ES­CA­PE Per­fec­to

Co­mo una au­tén­ti­ca ha­cien­da, Ca­sa del Mar Golf Re­sort & Spa, en Los Ca­bos, se en­tro­ni­za co­mo un con­cep­to de hos­pi­ta­li­dad que es a la vez EX­CLU­SI­VO, de­sen­fa­da­do, cá­li­do y lu­jo­so. Allí, has­ta don­de lle­gan las ba­lle­nas a AMARSE, se vi­ve una ex­pe­rien­cia únic

VOGUE (México) - - Destino -

Vis­tas des­lum­bran­tes, cam­pos de golf, de­por­tes acuá­ti­cos, la op­ción del des­can­so más la­cio o la in­ten­si­dad de unas va­ca­cio­nes ac­ti­vas y di­ver­ti­das... Los Ca­bos es to­do eso y, ade­más, una tem­po­ra­da de avis­ta­mien­to de ba­lle­nas en pleno ri­tual de con­quis­ta, que co­mien­za a fi­na­les de di­ciem­bre y ter­mi­na a fi­na­les de mar­zo. Un des­tino fa­vo­ri­to de siem­pre se con­vier­te por eso en al­go aún más es­pe­cial cuan­do re­ci­bi­mos un nue­vo año. El ar­gu­men­to que fal­ta es de­cir que exis­te una al­ter­na­ti­va de alo­ja­mien­to tan es­pe­cial co­mo Ca­sa del Mar Golf Re­sort & Spa.

Pro­ba­ble­men­te no ima­gi­nas cuán­to de dis­tin­ti­vo y ex­clu­si­vo tie­ne es­te si­tio con su es­ti­lo de ha­cien­da co­lo­nial, que te de­ja via­jar en el tiem­po a una era don­de lo ex­clu­si­vo era apre­cia­do y

cui­da­do al ex­tre­mo, tra­du­cién­do­se en aten­ción per­so­na­li­za­da y un con­cep­to de hos­pi­ta­li­dad ca­paz de en­gas­tar la hos­pi­ta­li­dad en un mar­co de ele­gan­cia de­sen­fa­da­da con la maes­tría de un joyero que po­sa una es­me­ral­da en pla­ta de ley. Ca­sa del Mar tie­ne en­tre sus vir­tu­des de­jar que nos re­la­je­mos en su Club de Pla­ya, per­fec­ta­men­te asen­ta­do jun­to al Mar de Cor­tés. En­tre los queha­ce­res de unas va­ca­cio­nes al sol es­tá ju­gar golf en al­guno de sus tres cam­pos de re­nom­bre mun­dial con com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros de jue­go que pon­drán a prue­ba nues­tra pe­ri­cia.

Las sui­tes y ha­bi­ta­cio­nes com­po­nen un aba­ni­co de 42 es­pa­cios de pri­va­ci­dad, con­fort, vis­tas al Mar de Cor­tés y la ca­pa­ci­dad de un per­so­nal ca­paz de an­ti­ci­par­se a los de­seos de las y los via­je­ros más exi­gen­tes. Ca­sa del Mar es el lu­gar per­fec­to pa­ra mo­men­tos tan es­pe­cia­les co­mo unas va­ca­cio­nes con ami­gos y fa­mi­lia o una es­ca­pa­da en pa­re­ja. Tam­bién se co­lo­ca en la ci­ma de las al­ter­na­ti­vas pa­ra ce­le­brar bo­das o re­no­var vo­tos. Gran res­pon­sa­ble de to­do eso es la ex­pe­rien­cia gas­tro­nó­mi­ca. Los me­nús sa­ben a in­gre­dien­tes ar­te­sa­na­les y mez­clas su­ti­les de es­pe­cias mí­ti­cas, que se in­clu­yen des­de la pre­pa­ra­ción de los pla­ti­llos tí­pi­cos me­xi­ca­nos has­ta en una gran va­rie­dad de be­bi­das.

Otro pun­to al­to es el spa, que pro­po­ne una ga­ma de tra­ta­mien­tos pa­ra mu­je­res y hom­bres, que se con­vier­ten en una ex­pe­rien­cia úni­ca. Bau­ti­za­do co­mo Sue­ños del Mar, es­te ca­pí­tu­lo de bie­nes­tar y be­lle­za es ca­paz de brin­dar una sen­sa­ción fres­ca

des­tino.· y vi­go­ri­zan­te en cua­tro ca­bi­nas pri­va­das. ¿Men­cio­na­mos lo del apa­rea­mien­to de las ba­lle­nas? Sí... Por al­go se­rá que esas in­te­li­gen­tes cria­tu­ras tam­bién se­lec­cio­nan es­te

Iz­quier­da: ima­gen aé­rea del pa­tio cen­tral del ho­tel. En pá­gi­na opues­ta: as­pec­tos de las fa­cha­das de Ca­sa del Mar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.