Por amor a una mis­ma,

Vogue Belleza - - CONTENIDO - VA­LE­RIA ESPINAL

En­tre­na y res­tau­ra tu fi­gu­ra con los pro­gra­mas de en­tre­na­mien­tos más efi­ca­ces ubi­ca­dos trendy en los lu­ga­res más del pla­ne­ta.

En­tre­na y res­tau­ra tu fi­gu­ra con los pro­gra­mas de en­tre­na­mien­tos más efi­ca­ces en los lu­ga­res más trendy del mun­do. La ho­ra de lu­cir un ab­do­men sin cul­pas lle­gó, ol­ví­da­te de los ali­men­tos que no apor­tan be­ne­fi­cios y lu­ce ESPLÉNDIDA

A es­tas al­tu­ras de­be­ría­mos en­ten­der que ha­cer ejer­ci­cio va más allá de la va­ni­dad per­so­nal y la bús­que­da de la acep­ta­ción so­cial, es un ac­to de amor pro­pio que da co­mo re­sul­ta­do un es­ta­do de áni­mo en equi­li­brio que se con­vier­te en un há­bi­to sa­lu­da­ble. Las per­so­nas se han vuel­to más exi­gen­tes en la bús­que­da de en­tre­na­mien­tos de al­to ren­di­mien­to que les ofrez­can re­sul­ta­dos ver­da­de­ros y un es­ti­lo de vi­da que trai­ga con­si­go be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud, aún cuan­do al­gu­nos son fie­les a los pro­gra­mas tra­di­cio­na­les, lo ideal es en­con­trar ar­mo­nía en­tre am­bos y apro­ve­char to­dos sus be­ne­fi­cios. El yo­ga, por ejem­plo, nos ha per­mi­ti­do te­ner una in­tros­pec­ti­va del es­ta­do del cuer­po, po­ne­mos más aten­ción a los do­lo­res y nos be­ne­fi­cia a la ho­ra de con­ci­liar el sue­ño, es­to se tra­du­ce en la ca­li­dad de des­can­so y as­pec­to de la piel —todo va co­nec­ta­do— ade­más de que es una ex­ce­len­te prác­ti­ca pa­ra to­ni­fi­car to­dos los múscu­los con ayu­da de las asa­nas, un ejer­ci­cio 360: fí­si­co, men­tal y es­pi­ri­tual re­co­men­da­do pa­ra los wor­kaho­lics y co­mo so­lu­ción a sus pro­ble­mas de es­trés. De acuer­do a un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do en el Jour­nal of Strength and Con­di­tio­ning Re­search, prac­ti­car yo­ga ayu­da a te­ner gran­des be­ne­fi­cios co­mo crear ma­yor to­le­ran­cia al ejer­ci­cio, por lo que se desa­rro­lla un au­men­to en la fuer­za mus­cu­lar y en la ca­pa­ci­dad ae­ró­bi­ca, que sig­ni­fi­ca te­ner una re­cu­pe­ra­ción más rá­pi­da gra­cias al apren­di­za­je que hay al­re­de­dor de la co­rrec­ta res­pi­ra­ción —la cla­ve de todo ejer­ci­cio— por ello es per­fec­ta pa­ra pre­pa­rar nues­tro cuer­po an­tes de un en­tre­na­mien­to más in­ten­si­vo. Pa­ra los prac­ti­can­tes de yo­ga des­cu­bri­mos Vin­ya­sa Flow, una ra­ma de es­ta dis­ci­pli­na que te co­nec­ta con tu ser a par­tir del rit­mo de la mú­si­ca, una cla­se ac­ti­va que te man­tie­ne es­ti­mu­la­da al mis­mo tiem­po que for­ta­le­ces los múscu­los, so­bre­to­do, una de las zo­nas más com­ple­jas: el ab­do­men o el cen­tro del cuer­po en don­de se con­cen­tra to­da la fuer­za al res­pi­rar pa­ra man­te­ner el vien­tre en su lu­gar.

La ten­den­cia es­tá en mar­car la zo­na ab­do­mi­nal, una vez que em­pie­zas con un ré­gi­men de ejer­ci­cio el cuer­po co­mien­za a acos­tum­brar­se y el ape­ti­to se re­gu­la, cuan­do pa­sa es­to, se­rá ma­yor el an­to­jo por co­mer co­sas sa­lu­da­bles —el se­cre­to de un vien­tre plano es­tá en la co­mi­da que in­ge­ri­mos— es im­por­tan-

