El mé­di­co con­sen­ti­do de MA­XI­MI­LI­ANO

Vanguardia - - HOYBUSCO.COM -

EDUAR­DO LICÉAGA VA­CU­NÓ A MÉ­XI­CO CON­TRA LA RA­BIA, DI­RI­GIÓ CON MU­CHO EM­PE­ÑO LA CAM­PA­ÑA EN CON­TRA DE LA PES­TE BU­BÓ­NI­CA, CON­TRA­RRES­TÓ LOS EFEC­TOS DE LA FIE­BRE AMA­RI­LLA Y FUE EL IN­VEN­TOR DEL MÉ­TO­DO PA­RA CU­RAR LA TU­BERCU­LOSIS EN SU PRI­MER PE­RÍO­DO.

Una vi­sión hu­ma­nís­ti­ca que abrió pa­so a una re­vo­lu­ción en la me­di­ci­na me­xi­ca­na, con la crea­ción del Hos­pi­tal Ge­ne­ral de Mé­xi­co el 5 de fe­bre­ro de 1905, fue al­go que lo­gró el doc­tor Eduar­do Licéaga, quien a 100 años de su muer­te es re­cor­da­do por la de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos en el sec­tor sa­lud, ha­ber si­do hon­ra­do por Ma­xi­mi­li­ano de­bi­do a su la­bor y ha­ber in­tro­du­ci­do la va­cu­na con­tra la ra­bia en el país.

El mé­di­co ori­gi­na­rio de Gua­na­jua­to ubi­có a los pa­cien­tes en el cen­tro de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas, re­gu­la­ri­zó las obras de dre­na­je de los la­gos y las tu­be­rías de agua po­ta­ble des­de los ma­nan­tia­les de Xo­chi­mil­co, de­tu­vo la fie­bre ama­ri­lla en el Gol­fo de Mé­xi­co y erra­di­có la pes­te bu­bó­ni­ca de Ma­zatlán, Si­na­loa, se lla­ma­ba Eduar­do Licéaga. El dis­tin­gui­do hom­bre de cien­cia mu­rió el 14 de enero de 1920 a la edad de ochen­ta y tres años a cau­sa de un ata­que ce­re­bral oca­sio­na­do en par­te por el ago­ta­mien­to que le pro­du­jo el ha­ber pre­si­di­do una ce­re­mo­nia con­me­mo­ra­ti­va que se efec­tuó en el Con­ser­va­to­rio Li­bre de Mú­si­ca, y a cu­yo fes­ti­val fue in­vi­ta­do en aten­ción a ha­ber si­do se­cre­ta­rio del an­ti­guo Con­ser­va­to­rio Na­cio­nal de Mú­si­ca, que fue fun­da­do en la épo­ca del Ar­chi­du­que Ma­xi­mi­li­ano de Aus­tria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.