Apren­dien­do de ti y tu fe­li­ci­dad

El Imparcial - Vida Sana GH - - Portada - Gladys Ce­li­ceth Díaz

Es im­por­tan­te in­da­gar den­tro de no­so­tros mis­mos, pa­ra en­con­trar las res­pues­tas que nos lle­ven a un ma­yor au­to­co­no­ci­mien­to y nos per­mi­ta ser cons­cien­tes de lo que nos da fe­li­ci­dad: apren­der a co­no­cer­nos y acep­tar­nos co­mo in­di­vi­duos es uno de los ma­yo­res re­tos que te­ne­mos, so­bre to­do lo­grar ser au­tén­ti­cos.

Vi­vi­mos en una so­cie­dad don­de bus­ca­mos ser acep­ta­dos y en­ca­jar en lo que se con­si­de­ra "nor­mal", por lo que la fe­li­ci­dad a ve­ces es­tá muy le­jos de ser­lo cuan­do no he­mos lo­gra­do los ob­je­ti­vos del "de­ber ser".

La idea es ir crean­do ca­da día po­si­bi­li­da­des di­fe­ren­tes que nos per­mi­tan se­guir tran­qui­los, es­ta­bles y crea­ti­vos en esa fe­li­ci­dad que ca­da uno crea; la psi­co­lo­gía des­de el en­fo­que Ges­talt se de­di­ca a re­vi­sar los pro­ce­sos que sus­ten­tan las emo­cio­nes y los pen­sa­mien­tos, con ejer­ci­cios que ayu­dan a me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da y po­ten­ciar el bie­nes­tar.

Te in­vi­to a rea­li­zar al­gu­nos de ellos, que te lle­ven a es­ta ex­pe­rien­cia y te abran a re­ci­bir un nue­vo es­ti­lo de vi­da, así co­mo una po­si­bi­li­dad de cam­biar al­gu­nas con­duc­tas que te per­mi­ti­rán apren­der es­tra­te­gias que au­men­ten el ni­vel de fe­li­ci­dad.

Ca­da per­so­na tie­ne su pro­pia per­cep­ción de lo que sig­ni­fi­ca, sin em­bar­go, to­dos he­mos si­do fe­li­ces al­gu­na vez y sa­be­mos que es un es­ta­do de ple­ni­tud y bie­nes­tar en el que nos sen­ti­mos com­ple­ta­men­te sa­tis­fe­chos, don­de no se ne­ce­si­ta na­da más: só­lo dis­fru­tar ese mo­men­to.

Sin em­bar­go, se re­quie­re apren­der a ser fe­li­ces; co­mo cual­quier ar­te, se ne­ce­si­ta prác­ti­ca y pa­cien­cia: te in­vi­to a ex­plo­rar y a rea­li­zar los si­guien­tes ejem­plos de có­mo po­de­mos te­ner ma­yor co­no­ci­mien­to de uno mis­mo.

Res­pi­ra

Em­pie­za a ser con­sien­te de es­te mo­men­to y a dis­fru­tar del aquí y el aho­ra.

Re­co­no­ce

Apren­de a iden­ti­fi­car qué es­tás sin­tien­do y cuá­les son tus emo­cio­nes más fre­cuen­tes.

Apre­cia

Ca­da día agra­de­ce y va­lo­ra lo que te ro­dea.

Re­gis­tra

Du­ran­te un mes, es­cri­be tres as­pec­tos po­si­ti­vos de ti mis­mo y cen­tra la aten­ción en ellos.

Quié­re­te

El ma­yor ob­je­ti­vo del ser hu­mano es bus­car la an­he­la­da fe­li­ci­dad, sin em­bar­go, mu­chas ve­ces no lo­gra­mos iden­ti­fi­car qué es lo que real­men­te nos ha­ce fe­li­ces.

For­ta­le­ce tu re­la­ción con­ti­go, así co­mo el au­to­amor y la con­fian­za en tus ca­pa­ci­da­des.

Li­bé­ra­te

Re­sig­ni­fi­ca el pa­sa­do y per­do­na lo que aún te ha­ce da­ño.

En­fó­ca­te

Apren­de so­bre la re­si­lien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.