te de­cir­le adiós a las gra­sas sa­tu­ra­das y a las gra­sas trans que se en­cuen­tran en ali­men­tos pro­ce­sa­dos, po­de­mos sus­ti­tuir­los por una nutrición con acei­tes na­tu­ra­les co­mo fru­tos se­cos y al­men­dras que ayu­dan a re­gu­lar el sis­te­ma di­ges­ti­vo, el agua­ca­te que es muy ri­co en gra­sas sa­lu­da­bles y acei­tes ve­ge­ta­les co­mo el acei­te de oli­va. Si el ob­je­ti­vo es con­cen­tra­se en es­ta área, pien­sa en la idea de com­bi­nar yo­ga con un en­tre­na­mien­to de al­to ren­di­mien­to que te per­mi­ta equi­li­brar días de re­la­ja­ción con días in­ten­sos, pa­ra ini­ciar es re­co­men­da­ble em­pe­zar con tres días a la se­ma­na. Beat­ness cuen­ta con un pro­gra­ma de ki­ller abs, la opor­tu­ni­dad per­fec­ta de po­ner­le fin a la gra­sa cor­po­ral que so­bra en es­ta zo­na.

Los en­tre­na­mien­tos de al­to ren­di­mien­to se han con­ver­ti­do en una mo­ti­va­ción pa­ra las per­so­nas por los re­sul­ta­dos que se ven re­fle­ja­dos el cuer­po, la adre­na­li­na que ge­ne­ra ha­ce que las per­so­nas den un po­co más de ellas, aun­que es im­por­tan­te cui­dar­nos del es­fuer­zo y el des­gas­te fí­si­co pa­ra no caer en una fa­ti­ga o cau­sar pro­ble­mas car­dio­vas­cu­la­res —en ca­so ex­tre­mo— y por el amor al fit­ness pro­vo­car­nos un da­ño irre­ver­si­ble.

EL ME­JOR ALIA­DOCom­man­do Stu­dio se co­ro­na co­mo el nue­vo con­cep­to fit­ness con se­des en Po­lan­co y San­ta Fe, un lu­gar que no te da la op­ción de ti­rar la toa­lla. En es­te es­pa­cio en­con­tra­mos for­ta­le­za y de­ter­mi­na­ción pa­ra re­tar­nos y trans­for­mar el cuer­po ob­te­nien­do los re­sul­ta­dos desea­dos. Ca­da día tra­ba­jas di­fe­ren­tes par­tes del cuer­po y po­nes tus pro­pios lí­mi­tes. Su op­ción Boot­camp es ideal pa­ra re­du­cir el por­cen­ta­je de gra­sa cor­po­ral con una se­sión de HIIT. Re­co­bra ener­gías en El Af­ter y prue­ba su car­ta de di­fe­ren­tes smoot­hies. com­man­dos­tu­dio.com

IM­PUL­SA TU ENER­GÍABie­nes­tar, mo­ti­va­ción y equi­li­brio es el ai­re que se res­pi­ra en Ca­sa Si­clo, el nue­vo es­pa­cio en San­ta Fe que po­ne al cuer­po en mo­vi­mien­to a tra­vés de la dan­za con Vi­xen, desa­rro­lla la for­ta­le­za con Ken­tro y res­tau­ra la paz in­ter­na con Yo­ga In­te­gral, en­tre otras cla­ses que son un boost de ener­gía. Ade­más, dis­fru­ta de El Co­me­dor, el res­tau­ran­te del chef Ed­gar Nú­ñez, que de­mues­tra con sus pla­ti­llos que la co­mi­da me­xi­ca­na tam­bién es sa­na. Des­cu­bre ca­da una de las cla­ses y re­ser­va en: si­clo.com

AL­TA TEC­NO­LO­GÍASao Pao­lo al­ber­ga un es­pa­cio de en­tre­na­mien­to que se fun­de en lu­ces neón. Les Cinq ofre­ce lo me­jor de per­so­nal train­ning acom­pa­ñán­do­te du­ran­te el pro­ce­so pa­ra ob­te­ner re­sul­ta­dos rá­pi­dos, for­ta­le­cien­do ca­da múscu­lo con cla­ses co­mo Burn Jump y Ab­so­lu­te Legs; ade­más, ofre­ce tec­no­lo­gía XBody que es­ti­mu­la cer­ca de 350 múscu­los a par­tir de elec­tro­dos co­nec­ta­dos al cuer­po en una se­sión de 20 mi­nu­tos. Vi­si­ta les­cinqgym.com.br

ODISEA ULTRA SEN­SO­RIALEjer­cí­ta­te y co­rre a má­xi­ma po­ten­cia al rit­mo de la mú­si­ca en Beat­ness, el pun­to de encuentro pa­ra los aman­tes del mun­do fit­ness. So­lo ne­ce­si­tas una cla­se pa­ra mo­ti­var­te y lle­nar­te de ener­gía. Su Health Coach guia­rá a tu cuer­po con un pro­gra­ma nu­tri­cio­nal pa­ra lle­gar a la me­ta. Re­ser­va en beat­ness.mx

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.