Cal­ma co­mo ac­ti­tud,

Des­ti­nos a pie de playa en don­de la PRI­VA­CI­DAD y el lu­jo ga­ran­ti­zan la re­la­ja­ción to­tal. Ha­ce­mos un re­co­rri­do por los me­jo­res RE­SORTS y spas... ¡Au­tén­ti­cos pa­raí­sos en los que re­en­con­tra­rás la paz IN­TE­RIOR!

VOGUE (México) - - CONTENT -

Ha­ce­mos un re­co­rri­do por los me­jo­res re­sorts y spas que se co­ro­na co­mo au­tén­ti­cos pa­raí­sos en los que re­en­con­tra­rás la paz in­te­rior.

En la úl­ti­ma dé­ca­da, el uso de es­tos es­pa­cios se ha ex­pan­di­do de tal ma­ne­ra que es di­fí­cil en­con­trar a al­guien que no se ha­ya de­ja­do se­du­cir con los pla­ce­res de un re­co­rri­do ter­mal, los be­ne­fi­cios de la ta­la­so­te­ra­pia, las ma­nos de un buen ma­sa­je o las bon­da­des de un tra­ta­mien­to cu­tá­neo. Otro fe­nó­meno que he­mos ob­ser­va­do en es­ta épo­ca es el de re­ga­lar be­lle­za, lo que “obli­ga” al re­ga­la­do, aun­que sea un pro­fano en la ma­te­ria beauty, a “ca­tar’ ta­les pla­ce­res en su pro­pia piel. Pe­ro aún hay más, en ma­te­ria de des­can­so se ha pa­sa­do de ele­gir un hotel con spa a un spa con hotel. El pro­pio tér­mino spa (pro­ve­nien­te del la­tín sa­lus per aquam o, se­gún otros, de la lo­ca­li­dad bel­ga ho­mó­ni­ma, por las pro­pie­da­des cu­ra­ti­vas de sus aguas ter­ma­les) abar­ca tra­ta­mien­tos, te­ra­pias o sis­te­mas de re­la­ja­ción de agua. En nues­tro pe­que­ño y li­mi­ta­do mun­do de obli­ga­cio­nes y pri­sas, re­sul­ta ca­si un re­to ba­jar el rit­mo y con­ce­der­se tiem­po pa­ra uno mis­mo. Ne­ce­si­ta­mos des­co­nec­tar, re­la­jar­nos, mi­mar­nos y de­jar­nos mi­mar, va­ciar­nos de to­dos esos aña­di­dos ex­ter­nos y, sim­ple­men­te, es­cu­char­nos. Sí, pe­ro, ¿cuán­do fue la úl­ti­ma vez que lo hi­cis­te?

A na­die ha de ex­tra­ñar, el cre­cien­te in­te­rés en el mun­do de los spas, ni que ca­da vez sean más los que via­jan con el úni­co pro­pó­si­to de ‘obli­gar­se’ a cui­dar­se, qui­tar­se esa ca­pa de es­trés que tan­to en­ve­je­ce y sen­tir­se más sano. Va­ca­cio­nes que em­be­lle­cen, por den­tro y por fue­ra. “Hoy en día ir a un spa es una for­ma efec­ti­va de cui­da­do y pues­ta a pun­to per­so­nal, co­mo lle­var un Pors­che a re­vi­sión y man­te­ni­mien­to”. Ya sea en una playa idí­li­ca, en lu­gar in­mer­so en la jun­gla, ro­dea­do de mon­ta­ñas o en las afue­ras de la ciu­dad. Ca­da uno de es­tos es­pa­cios que pre­sen­ta­mos a con­ti­nua­ción, pro­por­cio­nan tra­ta­mien­tos que ad­quie­ren la ex

EL HOSTAL DE LA LUZ EN TEPOZTLÁN ES UN LU­GAR DON­DE EL PAISAJE, LAS CON­DI­CIO­NES DEL SUB­SUE­LO Y LA AL­TA VIBRACIÓN SE AUNARÁN A UNA AR­QUI­TEC­TU­RA SA­GRA­DA, PA­RA HA­CER DE TU ES­TAN­CIA UNA ES­PE­CIAL Y PLACENTERA EX­PE­RIEN­CIA.

