­rar el pro­ble­ma del abu­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.