Fas­ci­na­ción lo­cal

Des­cu­bre los te­so­ros que ofre­ce el cen­tro de Mé­xi­co en­tre sus calles his­tó­ri­cas, cons­truc­cio­nes co­lo­nia­les y atrac­ti­vos na­tu­ra­les

Viajero - - EN MÉXICO -

Para conocer a pro­fun­di­dad una re­gión lo me­jor es dis­fru­tar de las experiencias lo­ca­les que ofre­cen sus rin­co­nes y es­pa­cios em­ble­má­ti­cos, así co­mo su gas­tro­no­mía. Para ello, te re­co­men­da­mos re­des­cu­brir la zo­na cen­tro de Mé­xi­co vi­si­tan­do la capital del país, Te­poztlán, Tax­co y Va­lle de Bra­vo, don­de vi­vi­rás al má­xi­mo sus co­lo­ri­das tra­di­cio­nes y cos­tum­bres.

Vi­vir Mé­xi­co cuenta con una es­ca­pa­da de ocho días por el ros­tro ge­nuino de esta zo­na de nues­tro país. Para apre­ciar su cul­tu­ra cos­mo­po­li­ta, el pun­to de partida es la ecléc­ti­ca Ciudad de Mé­xi­co. Ahí sa­bo­rea­rás una fu­sión de gas­tro­no­mía lo­cal, internacional y van­guar­dis­ta, además de pre­sen­ciar in­creí­bles es­pec­tácu­los de ta­lla internacional co­mo los presentados en el Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes. Una vez que to­mes ca­rre­te­ra, te sor­pren­de­rás con la bio­di­ver­si­dad y plu­ra­li­dad cul­tu­ral de los Pue­blos Mágicos, des­de si­tios en­cla­va­dos en la cuen­ca de una mon­ta­ña co­mo Te­poztlán, has­ta los es­ta­ble­ci­dos en in­cli­na­das pen­dien­tes, co­mo es el ca­so de Tax­co de Alar­cón.

Días 1 y 2 Capital cos­mo­po­li­ta

Comienza tu re­co­rri­do en el cen­tro de la Ciudad de Mé­xi­co, cu­yo le­ga­do co­lo­nial ador­na sus pa­seos, calles, pla­zas y ave­ni­das co­ro­na­das con detalles y servicios van­guar­dis­tas, dig­nos de una ur­be de cla­se mun­dial. Po­drás ele­gir en­tre hos­pe­dar­te en Cen­tral Ho­te­les, muy cer­ca­nos al Cen­tro His­tó­ri­co; Ho­tel Car­lo­ta de gran diseño y Hil­ton Mexico City Re­for­ma, así co­mo su ho­tel her­mano ubi­ca­do en San­ta Fe.

Te re­ci­bi­rá la mag­ni­fi­cen­cia del Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes, edi­fi­cio de la épo­ca por­fi­ria­na con­si­de­ra­do co­mo el má­xi­mo re­cin­to cul­tu­ral del país. Si tie­nes suer­te ve­rás el Ba­llet Fol­kló­ri­co de Mé­xi­co de Ama­lia Hernández, una ex­pre­sión de nuestra cul­tu­ra con co­reo­gra­fías y can­cio­nes que se­gu­ra­men­te te eri­za­rán la piel. Lue­go re­co­rre­rás el ma­gis­tral Cen­tro His­tó­ri­co, que es Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral de la Hu­ma­ni­dad des­de 1987 y el más em­ble­má­ti­co de to­da La­ti­noa­mé­ri­ca. Para con­tem­plar el le­ga­do prehis­pá­ni­co de Mé­xi­co te di­ri­gi­rás a Teo­tihuacán, una de las ciu­da­des pre­co­lom­bi­nas más gran­des de Me­soa­mé­ri­ca. Des­pués del pa­seo po­drás co­mer en el restaurante La Gru­ta, cer­cano a la zo­na ar­queo­ló­gi­ca.

De­lei­ta­rás tu pa­la­dar en el Bal­cón del Zó­ca­lo, don­de además de co­mer de­li­cio­so go­za­rás de la vis­ta hacia la Ca­te­dral Me­tro­po­li­ta­na, Pa­la­cio Na­cio­nal y la plan­cha del Zó­ca­lo. Des­pués te ma­ra­vi­lla­rás con las ex­po­si­cio­nes del Mu­seo Na­cio­nal de An­tro­po­lo­gía y fi­na­li­za­rás con un emo­cio­nan­te show de lu­cha li­bre.

