Car­ta de la Directora

VOGUE (México) - - CONTENTS -

Vi­vi­mos una era de ex­cep­ción en la

his­to­ria mo­der­na, en la que la mu­jer es­tá re­cla­man­do —y al­can­zan­do— con es­fuer­zo el si­tio de res­pe­to y re­co­no­ci­mien­to que me­re­ce. Es­te mes es un tri­bu­to a la FOR­TA­LE­ZA de las que le­van­tan su voz y po­nen su ima­gen y ta­len­to por el be­ne­fi­cio de to­das no­so­tras Por pri­me­ra vez en mi his­to­ria en Vo­gue, pa­ra es­ta edi­ción co­no­cí a tres mu­je­res que ad­mi­ro tre­men­da­men­te. To­das tie­nen di­fe­ren­tes pro­fe­sio­nes y tra­yec­to­rias, pe­ro las tres son cau­ti­va­do­ras. Ellas per­te­ne­cen a ge­ne­ra­cio­nes di­fe­ren­tes a la mía, y les to­có alla­nar el ca­mino pa­ra el res­to de las mu­je­res en sus res­pec­ti­vas in­dus­trias. La pri­me­ra es Ma­ria Gra­zia Chiu­ri, a quien tu­ve el pla­cer de co­no­cer en Lisboa, el pa­sa­do abril, du­ran­te la Con­dé Nast In­ter­na­tio­nal Lu­xury Con­fe­ren­ce. Ella no es par­ti­cu­lar­men­te cá­li­da, sino de un tem­pe­ra­men­to fuerte y es­tre­cha la mano con fuer­za, de la mis­ma ma­ne­ra que tie­ne una vi­sión muy es­pe­cí­fi­ca de la mu­jer, en especial de la mu­jer Dior, que es ad­mi­ra­ble. Pa­ra su des­fi­le Cru­ce­ro 2019, es­tu­vo ins­pi­ra­da por las es­ca­ra­mu­zas me­xi­ca­nas que aca­ba­ron con la idea de que el ro­deo es so­lo pa­ra los hom­bres. La es­ca­ra­mu­za es una ban­da­da de mu­je­res que son el úl­ti­mo ac­to de la cha­rrea­da, apa­re­cien­do pro­fu­sa­men­te or­na­men­ta­das so­bre ca­ba­llos y de­jan­do cla­ro su be­lle­za y po­de­río: dos ca­rac­te­rís­ti­cas que son si­nó­ni­mos de la nue­va mu­jer Dior. Es­te mes con­ver­sa­mos con ella so­bre es­ta co­lec­ción, lo que le ins­pi­ró y la in­fluen­cia

me­xi­ca­na en to­dos los ele­men­tos, des­de los ves­ti­dos has­ta las bol­sas. A fi­na­les de ju­nio vo­lé a Los Án­ge­les pa­ra la se­sión de fo­tos con la es­tre­lla de nues­tra por­ta­da de no­viem­bre, Sal­ma Ha­yek. Ya nos ha­bía­mos co­no­ci­do an­tes, a tra­vés de un ami­go co­mún, en una ce­na en Ca­viar Kas­pia, en Pa­rís. In­ter­cam­bia­mos al­gu­nas pa­la­bras y me sen­tí en­tu­sias­ma­da por ha­ber co­no­ci­do al fin a es­ta enig­má­ti­ca me­xi­ca­na. Sal­ma lle­gó unos mi­nu­tos tar­de al set y me ade­lan­té a re­ci­bir­la. No soy de esas per­so­nas que se in­ti­mi­dan an­te las es­tre­llas, pe­ro sí res­pe­to el es­pa­cio de las ce­le­bri­da­des y evi­to ser invasiva. Pien­so que mu­cha gen­te cree que las ce­le­bri­da­des son sus ami­gos so­lo por­que las si­guen en las re­des so­cia­les. Yo no soy así. Mien­tras la ma­qui­lla­ban

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.