HO CHI MINH

En la ciudad más gran­de de Viet­nam con­vi­ven la ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial y con­tem­po­rá­nea con una ani­ma­da es­ce­na cu­li­na­ria, afir­ma Blos­som Green

Viajero - - ESCAPES URBANOS -

¿Por qué ir? Vibrante, ju­ve­nil y cos­mo­po­li­ta, la an­ti­gua Sai­gón es ideal para re­co­rrer­se en mar­zo, pues la estación llu­vio­sa aún no ha co­men­za­do. La tem­pe­ra­tu­ra pro­me­dio ron­da los 29 °C, por lo que hay que acu­dir pre­pa­ra­do para el in­ci­pien­te ca­lor.

En esta tem­po­ra­da con­clu­yen los fes­ti­va­les del año nue­vo lu­nar, así que re­sul­ta re­co­men­da­ble es­tar al tan­to de los fes­te­jos que su­ce­den de for­ma es­pon­tá­nea en sus calles.

¿Qué hacer? Más ama­ble que Ha­nói y con más ca­rác­ter que Hoi An, la ciudad de Ho Chi Minh es pro­duc­to del co­lo­nia­lis­mo fran­cés y del pro­gre­so traí­do por las gran­des com­pa­ñías co­mer­cia­les. Los ras­ca­cie­los, res­tau­ran­tes y tien­das de lu­jo for­man par­te de su esen­cia tan­to co­mo sus pa­la­cios, pa­go­das y es­tre­chos ca­lle­jo­nes. Di­rí­ge­te al Dis­tri­to 1 (uno de los 19 que hay en la ciudad), don­de en­con­tra­rás par­ques exu­be­ran­tes, bu­le­va­res ar­bo­la­dos, si­tios his­tó­ri­cos y el en­can­ta­dor Ba­rrio Fran­cés. Si­gue a la mul­ti­tud has­ta lle­gar a la pa­go­da del Em­pe­ra­dor de Ja­de, con es­cul­tu­ras taoís­tas e imá­ge­nes bu­dis­tas en su in­te­rior. También vale la pena vi­si­tar el Pa­la­cio de la Reu­ni­fi­ca­ción (dinh­do­clap.gov.vn), cu­ya cap­tu­ra mar­có el fin de la Gue­rra de Viet­nam en 1975. No pue­des dejar de vi­si­tar el mer­ca­do Ben Thành; el edi­fi­cio que lo al­ber­ga es uno de los más em­ble­má­ti­cos de la ciudad. Den­tro en­con­tra­rás productos lo­ca­les co­mo el ram­bu­tán (fru­ta tro­pi­cal de piel es­pi­no­sa), un sin­fín de chi­les, así co­mo te­las y re­cuer­dos para lle­var a ca­sa. Ase­gú­ra­te de co­mer un bánh mì, una ba­guet­te de ha­ri­na de arroz re­lle­na con ver­du­ras en­cur­ti­das y va­rios ti­pos de car­ne.

¿Dón­de que­dar­se? Se­rá di­fí­cil en­con­trar un estilo de hos­pe­da­je más opu­len­to que el que ofre­ce The Re­ve­rie (the­re­ve­rie­sai­gon.

com). Es­te ho­tel ofre­ce un ex­tra­va­gan­te con­tras­te de pa­tro­nes de­co­ra­ti­vos y co­mo­di­dad de pri­mer nivel. Al­co­ve Li­brary

(al­co­veho­tel.com.vn) es otra gran op­ción por sus ele­gan­tes ha­bi­ta­cio­nes mi­ni­ma­lis­tas. Lo en­con­tra­rás en el Dis­tri­to 3, den­tro de una zo­na re­si­den­cial sal­pi­ca­da de vi­llas y ca­fés fran­ce­ses.

Más al nor­te, An Lâm Sai­gon Ri­ver (an­lam.com) cuenta con 15 sui­tes fren­te al río. Ins­ta­la­do en una an­ti­gua man­sión, es el fa­vo­ri­to de quie­nes bus­can es­ca­par del aje­treo ur­bano. El clá­si­co Park Hyatt Sai­gón (sai­gon.park.hyatt.com) tie­ne vis­tas a la Ópe­ra de Sai­gón, y fue re­no­va­do para be­ne­plá­ci­to de quie­nes aman la cul­tu­ra fran­ce­sa.

¿Dón­de co­mer y beber? Tem­ple Club (tem­ple­club.com.vn) es una ins­ti­tu­ción en Ho Chi Minh. Si­tua­do en un edi­fi­cio de 1880, es­te aco­ge­dor es­pa­cio se es­pe­cia­li­za en co­ci­na lo­cal —pi­de el cha nuong la chuoi (pes­ca­do a la pa­rri­lla en ho­ja de plá­tano)—. Ske­wers (ske­wers-sai­gon.com) es un im­per­di­ble que sir­ve comida me­di­te­rrá­nea con in­fluen­cias asiá­ti­cas. Eli­ge el gaz­pa­cho, una ensalada li­ge­ra o una de sus car­nes a la pa­rri­lla. A ori­llas del río, The Deck (the­deck­sai­gon.com) es nues­tro lugar fa­vo­ri­to para una ce­na al ai­re li­bre. Sir­ve excelentes coc­te­les a pre­cios ra­zo­na­bles y pla­tos sen­ci­llos pe­ro de­li­cio­sos, co­mo la lan­gos­ta viet­na­mi­ta de ro­ca, los ro­llos de ca­ma­rón Phú Quoc y los won tons de po­llo cru­jien­te. Re­ser­va con an­te­la­ción para co­mer en Nam Phan (khai­silk­corp.com), una vi­lla de­co­ra­da con un estilo im­pe­rial asiá­ti­co. Ahí de­gus­ta­rás clá­si­cos viet­na­mi­tas co­mo el heo kho (cer­do a las bra­sas en olla de ba­rro), pho (so­pa) y bo xao cai ro (car­ne de res fri­ta).

¿Se te aca­ba el tiem­po? Di­rí­ge­te al Rex Ho­tel (rex­ho­tel­viet­nam. com), que cuenta con dos pis­ci­nas de ac­ce­so pú­bli­co en la te­rra­za de su azo­tea. Des­de ahí ob­ten­rás una fas­tuo­sa pa­no­rá­mi­ca de la ciudad.

Tip de via­je El trá­fi­co de la ciudad es in­ten­so y los ta­xis­tas co­bran ta­ri­fas más al­tas a los tu­ris­tas. Los va­lien­tes pue­den op­tar por los xe om (mo­to­ta­xis), una bue­na op­ción para rea­li­zar viajes cor­tos. La ta­ri­fa es­tán­dar es de $1.20 USD, pe­ro ase­gú­ra­te de pac­tar­la con tu con­duc­tor an­tes de abor­dar. Para tra­yec­tos más lar­gos, toma un ta­xi de la agen­cia au­to­ri­za­da Mai Linh Ta­xi. mai­linh.vn

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.