PRE­VE­NIR ES GANAR POR ADE­LAN­TA­DO

A ve­ces no bas­ta con los bue­nos há­bi­tos pa­ra ase­gu­rar el me­jor re­sul­ta­do: es aquí don­de se de­be echar mano de téc­ni­cas de apo­yo, pa­ra pro­te­ger la sa­lud den­tal de tus hi­jos.

Frontera - Vida Sana GH - - PREVENIR ES GANAR POR ADELANTADO - Ju­ven­tino Fa­ve­la Cam­pa

Aun­que se pue­den re­ti­rar los res­tos de co­mi­da y la pla­ca den­to­bac­te­ria­na de las su­per­fi­cies li­sas de los dien­tes con el ce­pi­lla­do y el uso del hi­lo den­tal, no siem­pre se tie­ne ac­ce­so a to­dos los rin­co­nes y las grie­tas de los dien­tes pos­te­rio­res.

Es por ello que se ha­ce uso de se­lla­do­res, los cua­les pro­te­gen es­tas áreas vul­ne­ra­bles a la ca­ries den­tal, ale­jan­do la pla­ca y la co­mi­da; aquí los pormenores.

Qué son

Los se­lla­do­res son una co­ber­tu­ra de re­si­na, del­ga­da co­mo pin­tu­ra que se co­lo­ca en las su­per­fi­cies mas­ti­ca­to­rias de los dien­tes, nor­mal­men­te en los dien­tes pos­te­rio­res pa­ra pre­ve­nir la ca­ries den­tal; és­ta se adap­ta a las de­pre­sio­nes y sur­cos de los dien­tes, for­man­do un es­cu­do pro­tec­tor del esmalte pa­ra ca­da dien­te.

Có­mo se co­lo­can

El co­lo­car los se­lla­do­res es un pro­ce­so sim­ple y sin do­lor (pue­de lle­var unos mi­nu­tos al den­tis­ta apli­car­lo pa­ra se­llar ca­da dien­te): se lim­pia ca­da uno de ellos, se se­ca y se acon­di­cio­na pa­ra que el se­lla­dor que co­lo­ca­mos co­mo pin­tu­ra se pe­gue y se en­du­rez­ca.

Cuán­to du­ran

Los se­lla­do­res pue­den pro­te­ger a los dien­tes de la ca­ries has­ta por 10 años, aun así, de­ben ser re­vi­sa­dos por al­gu­na po­si­ble frac­tu­ra o des­gas­te en tus vi­si­tas al den­tis­ta y en ca­so de ser ne­ce­sa­rio, po­der re­em­pla­zar­los. De­be­mos re­cor­dar que la pre­ven­ción es lo más im­por­tan­te: pre­ve­nir es ganar por ade­lan­ta­do, vi­si­ta a tu odon­to­pe­dia­tra pa­ra más con­se­jos de có­mo cui­dar los dien­tes.

Quién de­be te­ner­los

Por la pro­ba­bi­li­dad de desa­rro­llar ca­ries en es­tas zo­nas de di­fí­cil ac­ce­so, ni­ños y ado­les­cen­tes son can­di­da­tos pa­ra se­lla­do­res, sin em­bar­go, adul­tos sin ca­ries

o res­tau­ra­cio­nes tam­bién se pue­den be­ne­fi­ciar de ellos. Lo más co­mún es que a los ni­ños se les co­lo­quen se­lla­do­res en los mo­la­res per­ma­nen­tes y pre­mo­la­res tan pron­to co­mo sal­gan es­tas pie­zas, de es­ta ma­ne­ra los se­lla­do­res pro­te­gen en la eta­pa más pro­pen­sa a la ca­ries, de los 6 a 14 años.

En al­gu­nos ca­sos, los se­lla­do­res pue­den ser apro­pia­dos pa­ra dien­tes de le­che, en es­pe­cial cuan­do és­tos tie­nen sur­cos o grie­tas pro­fun­das; los dien­tes de le­che jue­gan un pa­pel im­por­tan­te en man­te­ner el es­pa­cio pa­ra los dien­tes per­ma­nen­tes, por eso es im­por­tan­te man­te­ner es­tos dien­tes sa­nos pa­ra no per­der­los an­tes de tiem­po. Con la co­la­bo­ra­ción de: Ju­ven­tino Al­ber­to Fa­ve­la Cam­pa

Ci­ru­jano den­tis­ta con maes­tría en Odon­to­pe­dia­tría por la UANL.

En­vía­le tus co­men­ta­rios a: ja­fa­ve­[email protected]

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.