PEYEHUE, CHILE LAS ME­JO­RES AGUAS TER­MA­LES EN CHILE SE EN­CUEN­TRAN EN PUYEHUE WELL­NESS & SPA, EN DON­DE ELE­GIR LA PIS­CI­NA DE AGUAS TER­MA­LES

RI­CAS EN MI­NE­RA­LES ES UN MUST.

clu­si­vi­dad por su em­pla­za­mien­to, há­bi­tat na­tu­ral y cul­tu­ra. “En el Hostal de la Luz en Tepoztlán, por ejem­plo, tie­nen un pro­gra­ma, el Re­cons­tru­ye tu ser, en el que uti­li­zan plan­tas lo­ca­les e in­clu­ye un ma­sa­je nir­va­na, ta­la­so­te­ra­pia, te­ra­pia po­dal ió­ni­ca y un via­je as­tral y al fi­nal se ofre­ce un té de jen­gi­bre, que es re­ve­ren­cia­do por su capacidad pa­ra ba­jar la in­fla­ma­ción, fa­ci­li­tar la di­ges­tión, me­jo­rar la res­pi­ra­ción, com­ba­tir el do­lor mus­cu­lar y nu­trir la piel. En el spa del Hotel San Agustin, en Cuz­co, uti­li­zan el plai en sus ma­sa­jes co­mo prin­ci­pal in­gre­dien­te ex­fo­lian­te, muy re­co­men­da­ble pa­ra re­cu­pe­rar­se des­pués de cual­quier ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Am­bos son dos mues­tras de la im­por­tan­cia que es­te ti­po de via­jes tie­nen pa­ra la in­dus­tria del tu­ris­mo, en al­gu­nos ca­sos au­tén­ti­cos retiros con es­tric­tos pro­gra­mas de pu­ri­fi­ca­ción o que sim­ple­men­te ayu­dan a des­co­nec­tar de la vi­da agi­ta­da que to­dos lle­va­mos. Aho­ra, des­cu­bre tu favorito en es­tas pá­gi­nas es­tu­dia sus me­nús y si deseas ha­cer­te va­rios tra­ta­mien­tos en un día, pi­de que se te ase­so­re de­pen­dien­do de las ne­ce­si­da­des de tu cuer­po o sen­ci­lla­men­te por las ex­pe­rien­cias que es­tés dis­pues­ta a dis­fru­tar, por­que al

li­fe.· fi­nal de cuen­tas es un mo­men­to en don­de re­co­nec­tas con to­do tu ser. Así que eli­ge al­guno de los des­ti­nos a ni­vel mun­dial que te pre­sen­ta­mos a con­ti­nua­ción y en­joy the

MENDOZA

Si­tua­do en el co­ra­zón de la re­gión prin­ci­pal vi­ti­vi­ní­co­la de Ar­gen­ti­na, al sur de Mendoza, The Vi­nes Resort & Spa es el des­tino ideal pa­ra los que pre­fie­ren aven­tu­rar­se al ai­re li­bre. Ro­dea­do por 607 hec­tá­reas de vi­ñe­dos pri­va­dos, el resort cuen­ta con una ele­gan­te ar­qui­tec­tu­ra mo­der­na y am­plias vi­llas pri­va­das.

CARTAGENA El Tche­ras­si Hotel + Spa en Cartagena de In­dias cuen­ta con una ex­ce­len­te ubi­ca­ción y un cui­da­do­so equi­li­brio en­tre el lu­jo del es­ti­lo co­lo­nial y unas mo­der­nas ins­ta­la­cio­nes. Dis­po­ne de una pis­ci­na en la te­rra­za, así co­mo una am­plia ga­ma de tra­ta­mien­tos well­ness.

PE­RÚ El hotel San Agus­tín Uru­bam­ba y Spa, en Pe­rú, cuen­ta den­tro de sus ins­ta­la­cio­nes con un her­mo­so jar­dín de fron­do­sos ár­bo­les ca­rac­te­rís­ti­cos de la es­plén­di­da ve­ge­ta­ción del Va­lle Sa­gra­do de los In­cas, que in­ci­ta al 100%a la re­la­ja­ción del cuer­po.

MIA­MI Los tra­ta­mien­tos de lu­jo en el spa Fon­tain­bleau, en Mia­mi, in­clu­yen ex­tra­or­di­na­rios fa­cia­les y ven­das ins­pi­ra­das en el océano, pe­ro lo que más se des­ta­ca son las ame­ni­da­des de las pis­ci­nas mi­ne­ra­les y ba­ños de va­por de eu­ca­lip­to.

La rup­tu­ra de la ru­ti­na ha ca­ta­li­za­do un éxo­do. Unos se van a la mon­ta­ña, otros a la playa, al­gu­nos cam­bian de ciu­dad. Y es, pre­ci­sa­men­te, en cual­quie­ra de es­tos am­bien­tes don­de los spas, bal­nea­rios, ba­ños o ter­mas se eri­gen co­mo oa­sis. Lu­ga­res don­de man­te­ner una ac­ti­vi­dad sa­lu­da­ble y con­ti­nuar con el cul­to al cuer­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.