San­tua­rio en El Ca­ri­be,

VOGUE (México) - - CONTENT -

La Ri­vie­ra Ma­ya se pro­cla­ma co­mo la op­ción ideal cuan­do de ab­so­lu­to des­can­so y de gran co­mo­di­dad se tra­ta. Des­cu­bre el com­ple­jo sus­ten­ta­ble de lu­jo que ha­rá tus sue­ños reali­dad.

Bau­ti­za­da co­mo “La ciu­dad so­bre el agua”, es­te com­ple­jo sus­ten­ta­ble de lu­jo es la pro­me­sa de una ex­pe­rien­cia de má­xi­ma re­la­ja­ción y DIS­FRU­TE. Es­te des­tino en la Ri­vie­ra Ma­ya se pro­cla­ma co­mo la op­ción ideal cuan­do de ab­so­lu­to des­can­so y de gran CO­MO­DI­DAD se tra­ta

Una es­tan­cia de lu­jo co­bra sen­ti­do en el ex­clu­si­vo resort Ma­ya­ko­ba. Un com­ple­jo úni­co en la Ri­vie­ra Ma­ya que es el des­tino ideal pa­ra via­jes ro­mán­ti­cos, fa­mi­lia­res o de re­la­ja­ción in­di­vi­dual. Pa­ra aque­llos aman­tes del sol, la are­na y el mar, Ma­ya­ko­ba es el ba­lan­ce per­fec­to en­tre sus­ten­ta­bi­li­dad y lu­jo. El com­ple­jo se en­cuen­tra a 30 mi­nu­tos del ae­ro­puer­to de Can­cún y cuen­ta con cua­tro ho­te­les: An­daz Ma­ya­ko­ba, Ban­yan Tree Ma­ya­ko­ba, Fair­mont Ma­ya­ko­ba y Ro­se­wood Ma­ya­ko­ba, to­dos ellos co­nec­ta­dos en­tre sí. Aquí, ca­da es­pa­cio es es­pe­cial y es­tá pen­sa­do en las ne­ce­si­da­des de sus hués­pe­des. Son más de 1600 acres con aguas cris­ta­li­nas, pai­sa­jes ro­dea­dos de —ora y fau­na y una ar­qui­tec­tu­ra úni­ca en su ti­po. Sus vi­si­tan­tes se pue­den de­lei­tar en sus más de 25 ex­pe­rien­cias cu­li­na­rias a las que se pue­de

lle­gar a tra­vés de sus pa­seos en bo­te por los ca­na­les.

Por su par­te, las ac­ti­vi­da­des a rea­li­zar aquí son muy va­ria­das. Des­de un día com­ple­to en uno de sus cua­tro spas: Naum Well­ness & Spa, Ban­yan Tree Spa, Wi­llow Stream Spa y Sen­se, a Ro­se­wood Spa; has­ta un día lleno de aven­tu­ra en el ce­no­te El Bu­rró­dro­mo, o prac­ti­can­do jet ski, jet board, ka­yak, stand up padd­le, snor­kel, ve­la o mo­to acuá­ti­ca. Un buen jue­go les es­pe­ra a los gus­to­sos del golf en El Ca­ma­león, un cam­po de 18 ho­yos di­se­ña­do por Greg Nor­man. El Pue­bli­to, una ré­pli­ca de una au­tén­ti­ca pla­za me­xi­ca­na, per­mi­te a los vi­si­tan­tes ex­tran­je­ros ex­pe­ri­men­tar un es­pa­cio 100% me­xi­cano, el cual ade­más cuen­ta con una her­mo­sa igle­sia abier­ta pa­ra di­ver­sas ce­le­bra­cio­nes y si de com­pras de tra­ta, Ma­ya­ko­ba tam­bién tie­ne ex­clu­si­vas bou­ti­ques. Sin du­da, es­te lu­gar es una ex­pe­rien­cia que va­le la pe­na no so­lo por el ser­vi­cio de gran ex­clu­si­vi­dad y ca­li­dad, ade­más por su com­pro­mi­so con el me­dio am­bien­te que fun­da­men­ta mu­cho de lo que es­te com­ple­jo es.·

En sen­ti­do ho­ra­rio, des­de la iz­da.: res­tau­ran­te Aquí Me Que­do, en Ro­se­wood Ma­ya­ko­ba; tra­je de ba­ño es­tam­pa­do, de Dol­ce & Gab­ba­na, en San­ta Fe; san­da­lias de An­cient Greek San­dals; len­tes de Mi­chael Kors, en Sun­glass Hut.

En sen­ti­do ho­ra­rio, des­de arri­ba, Ro­se­wood Ma­ya­ko­ba, en la Ri­vie­ra Ma­ya; in­te­rior de la sui­te de An­daz Ma­ya­ko­ba; fal­da con es­tam­pa­do, de Guc­ci en Ma­saryk; bol­sa de Soy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.