5 HÁ­BI­TOS FI­NAN­CIE­ROS DE LAS PAREJAS FE­LI­CES

Vanguardia - - EMPRESAS Y NEGOCIOS -

1. EN­TÉ­RA­TE DE LAS PRIO­RI­DA­DES DE TU PA­RE­JA

❚ En es­te mun­do hay dos ti­pos de per­so­nas: los que aho­rran y los que gus­tan gas­tar. Cuan­do se tra­ta del di­ne­ro de pa­re­ja, los aho­rra­do­res pa­re­cen una mejor op­ción, pe­ro tam­po­co hay que exa­ge­rar (al tra­tar de aho­rrar en todo y no gas­tar).

Tan pron­to co­mo sea po­si­ble, lo mejor es dis­cu­tir cuán­to di­ne­ro se gas­ta­rá de ma­ne­ra in­di­vi­dual y en pa­re­ja. Lo mis­mo pa­ra el ahorro. La ne­go­cia­ción es más sen­ci­lla cuan­do los dos son gas­ta­do­res o aho­rra­do­res. Pe­ro si hay uno de ca­da ban­do, lo mejor es bus­car un pun­to de equi­li­brio.

2. DE­FI­NIR CUÁ­LES SON LOS GAS­TOS FUER­TES

❚ Com­prar una casa o un au­to o una la­va­do­ra, por ejem­plo, son gas­tos fuer­tes que se de­ben ha­blar en pa­re­ja. Ade­más, an­tes de com­prar, am­bos tie­nen que po­ner­se de acuer­do so­bre lo que ca­da con­si­de­ra co­mo gas­to fuer­te.

3. HAY QUE PO­NER FE­CHAS PA­RA LAS ME­TAS FI­NAN­CIE­RAS

❚ En la pla­nea­ción fi­nan­cie­ra no de­be ha­ber am­bi­güe­da­des. Es ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer me­tas y fe­chas pa­ra al­can­zar­las pa­ra que no exis­ta con­fu­sión en nin­gu­na de las par­tes. Com­prar una casa “pron­to”, sue­na a fal­ta de com­pro­mi­so y “pron­to” sig­ni­fi­ca cual­quier tiem­po. Po­ner fe­chas y pla­near, de­fi­ni­ti­va­men­te ayu­da a cum­plir las me­tas.

4. ELI­GE BIEN LAS PA­LA­BRAS CUAN­DO SE TRA­TA DE DI­NE­RO

❚ En la mayor par­te de los ca­sos, uti­li­zar la pa­la­bra “pre­su­pues­to”, tie­ne una con­no­ta­ción ne­ga­ti­va por­que nos re­fie­re a res­tric­cio­nes. Aun­que, te­ner un pre­su­pues­to es ne­ce­sa­rio pa­ra man­te­ner fi­nan­zas sa­nas.

El fra­seo es importante, en­con­trar las pa­la­bras ade­cua­das pa­ra de­cir lo mis­mo, pe­ro que no sue­ne ne­ga­ti­vo. En lu­gar de pre­su­pues­to, po­dría de­cir­se “plan pa­ra al­can­zar me­tas”.

5. ¿QUÉ HA­RÁS PA­RA PA­GAR TUS CUEN­TAS?

❚ No es es­tric­ta­men­te ne­ce­sa­rio te­ner un pre­su­pues­to, pe­ro si es­ta­mos obli­ga­dos a pa­gar las cuen­tas de la casa: desde la elec­tri­ci­dad has­ta la es­cue­la de los hi­jos.

En es­te ca­so, es ne­ce­sa­rio te­ner el to­tal de to­dos los gas­tos men­sua­les, pa­ra que ca­da uno de los in­te­gran­tes de la pa­re­ja apor­te la mi­tad pa­ra pa­gar. Casi co­mo si fue­ran “roo­ma­tes” o com­pa­ñe­ros de apar­ta­men­to. De es­ta ma­ne­ra, las parejas tie­nen la opor­tu­ni­dad de man­te­ner cier­ta in­de­pen­den­cia fi­nan­cie­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.