MAR­TÍN Y SO­CO­RRO, UN AMOR ATE­NEÍS­TA

La pa­re­ja se com­pro­me­tió a ma­tri­mo­nio fren­te a la fa­cha­da del Ate­neo Fuen­te. Aquí la his­to­ria del no­viaz­go sin­gu­lar

Vanguardia - - MI CIUDAD - TEX­TO: ADRIA­NA AR­MEN­DÁ­RIZ / FO­TOS: LUIS SAL­CE­DO

Hay per­so­nas que es­tán des­ti­na­das a amar­se y es­tar jun­tas. A ve­ces el ca­mino del amor pue­de ser tur­bu­len­to, pe­ro al fi­nal triun­fa. Es­ta es la his­to­ria de Mar­tín Guillén y So­co­rro Pi­ña, pa­re­ja que se com­pro­me­tió en ma­tri­mo­nio fren­te a la fa­cha­da del Ate­neo Fuen­te de Sal­ti­llo.

Se conocieron ha­ce 12 años en la se­cun­da­ria Hum­ber­to Eli­zal­de Jas­so. Desde en­ton­ces, su re­la­ción pa­só por tres rup­tu­ras. Hoy tie­nen 4 años y me­dio jun­tos, y aun­que han te­ni­do al­ti­ba­jos, la pa­re­ja afir­ma que el amor exis­te.

El Ate­neo Fuen­te les trae gra­tos re­cuer­dos a am­bos. Ahí es­tu­dia­ron jun­tos y pa­sa­ron 10 me­ses de re­la­ción, pe­ro tam­bién ahí tu­vie­ron una du­ra rup­tu­ra. Por eso Mar­tín eli­gió la fa­cha­da de es­te lu­gar co­mo es­ce­na­rio pa­ra la pro­pues­ta de ma­tri­mo­nio, sim­bo­li­za que su amor ven­ce la ad­ver­si­dad.

Los pre­pa­ra­ti­vos comenzaron en no­viem­bre del año pa­sa­do. Mar­tín re­ci­bió ayu­da de su fa­mi­lia pa­ra alis­tar las letras gi­gan­tes, lu­ces, mú­si­ca y el lu­gar. Todo se man­tu­vo co­mo un se­cre­to en­tre fa­mi­lia­res, ami­gos y co­no­ci­dos de am­bos.

El gran día lle­gó, do­min­go 9 de fe­bre­ro de 2020. Jus­to un día des­pués de cum­plir los 4 años y me­dio de re­la­ción.

Se lle­vó a ca­bo el plan. El pre­tex­to pa­ra lle­var a So­co­rro has­ta el Ate­neo, fue de­cir­le que iban a vi­si­tar al papá de Mar­tín, em­plea­do de es­te lu­gar.

Mar­tín y So­co­rro en­tra­ron por un cos­ta­do, por el es­ta­cio­na­mien­to de Ju­ris­pru­den­cia. En el ca­mino has­ta la ex­pla­na­da principal, él le re­cor­dó al­gu­nos de los mejores mo­men­tos que pa­sa­ron en el Ate­neo.

Mar­tín se pu­so más ner­vio­so con­for­me avan­za­ron has­ta la en­tra­da principal. So­co­rro no te­nía ni idea. Cuan­do ella vio las letras, de pron­to co­men­zó a es­cu­char­se la can­ción “Mi per­so­na fa­vo­ri­ta” de Río Ro­ma. En ese mo­men­to ella com­pren­dió lo que es­ta­ba por pa­sar.

So­co­rro co­men­zó a llo­rar, le tem­bla­ban las pier­nas. Él la lle­vó jus­to en­fren­te de las letras gi­gan­tes que for­ma­ban la ora­ción “Marry me” (cá­sa­te con­mi­go). Se hin­có, le to­mó la mano y le di­jo: “la ter­ce­ra es la ven­ci­da”. Re­fi­rién­do­se a las tres oca­sio­nes en las que se se­pa­ra­ron.

En­se­gui­da vino la pre­gun­ta: “¿Te quie­res ca­sar con­mi­go?”.

Ella no po­día ha­blar, es­ta­ba ano­na­da­da y atur­di­da por la emo­ción. Mar­tín le tu­vo que pre­gun­tar tres ve­ces pa­ra que fi­nal­men­te le die­ra el an­sia­do “Sí”.

Con la voz en­tre­cor­ta­da, to­da­vía por la emo­ción, So­co­rro na­rró cómo se sin­tió en ese mo­men­to, “no me la creía, te­nía el co­ra­zón a mil. Que ha­ya si­do en el Ate­neo fue al­go es­pe­cial”.

La pa­re­ja ha­bía to­ca­do el te­ma del ma­tri­mo­nio, pe­ro la jo­ven nun­ca es­pe­ró que la pro­pues­ta fue­ra a lle­gar tan rá­pi­do. Ade­más, pen­só que se­ría al­go más pri­va­do, qui­zá una ce­na. Sin em­bar­go, con­fe­só que es una sor­pre­sa que la ha lle­na­do de fe­li­ci­dad.

Por su par­te, Mar­tín pla­ti­có por qué se ani­mó a lle­var a ca­bo la pro­pues­ta, “me con­ven­ció co­mo me sien­to y co­mo soy con ella, que soy au­tén­ti­co y no ten­go que fin­gir pa­ra re­la­cio­nar­me con ella. Nun­ca me ha re­pri­mi­do”.

Mar­tín es ex­tro­ver­ti­do y es­pon­tá­neo, So­co­rro es más se­ria y re­ser­va­da. De­fi­nen su re­la­ción co­mo “un amor desde ni­ños”, al­go que es­ta­ba des­ti­na­do a dar­se pa­ra po­der es­tar jun­tos.

A pe­sar de que aho­ra todo es fe­li­ci­dad, es­to no siem­pre fue así, “yo es­ta­ba en la idea de que el amor no exis­te, por las rup­tu­ras y otras co­sas du­ran­te el tiem­po que no es­tu­ve con él. Pe­ro nos com­ple­men­ta­mos mu­cho y eso ha­ce que todo sea casi per­fec­to. Sí exis­te el amor, so­lo que a ve­ces vamos por el ca­mino equi­vo­ca­do”, di­jo So­co­rro.

A la pa­re­ja les gus­ta­ría ca­sar­se en agos­to de 2021. Ese fue el mes en que se hi­cie­ron no­vios. Pla­nean que la re­cep­ción sea en un jar­dín.

Com­pro­mi­so. La fe­liz pa­re­ja ha pa­sa­do por los na­tu­ra­les al­ti­ba­jos de una re­la­ción, pe­ro el amor los une.

Fe­li­ci­dad. Mar­tín le pi­dió ma­tri­mo­nio a So­co­rro en la ex­pla­na­da del Ate­neo Fuen­te el pa­sa­do do­min­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.