Co­me­rás lo in­di­ca­do,

A la piel tam­bién se le con­quis­ta por el ES­TÓ­MA­GO, así que te­ner un cu­tis ra­dian­te o des­cui­da­do de­pen­de, en gran me­di­da, de có­mo nos ali­men­ta­mos. No so­lo nos va­le­mos del I+D de la cos­mé­ti­ca, de­be­mos re­co­no­cer que to­do vie­ne (co­mo di­ría el re­frán) des­de

VOGUE (México) - - Content -

Si so­mos lo que comemos, la bue­na me­sa tam­bién pro­vo­ca­rá una me­jor tez.

Que so­mos lo que comemos es una gran ver­dad, y es­to apli­ca­do a la piel, se tra­du­ce en que tu cu­tis lu­ci­rá de­pen­dien­do de lo que ten­gas en tu des­pen­sa. Sa­be­mos que la co­mi­da es un pi­lar bá­si­co a la ho­ra de com­ba­tir el en­ve­je­ci­mien­to dér­mi­co. En con­di­cio­nes nor­ma­les, bas­ta­ría sim­ple­men­te con se­guir una ali­men­ta­ción co­rrec­ta ri­ca en ver­du­ras, ve­ge­ta­les y fru­tas fres­cas, las cua­les cu­bri­rían las ne­ce­si­da­des vi­ta­mí­ni­cas, mi­ne­ra­les y de nu­trien­tes en nues­tra piel. Pe­ro, co­mo nues­tra tez sue­le es­tar so­me­ti­da a fac­to­res que pro­pi­cian su es­trés co­mo la con­ta­mi­na­ción, el ex­ce­so de ejer­ci­cio, las ra­dia­cio­nes ul­tra­vio­le­tas y un rit­mo de vi­da fre­né­ti­co, to­do es­to di­fi­cul­ta la ta­rea de se­guir una die­ta equi­li­bra­da y no de­be­mos de ol­vi­dar las cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les co­mo el em­ba­ra­zo y lac­tan­cia, me­no­pau­sia, en­fer­me­da­des y ci­ru­gías.

Los me­jo­res ali­men­tos pa­ra man­te­ner en bue­na for­ma to­das las pie­les son aque­llos ri­cos en de­ter­mi­na­das vi­ta­mi­nas co­mo la A y C, que con­tri­bu­yen a la for­ma­ción de co­lá­geno y a la hi­dra­ta­ción de la piel. Es­to su­po­ne an­te­po­ner en el me­nú in­gre­dien­tes co­mo los lác­teos, hue­vos, za­naho­rias, bró­co­li, es­pi­na­cas, así co­mo los cí­tri­cos que son los que más al­tos ni­ve­les de vi­ta­mi­na C con­tie­nen. Pa­ra aque­llas con pie­les con ten­den­cia a la re­se­que­dad, la re­co­men­da­ción es apor­tar un ex­tra de áci­dos gra­sos esen­cia­les a tra­vés de la die­ta, ya que su de­fi­cien­cia ha­ce que la piel pier­da gra­sa y el agua se eva­po­re pro­vo­can­do la se­que­dad. Asi­mis­mo, es­te ti­po de pie­les de­be­ría de huir (más que otras) de cier­tos ali­men­tos co­mo el ca­fé,

té o cho­co­la­te que, al con­tri­buir a eli­mi­nar al­gu­nos mi­ne­ra­les co­mo el zinc y el po­ta­sio, fa­vo­re­cen la des­hi­dra­ta­ción cu­tá­nea. Pa­ra las pie­les gra­sas y con ten­den­cia ac­nei­ca no les con­vie­ne el con­su­mo de ali­men­tos muy ri­cos en gra­sas co­mo el cho­ri­zo, sa­la­mi y el ca­cao, que fa­vo­re­cen a la apa­ri­ción de gra­nos.

Pa­ra las pie­les sen­si­bles exis­ten cier­tos ali­men­tos o com­ple­men­tos nu­tri­cio­na­les, que es­tán im­pli­ca­dos en la reac­ti­vi­dad cu­tá­nea, co­mo: los ni­tra­tos, los sultos y la his­tia­mi­na que se en­cuen­tra en nu­trien­tes co­mo la cla­ra de hue­vo o las fre­sas, tam­bién las sus­tan­cias va­so­di­la­ta­do­ras que con­tie­nen pro­duc­tos co­mo el vino, que­sos y agua­ca­te. Es­tas pie­les de­ben de evi­tar­los por es­tar di­rec­ta­men­te im­pli­ca­dos en la reac­ti­vi­dad cu­tá­nea vas­cu­lar, es de­cir, fa­vo­re­cen

¡Pro­ve­cho!·C. los ro­je­ces y la que­ma­zón. Con es­ta in­for­ma­ción que­da más que cla­ro que a bue­na me­sa, bue­na piel. A co­mer co­mo de­be ser... V.

JU­LIO LLE­GA CAR­GA­DO DE NO­VE­DA­DES COS­MÉ­TI­CAS. TE PRE­SEN­TA­MOS LOS ™ PRO­DUC­TOS

QUE ROM­PEN ES­QUE­MAS EN CUAN­TO A CO­LOR, TEX­TU­RAS,

DU­RA­CIÓN Y RE­SUL­TA­DOS

Un dia­man­te siem­pre se­rá el me­jor ami­go de la mu­jer; sin em­bar­go, si vie­ne con la pro­me­sa de sa­car par­ti­do de nues­tras fac­cio­nes, no hay jo­ya más co­di­cia­da. En sen­ti­do ho­ra­rio: Pa­let­te Es­sen­tie­lle Été, de Cha­nel; Phy­to-Lip Gloss 6 Rou­ge, de...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.