Vic­to­ria Beck­ham. La di­se­ña­do­ra plasma su esen­cia en los ros­tros del mun­do con su nue­va co­lec­ción de ma­qui­lla­je y skin­ca­re.

Vogue Belleza - - Contenido - An Le Estilismo: Pat­ti Wil­son

Más allá de lo que re­pre­sen­ta en el mun­do de la mo­da y la be­lle­za, su po­der ra­di­ca en la fuer­za, la her­man­dad y la te­na­ci­dad que su nom­bre sim­bo­li­za. En ex­clu­si­va pa­ra Vo­gue Mé­xi­co, la di­se­ña­do­ra nos aden­tra a su men­te pa­ra po­der vi­vir en pri­me­ra per­so­na el ver­da­de­ro sig­ni­fi­ca­do de su nue­va co­lec­ción de ma­qui­lla­je y skin­ca­re que, sin lu­gar a du­da, va­le su pe­so en oro

La mul­ti­fa­cé­ti­ca di­se­ña­do­ra de mo­da, em­pre­sa­ria, ma­dre, es­po­sa y ce­le­bri­dad, Vic­to­ria Beck­ham, te­nía muy cla­ro lo que desea­ba en una mar­ca de be­lle­za. Se ima­gi­nó có­mo se­ría su fir­ma de cos­mé­ti­ca de lu­jo y es­te ha si­do el re­sul­ta­do con Vic­to­ria Beck­ham Beauty: una mar­ca sos­te­ni­ble, trans­pa­ren­te y li­bre de cruel­dad con­tra ani­ma­les. Aho­ra lle­ga dis­pues­ta a po­ten­ciar la be­lle­za de la mu­jer y fa­ci­li­tar la vi­da al má­xi­mo a to­das esas per­so­nas que aman su be­lle­za con es­ta co­lec­ción de ma­qui­lla­je y skin­ca­re am­bas, son una ex­ten­sión na­tu­ral de su ex­pre­sión pro­pia. En ex­clu­si­va pa­ra la por­ta­da y el su­ple­men­to

Vo­gue Be­lle­za, Vic­to­ria Beck­ham se po­ne al te­lé­fono con­mi­go una fría ma­ña­na de fe­bre­ro de es­te año, pa­ra con­tar­me por más de 40 mi­nu­tos to­do lo que con­lle­vó es­te pro­yec­to tan es­pe­cial. “Sé lo que fun­cio­na y sé lo que quie­ro”, ex­pli­ca Beck­ham con un tono voz se­gu­ro y ac­ce­si­ble al mis­mo tiem­po. “No soy una mo­de­lo de 20 años, soy ma­dre de cua­tro hi­jos y tra­ba­jo. Sé si al­go va bien, si es útil, co­noz­co mu­chos tru­cos y quie­ro com­par­tir­los”. An­te­rior­men­te, en el 2017, ya ha­bía te­ni­do la opor­tu­ni­dad de en­tre­vis­tar a es­te ejem­plo de mu­jer en la ciu­dad de Lon­dres, pe­ro en es­ta oca­sión más que de una

