El año de CE­CI­LIA

Una ac­triz emblemática, Ce­ci­lia Suá­rez, nos com­par­te lo que ve­re­mos de ella el res­to del 2018 y su vi­sión del tra­to a la mu­jer en el ci­ne, el tea­tro y la te­le­vi­sión, ha­blan­do tam­bién de su par­ti­ci­pa­ción en el fil­me OVERBOARD y su vi­sión y per­cep­ción de

VOGUE (México) - - PERFIL -

Las mu­je­res siem­pre han si­do de­ci­di­das y só­li­das. En los tiem­pos que vi­vi­mos, no de­be­mos que­dar­nos con la ima­gen edul­co­ra­da de una ter­nu­ra ro­sa, la be­lle­za frí­vo­la y cual­quier idea ma­ni­quea y sim­plis­ta de las que com­po­nen el gé­ne­ro que cohe­sio­na y per­pe­túa la es­pe­cie. Las mu­je­res son pro­fe­sio­na­les só­li­das, gue­rre­ras in­tré­pi­das y ne­go­cia­do­ras de los más al­tos qui­la­tes. De to­do eso es si­nó­ni­mo una ac­triz me­xi­ca­na que ha si­do mu­chas mu­je­res en su ca­rre­ra y que, de esa ma­ne­ra, ha lu­cha­do por to­das: Ce­ci­lia Suá­rez. Es­te año le ha vis­to ya en el tea­tro con las obras Tes­tos­te­ro­na, di­ri­gi­da por Ana Fran­cis Mor y Des­pués de ca­sa de mu­ñe­cas di­ri­gi­da por Mau­ri­cio Gar­cía Lo­zano; y la tie­ne en la pan­ta­lla gran­de en una nue­va ver­sión de

Overboard, aquel éxi­to del fi­nal de la dé­ca­da de los 80, que lle­ga sor­pren­den­te re­no­va­do con Eu­ge­nio Der­bez tam­bién en sus cré­di­tos. Ade­más, Net­flix tie­ne a Suá­rez en la se­rie La ca­sa de

las flo­res, que se es­tre­na­rá el 10 de agos­to. So­bre su ca­rre­ra y otros te­mas, con­ver­sa­mos con ella.

So­bre el re­ma­ke de la pe­lí­cu­la Overboard... Una de las co­sas que ha si­do un gran acier­to en es­te re­ma­ke es el cam­bio en el or­den de los gé­ne­ros. El pa­pel que en la ori­gi­nal hi­zo Gol­die Hawn aho­ra lo ha­ce Eu­ge­nio Der­bez. Eso le da un gi­ro muy in­tere­san­te. Es im­por­tan­te que en es­te mo­men­to ha­yan he­cho ese mo­vi­mien­to, y se agra­de­ce.

¿Có­mo se vin­cu­la es­to con el ur­gen­te te­ma del

em­po­de­ra­mien­to de la mu­jer? Es­ta­mos vi­vien­do un mo­vi­mien­to muy im­por­tan­te que atien­de a una pro­ble­má­ti­ca sis­té­mi­ca que to­ca lo más pro­fun­do de nues­tra vi­da, y es mo­men­to de re­vi­sar­nos mu­je­res y hom­bres pa­ra des­man­te­lar un es­ta­tus de ro­les que nos da­ña a to­dos.

¿Có­mo lo ves en el ci­ne la­ti­noa­me­ri­cano? La inequi­dad es bru­tal. El año pa­sa­do en­via­mos una car­ta al Ins­ti­tu­to de Ci­ne Me­xi­cano por la de­sigual­dad en el apo­yo a pro­yec­tos de crea­do­ras. El 94% de los fon­dos de apo­yo ha ido a hom­bres. Ini­cia­mos esa plá­ti­ca pa­ra ver qué es­tá pa­san­do y esa es una de las co­sas en las que hay que re­fle­xio­nar. Eso da

una idea de lo mal equi­li­bra­do que es­tá el te­ma en el ci­ne. En cuan­to a ro­les, ca­si to­dos los pro­ta­gó­ni­cos son pa­ra hom­bres y la ma­yo­ría de las mu­je­res van a te­mas ro­mán­ti­cos. Hay ex­cep­cio­nes, pe­ro es­to es­tá aún cues­ta arri­ba.

