Mi­gran­tes, los pe­re­gri­nos del nuevo milenio

Aho­ra son hon­du­re­ños, pe­ro hu­bo épo­cas en los que la ma­yo­ría eran me­xi­ca­nos. A Eu­ro­pa lle­gan de Áfri­ca y Eu­ro­pa del Es­te. En Amé­ri­ca, la di­rec­ción es “el Nor­te”.

Vanguardia - - DOMINGO OPINIÓN - FO­TOS Y TEX­TO: OMAR SAU­CE­DO

Ha­ce frío. Seis som­bras se pro­yec­tan en las pie­dras jun­to a las vías del tren. Tres son más pe­que­ñas que las otras, se mue­ven rá­pi­do, co­rren, brin­can, dan vuel­ta al fue­go. Una fo­ga­ta rom­pe la ima­gen co­ti­dia­na de es­te lu­gar de trán­si­to. Es la sa­li­da del mu­ni­ci­pio de Allen­de que co­nec­ta con el de Vi­lla Unión, al nor­te de Coahui­la. En el pa­so del tren una fa­mi­lia im­pro­vi­sa un cam­pa­men­to, y uno de los hom­bres apro­ve­cha pa­ra pe­dir mo­ne­das a quie­nes ha­cen al­to al cru­zar las vías.

Un hom­bre anó­ni­mo di­ce que via­ja con su her­mano y su cu­ña­da, ade­más de sus tres so­bri­nos. Lle­van 30 días de via­je, des­de el día que sa­lie­ron de Hon­du­ras con des­tino a al­gún lu­gar en Es­ta­dos Uni­dos. Hoy (pue­de ser cual­quier día) de­ci­die­ron de­te­ner­se, an­tes de que cai­ga la no­che. Esperan de­jar Mé­xi­co ma­ña­na.

Los ni­ños no se preo­cu­pan. Gri­tan y se emo­cio­nan con los ex­tra­ños. Pa­ra ellos es na­tu­ral no te­ner una ha­bi­ta­ción, una ca­sa con ve­ci­nos o una te­le­vi­sión que mi­rar. Lle­van con­si­go unos pe­lu­ches lle­nos de man­chas, los abra­zan. In­ten­tan imi­tar a su ma­dre y a su pa­dre y ati­zan el fue­go. Ma­ña­na ya no es­ta­rán aquí.

No que­da más que de­sear­les un buen via­je. Ten­gan cui­da­do. Si­gan Uni­dos. Pro­té­jan­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.