en­tre­vis­ta se tra­tó de una char­la en la que pu­de sen­tir la ener­gía y pa­sión de la di­se­ña­do­ra co­mo si es­tu­vié­ra­mos ca­ra a ca­ra en la mis­ma ha­bi­ta­ción. Esa lla­ma­da, sin lu­gar a du­das, sig­nicó un mo­men­to úni­co, en el que me sen­tí iden­tica­da con su for­ma de pen­sar y so­bre to­do por có­mo se ex­pre­só con tan­to or­gu­llo de lo que re­pre­sen­ta pa­ra ella ca­da pig­men­to, ca­da tono y ca­da in­gre­dien­te. Pa­ra Beck­ham to­dos ellos son opor­tu­ni­da­des de sa­car una son­ri­sa a to­das las mu­je­res que de­di­ca es­ta co­lec­ción que en sí, es a to­das las mu­je­res que ha­bi­tan en es­te pla­ne­ta tie­rra. Por­que pa­ra la di­se­ña­do­ra, la so­li­da­ri­dad y el em­po­de­ra­mien­to na­ce de fo­men­tar la her­man­dad y el amor pro­pio en to­do mo­men­to. En cuan­do a la co­lec­ción de Vic­to­ria Beck­ham Beauty, es­ta se com­po­ne de tres ca­te­go­rías: ojos, la­bios y piel. Su se­lec­ción pa­ra la­bios: perla­do­res y un tin­te de la­bios mate y na­tu­ral “lo­gra un to­que de co­lor sin es­fuer­zo, pe­ro con los be­necios de un hi­dra­tan­te”, afir­ma. Vic­to­ria Beck­ham está con­ven­ci­da de que la be­lle­za de lu­jo está cam­bian­do. “La ar­te­sa­nía ya no es sucien­te y las mar­cas de be­lle­za también de­ben ser agen­tes de cambio. “Los in­gre­dien­tes que po­ne­mos en nues­tras for­mu­la­cio­nes son im­por­tan­tes, por­que los pro­duc­tos lim­pios li­bres de to­xi­nas da­ñi­nas de­be­rían ser un es­tán­dar uni­ver­sal”, ex­pli­ca. Ade­más, Vic­to­ria ha apos­ta­do por la di­ver­si­dad des­de el prin­ci­pio con imá­ge­nes de mo­de­los con dis­tin­tos to­nos de piel, así to­das sus clien­tas po­drán ima­gi­nar el re­sul­ta­do nal de ca­da uno de los pro­duc­tos en su piel. El pac­ka­ging ele­gan­te, dis­cre­to y prác­ti­co a par­tes igua­les nos ha he­cho desear al me­nos una de las cua­tro pa­le­tas de ojos. Ca­da una de ellas cons­ta de cua­tro to­nos pa­ra ha­cer el per­fec­to smoky eye. No im­por­ta si tus to­nos son los té­rreos, los gri­ses, los azu­les más atre­vi­dos o los ma­rro­nes du­ran­te el día, la di­se­ña­do­ra ha pen­sa­do en to­do con es­tas pa­le­tas de som­bras có­mo­das pa­ra lle­var siem­pre en la bol­sa. Aun­que no ha du­da­do en crear som­bras suel­tas y lla­ma­ti­vas con un aca­ba­do me­ta­li­za­do y hú­me­do pa­ra la no­che. Vic­to­ria se ha ins­pi­ra­do pa­ra ca­da uno de los to­nos Onyx, Blon­de, Mink, Mid­night en el po­der cu­ra­ti­vo y pro­tec­tor de los cris­ta­les de los que se ro­dea en su día a día. Vic­to­ria Beck­ham Beauty tie­ne un ADN muy cla­ro: pro­duc­tos de be­lle­za lim­pios, sos­te­ni­bles e in­du­da­ble­men­te ele­gan­tes, con un to­que per­so­nal de la pro­pia sen­si­bi­li­dad de Beck­ham, pe­ro eso no es to­do, la mar­ca se aven­tu­ró en un es­pa­cio aún más emo­cio­nan­te: el cui­da­do de la piel. El nue­vo lan­za­mien­to, una co­la­bo­ra­ción con el cien­tíco lí­der en in­ves­ti­ga­ción de cé­lu­las ma­dre Au­gus­ti­nus Ba­der, (cu­ya Rich Cream ha al­can­za­do el es­ta­tus de pro­duc­to de cul­to) se lla­ma Po­wer Se­rum y arma ofre­cer to­do lo que la piel ne­ce­si­ta pa­ra go­zar de una bue­na sa­lud, des­de pro­por­cio­nar nu­trien­tes esen­cia­les y una de­fen­sa an­ti­oxi­dan­te fren­te a los agre­so­res me­dioam­bien­ta­les, has­ta re­pa­rar y re­for­zar la pro­pia ba­rre­ra de la piel. Es­te sé­rum po­de­ro­so “uti­li­za el com­ple­jo TFC8 de Au­gus­ti­nus Ba­der el Trig­ger Fac­tor Com­plex de al­ta tec­no­lo­gía que con­tie­ne 40 mo­lé­cu­las dis­tin­tas en su fór­mu­la, ade­más de una se­lec­ción in­te­li­gen­te de in­gre­dien­tes que lo acom­pa­ñan”, arma. Es­to sig­nica que en con­jun­to crea­ron una fór­mu­la que con­tie­ne el 100% de to­do lo que ne­ce­si­tas en un sé­rum. “So­lo me in­tere­sa el cui­da­do de la piel que en ver­dad cum­ple con lo que pro­me­te”, con­clu­yó Vic­to­ria ·

Beck­ham. Des­púes de esa con­ver­sa­ción me aden­tre a su si­tio web (www.vic­to­ria­beck­ham­beauty.com) pa­ra ele­gir al­guno de esos te­so­ros que me re­ve­ló.

Fo­tó­gra­fo:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.