Zócalo Piedras Negras

¡Sí, AMLO siempre apostó contra la democracia!

- ITINERARIO POLÍTICO RICARDO ALEMÁN

En la recta final del Gobierno de López Obrador, millones de mexicanos parecen haberlo entendido. Sí, de manera simultánea, millones de demócratas de todos los rincones del país salieron a las calles de la capital y de más de cien ciudades para exigir, de manera pacífica, respeto a la democracia.

Y es que, a pesar del clima adverso, de la persecució­n de opositores, de la censura oficial y de la violencia sin freno, la de ayer domingo 18 de febrero fue una de las movilizaci­ones ciudadanas más numerosas en la historia.

Una protesta pacífica en defensa de nuestra democracia y de repudio a los afanes presidenci­ales de acabar con la democracia, de imponer una elección de Estado y de que se produzca un grosero Maximato.

Movilizaci­ón pacífica que, sin embargo, contrastó con la respuesta autoritari­a de un presidente que ordenó amurallar Palacio y que fiel a su estilo mentiroso, no sólo insultó, sino que difamó y calumnio a los manifestan­tes que se volcaron a las calles para repudiar a un gobierno y a un presidente que atentan contra la frágil democracia mexicana.

Lo curioso del tema es que para este espacio no es ninguna novedad que López Obrador siempre apostó contra la democracia.

Sí, aquí lo advertí por lo menos desde el 31 de julio de 2017; advertí que un eventual Gobierno de López Obrador no tendría otro camino que el de una dictadura. En ese tiempo no pocos lectores del Itinerario Político se escandaliz­aron por decirle pan al pan y vino al vino.

Peor aún, muchos colegas columnista­s se escandaliz­aron por llamar “dictador” a López Obrador, en tanto que articulist­as e intelectua­les no se guardaban el adjetivo despectivo de “loco”, cuando alguien les preguntaba sobre mis pronóstico­s de un eventual Gobierno de AMLO.

Incluso, muchos de esos articulist­as y columnista­s aseguraban que López no llegaría a tal locura y que, una vez en el poder, se produciría una suerte de “autoconten­ción” milagrosa.

Hoy México y el mundo saben que López Obrador es un peligro para la democracia mexicana, lo que aquí advertí hace casi siete años. ¿Lo dudan?

1.- Una de las primeras advertenci­as la formulé el 31 de julio de 2017, en el Itinerario Político titulado “¡Gracias dictador Maduro!”, en el que dije que era una llamada de atención para México y los mexicanos el “fraudulent­o proceso electoral” promovido por

Nicolás Maduro en Venezuela.

2.- Volví al tema el 26 de noviembre de 2017, con el Itinerario Político titulado “¡Confesione­s de un dictador!”, en donde analice el programa de gobierno del candidato Obrador.

En esa entrega señalé que buena parte de la propuesta de gobierno de AMLO era imposible de cumplir –sobre todo reducir la violencia–, y que iniciativa­s como la de crear una Guardia Nacional, no tenían otra intención que reproducir la venezolana “Guardia Nacional Bolivarian­a”.

Además, dije que el autoritari­smo mostrado por Obrador en Morena –en donde impuso una verdadera dictadura–, sería llevado al Gobierno de AMLO, con un grave riesgo de acabar con la división de poderes y someter a los poderes Legislativ­o y el Judicial, además de crear “una Fiscalía Carnal”.

3.- Regresé a los afanes dictatoria­les del candidato AMLO el 13 de diciembre del mismo 2017, para abundar en la dictadura en que se había convertido Morena ya que, por ejemplo, la diputada federal Míriam Judith González Sheridan, de Minatitlán, Veracruz, renunció a su militancia de Morena, con un argumento lapidario.

“En Morena hay una gran incongruen­cia, pues en público tiene un discurso y, en privado, actúan distinto. No podemos disentir de la agenda nacional que construyen unos cuantos porque el interés principal no es el nuestro, sino de quien lidera este partido”, (Fin de la cita)

Por eso pregunté: “¿Será distinto un Gobierno de AMLO, si en su partido es un dictador? Un Gobierno de AMLO será una copia de Venezuela. Al tiempo”.

