Adiós al Ve­rano

VOGUE (México) - - Carta De La Directora -

La MO­DA no de­tie­ne su desa­rro­llo; y la per­so­na­li­dad de fe­nó­me­nos co­mo el street wear ha­blan de CREA­TI­VI­DAD y sen­ti­do prác­ti­co, ade­más de re­fle­jar cam­bios en la cons­cien­cia de to­dos en bus­ca de las me­tas so­cia­les y la SO­LI­DA­RI­DAD hu­ma­na que tan­to ne­ce­si­ta­mos

El ve­rano ter­mi­na y mis va­ca­cio­nes trans­cu­rrie­ron en­tre epi­so­dios de sen­de­ris­mo y pa­seos en fa­mi­lia por Te­xas, mon­ta­ñas en Utah (aun­que no me que­da cla­ro si lle­var a mis ge­me­las de dos años fue la me­jor idea) y pue­blos con ví­vi­das tra­di­cio­nes in­dí­ge­nas. Re­fle­xiono so­bre es­te via­je por­que, en un tra­yec­to así, se en­tien­de el va­lor de lo prác­ti­co en el ves­tua­rio. Tan cier­to es, que me per­ca­té que ha­ce ca­si un año no me he com­pra­do un ves­ti­do, mien­tras que en otra épo­ca lo ha­cía y ves­tía fre­cuen­te­men­te. Es­to me lle­va a ana­li­zar lo in­creí­ble­men­te di­ver­sa que es la mo­da y có­mo el street wear ha si­do un tó­pi­co que los di­se­ña­do­res han abor­da­do re­cien­te­men­te.

Lue­go lle­gué a Nue­va York pa­ra una se­sión de fotos con Hailey Bald­win —pro­ta­go­nis­ta de nues­tra por­ta­da— re­tra­ta­da por Bjorn Iooss y con el es­ti­lis­mo de Ce­lia Azou­lay. En el set no­té al­go di­fe­ren­te en ella: un her­mo­so ani­llo —tam­bién en por­ta­da—. Hailey se con­vir­tió en una sen­sa­ción tras anun­ciar su com­pro­mi­so con Jus­tin Bie­ber. La idea era pre­sen­tar­la en las ten­den­cias del otoño, pe­ro en su per­fil de street sty­le. Aun­que en es­tos días hay mu­cho rui­do con las in­fluen­cers, aún exis­te una ge­ne­ra­ción de mo­de­los co­mo Hailey, Be­lla, Gi­gi y Kendall que tra­ba­jan sus pro­pias ideas.

Mi ru­ta con­ti­nuó en Gua­da­la­ja­ra, con una ofer­ta cul­tu­ral tan enor­me, que qui­sie­ra pa­sar más tiem­po ahí. Una nue­va guar­dia ar­tís­ti­ca es­tá emer­gien­do en la Per­la Ta­pa­tía, sus res­tau­ran­tes flo­re­cen y la mo­da es pu­jan­te. En La ciu­dad desea­da fo­to­gra­fia­mos el ta­len­to lo­cal y los si­tios im­per­di­bles de es­ta me­tró­po­li me­xi­ca­na.

Es­te ha si­do un ve­rano in­ten­so en Mé­xi­co; en ju­lio ele­gi­mos nue­vo pre­si­den­te. Lo mis­mo si vo­tas­te o no por él, si ha­ce un buen trabajo, to­dos es­ta­re­mos bien. El mes de sep­tiem­bre mar­ca el aniver­sa­rio de uno de los te­rre­mo­tos más de­vas­ta­do­res des­de 1985. Aun­que las elec­cio­nes mos­tra­ron di­vi­sio­nes, el 19 de sep­tiem­bre del pa­sa­do año to­dos arries­ga­mos nues­tra vi­da sin que im­por­ta­ran las in­cli­na­cio­nes po­lí­ti­cas, es­te tes­ti­mo­nio que­da de ma­ni­fies­to en Vo­gue View.

Hoy, Vo­gue es mu­cho más que una re­vis­ta de mo­da. Des­de es­tas pá­gi­nas dis­cu­ti­mos qué nos preo­cu­pa, nues­tras es­pe­ran­zas, lo úl­ti­mo en Net­flix (pre­sen­ta­mos a Na­tas­ha Du­pey­rón de La ca­sa de las flo­res, con la co­lec­ción oto­ñal de Guc­ci), y no de­ja­mos de ser la au­to­ri­dad en es­ti­lo, pe­ro no co­mo im­po­si­ción, sino co­mo un ar­ma que per­mi­te pro­cla­mar que so­mos li­bres pa­ra ha­cer de es­te mun­do uno más sano, en el que pre­va­le­cen

—es­té­ti­ca y éti­ca­men­te—, el op­ti­mis­mo y la justicia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.