Y, ¿en el tea­tro y las te­le­no­ve­las? Es ur­gen­te que la reali­dad cam­bie en las te­le­no­ve­las. La can­ti­dad de men­cio­nes de vio­len­cia de gé­ne­ro en un capítulo en ho­ra­rio de gran au­dien­cia lle­ga a 300. Es al­go inacep­ta­ble y las ins­ti­tu­cio­nes ha­cen oí­dos sor­dos ante esa te­má­ti­ca. En el tea­tro el pa­no­ra­ma es me­jor, pe­ro su tras­cen­den­cia es me­nos ma­si­va.

Co­mo ac­triz, ¿qué me­dio pre­fie­res? Le ten­go afec­to a los tres me­dios por­que los tres han si­do muy ge­ne­ro­sos con­mi­go, pe­ro el tea­tro es el lu­gar del ac­tor. Cuan­do la obra co­mien­za no hay di­rec­tor ni cor­tes. Ahí te ejer­ci­tas y tie­nes tu prue­ba de fue­go. Pue­des pa­re­cer un buen ac­tor en el ci­ne o la te­le­vi­sión, pe­ro hay mu­cha pa­ra­fer­na­lia al­re­de­dor tu­yo... Eso es al­go que no exis­te en el tea­tro. Cuan­do sa­les a es­ce­na eres tú y tu per­so­na­je. Esa es la prue­ba de fue­go.

¿Cuán­to te in­vo­lu­cras en la pro­duc­ción? De­pen­de de con quién tra­ba­jes. Hay di­rec­to­res con los que tie­nes una gran co­mu­ni­ca­ción y te in­vo­lu­cras. Si es en be­ne­fi­cio del pro­yec­to, doy su­ge­ren­cias, pe­ro más allá de eso no me in­mis­cu­yo. Es tra­ba­jo del di­rec­tor y hay que res­pe­tar­lo.

¿Có­mo es tra­ba­jar con Eu­ge­nio Der­bez? Es un en­can­to. Tra­ba­jar con él es in­creí­ble en tér­mi­nos de su de­di­ca­ción, el em­pe­ño, las ho­ras de en­sa­yo, cuán­to tra­ba­ja en los de­ta­lles y siem­pre con mu­cho en­tu­sias­mo. Es ad­mi­ra­ble.

¿Tu vi­sión de la mo­da y la mu­jer? La mo­da es una ex­pre­sión de la per­so­na­li­dad y tam­bién tie­ne una par­te frí­vo­la. Y la fri­vo­li­dad no es­tá mal. Va­le la pe­na un po­co de eso en la vi­da. Pe­ro, so­bre to­do, es una for­ma de ex­pre­sión, una for­ma de con­tar quie­nes so­mos y có­mo so­mos, con nues­tros pro­pios re­cur­sos crea­ti­vos. Se­guir ·JO­SÉ ten­den­cias es na­da, pe­ro en el di­se­ño hay mu­cho tra­ba­jo crea­ti­vo y sen­si­bi­li­dad que hay que de­te­ner­se a ob­ser­var y ad­mi­rar. FOR­TE­ZA

Aba­jo: stills de Overboard, un re­ma­ke de una pe­lí­cu­la de 1987 pro­ta­go­ni­za­da por Gol­die Hawn y Kurt Rus­sell. En la ver­sión del 2018, Suá­rez com­par­te cré­di­tos con Eu­ge­nio Der­bez, An­na Fa­ris, Eva Lon­go­ria, Mariana Tre­vi­ño y Omar Cha­pa­rro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.