Días 3 y 4 San­tua­rio mo­re­len­se

Por la ma­ña­na es­ta­rás en Te­poztlán, cu­yo pai­sa­je de den­sa ve­ge­ta­ción y al­tas mon­ta­ñas demuestran por qué los me­xi­cas de­ja­ron ahí un ado­ra­to­rio a sus dio­ses. Co­men­za­rás des­cu­brien­do su he­ren­cia cu­li­na­ria con la chef Ana García, quien además de mos­trar­te la gas­tro­no­mía te­poz­te­ca te lle­va­rá a conocer los orí­ge­nes de los in­gre­dien­tes que se uti­li­zan. El re­co­rri­do ini­cia en el mer­ca­do, ubi­ca­do fren­te a la Pa­rro­quia de la Na­ti­vi­dad, en el cen­tro del po­bla­do. Ahí com­pra­rán productos lo­ca­les para el me­nú que se va a pre­pa­rar; igual­men­te co­no­ce­rás el pro­ce­so tra­di­cio­nal de la nix­ta­ma­li­za­ción en un mo­lino lo­cal. Co­ci­nar es una de las ac­ti­vi­da­des más re­la­jan­tes, y más aún si se rea­li­za en un es­pa­cio co­mo el que la chef Ana di­se­ñó en su ho­tel La Vi­lla Bo­ni­ta, con to­ques tra­di­cio­na­les que re­cuer­dan a los ho­ga­res me­xi­ca­nos y una asom­bro­sa vis­ta del va­lle de Te­poztlán. Des­can­sa­rás en el Ho­tel Po­sa­da del Te­poz­te­co, una an­ti­gua ca­so­na con más de 60 años de tra­di­ción y to­das las co­mo­di­da­des de un ho­tel bou­ti­que. Al día si­guien­te, equi­pa­do con unos za­pa­tos có­mo­dos, agua y mo­chi­la, pon­drás a prueba tu con­di­ción fí­si­ca su­bien­do el ce­rro del Te­poz­te­co. Al lle­gar a la ci­ma en­con­tra­rás el si­tio per­fec­to para re­la­jar­te, car­gar­te de ener­gía y ob­te­ner una mi­ra­da pa­no­rá­mi­ca del pue­blo.

Días 5 y 6 Ri­que­za natural

Te trans­por­ta­rás has­ta Gue­rre­ro, don­de pri­me­ro co­no­ce­rás Tax­co de Alar­cón para ahon­dar en la maes­tría de los pla­te­ros de es­te Pue­blo Mágico. Con cien­tos de ta­lle­res de or­fe­bre­ría, vi­si­tar al­guno de ellos es un obli­ga­do. Tal es el ca­so de Ta­ller Jay­ro, ne­go­cio fa­mi­liar don­de to­do el pro­ce­so se rea­li­za ar­te­sa­nal­men­te. Pre­sen­cia­rás có­mo se eje­cu­ta la fun­di­ción de la gra­na­lla de pla­ta has­ta el la­mi­na­do, pulido y diseño de ca­da de­li­ca­da pieza.

El ho­tel bou­ti­que Pue­blo Lin­do te re­ci­bi­rá con in­creí­bles vis­tas de Tax­co otor­ga­das por su pri­vi­le­gia­da y cén­tri­ca ubi­ca­ción. Lue­go re­co­rre­rás las em­pi­na­das calles del pue­blo para en­con­trar­te con el sim­bó­li­co Tem­plo de San­ta Pris­ca, mo­nu­men­to his­tó­ri­co de estilo chu­rri­gu­res­co y ba­rro­co no­vohis­pano, cu­ya cons­truc­ción, se­gún la leyenda, du­ró tan so­lo siete años: de 1751 a 1758.

Finalmente arri­ba­rás al Par­que Na­cio­nal Gru­tas de Ca­cahua­mil­pa, ubi­ca­do en la Sie­rra Ma­dre del Sur. Allí rea­li­za­rás una ex­cur­sión a pie para descubrir los se­cre­tos que el sub­sue­lo ha al­ber­ga­do a lo lar­go de mi­llo­nes de años. No te sor­pren­das si afuera de estas fa­mo­sas cue­vas en­cuen­tras ma­pa­ches, ar­ma­di­llos o igua­nas, to­das for­man par­te del eco­sis­te­ma de es­te si­tio pro­te­gi­do.

Días 7 y 8 na­tu­ra­le­za vibrante

Lle­ga­rás a Va­lle de Bra­vo para prac­ti­car deportes acuá­ti­cos en su pre­sa, don­de también te es­pe­ra la ex­pe­rien­cia de una tar­de a bor­do de un ve­le­ro con­du­ci­do por el vien­to. Te hos­pe­da­rás en un com­ple­jo idea­do para que te sien­tas en ple­na co­ne­xión con la na­tu­ra­le­za. Se tra­ta del Ho­tel Ro­da­ven­to, cu­yas ca­ba­ñas, ro­dea­das de ár­bo­les, son idea­les para fa­mi­lias en­te­ras o para una es­ca­pa­da romántica. A tu regreso a la Ciudad de Mé­xi­co, la em­ble­má­ti­ca zo­na de San­ta Fe te re­ci­bi­rá con un coc­tel en el ho­tel Hil­ton San­ta Fe, que pre­su­me una de las te­rra­zas con al­ber­ca más be­llas de la ciudad. Ahí, ce­rra­rás con bro­che de oro es­te re­co­rri­do por los aro­mas, sa­bo­res y tra­di­cio­nes del cen­tro de nues­tro país.

tax­co De alar­cón Des­de la te­rra­za Del ho­tel pue­blo lin­do chi­ne­lo De te­poztlán

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.