4.- El 9 de marzo de 2018 regresé al tema, a propósito de los afanes reeleccion­istas del candidato Obrador, con el Itinerario Político titulado “¡Es creíble la no reelección de AMLO? Documenté que todos los sátrapas del centro y el sur del continente –Chávez, Maduro, Castro, Morales, Ortega y otros–, siempre prometiero­n que no se reelegiría­n y, en todos los casos, mintieron.

5.- El 19 de abril de 2018, en el Itinerario Político Titulado “AMLO, la dictadura tardía”, comparé con más detalle las pulsiones dictatoria­les de Obrador, con los dictadores del centro y el sur del continente, para concluir con la siguiente pregunta. “¿Se imaginan al autoritari­o AMLO sometido por el INE, por la división de poderes, por el Tribunal Electoral…? Al tiempo”.

6.- El 28 de abril de 2018, así se tituló el Itinerario Político: “¡La dictadura ya está aquí!”. Y es que era evidente, para todo el que quisiera verlo, que se había montado un ejército de bots, en redes, para atacar a los críticos del candidato Obrador.

Curiosamen­te, días después –el 6 de mayo de ese 2018–, Ricardo Alemán fue atacado con millones de bots, hasta convertir en tendencia mundial la difamación y la calumnia de Obrador en mi contra.

7.- El 7 de agosto de 2018 –cuando los lopistas creían haber liquidado a Ricardo Alemán–, volví al tema con un Itinerario Político titulado “¡Tribunal tramposo!”, en donde denuncié los intentos del partido Morena por capturar al Tribunal Electoral, mediante el chantaje y la amenaza a sus integrante­s; lo que al final consiguier­on. Hoy el Tribunal Electoral y el INE están cooptados.

8.- Con el título: “Las ruinas que ves”, el Itinerario Político del 14 de agosto de 2014 dijé que Alfonso Durazo, el futuro secretario de Seguridad, sería un fracaso y que su verdadero objetivo era el Gobierno de Sonora. Hoy el fracaso de la seguridad está a la vista de todos y el de Durazo es un “narco-gobierno”.

9.- El 1 de noviembre de 2018, a poco de la toma de posesión de AMLO, el Itinerario Político se tituló así: “¡Dictadura…!”. Desde el primer párrafo quedó claro el mensaje: “Si, muchos dicen que el de Obrador no será un gobierno dictatoria­l, pero también decían que no era tramposo, que no era mentiroso y que no cometería la locura de tirar el NAIM… Probó que es capaz de todo. Y todo es todo. Al tiempo”.

10.- El 11 de diciembre de 2019, a punto de cumplir el primer año del Gobierno de AMLO, así se tituló el Itinerario Político: “Muere la Corte y nace la dictadura de AMLO”. López ya había intentado atrapar a la Suprema Corte y había llevado a una “ministra carnal” como Margarita Ríos-farjat. Hoy siguen los intentos de Palacio por acabar con todo el Poder Judicial.

12.- El 27 de febrero del 2020, luego de que en cinco entregas previas anunciamos la muerte del INE, el Itinerario Político se llamó así: “¡Se confirma la muerte del INE!”. Así concluyó aquella entrega: “Es decir, López Obrador y Morena llevarán al país a una crisis tal que mucha gente creerá que la única salvación será la reelección. Es decir, asistimos al magnicidio perfecto; la muerte de la democracia mexicana. Al tiempo”.

13.- El 12 de mayo de 2020, el Itinerario Político se tituló así: “Con la militariza­ción, llega la dictadura”. Y es que el 12 de mayo, el presidente decretó la militariza­ción de la vida nacional; lo mismo que hicieron en su momento sátrapas como Chávez, Maduro, Castro, Ortega, Morales y otros.

14.- Por último, el 17 de septiembre del 2021, en el Itinerario Político titulado: “Pruebas de que AMLO es dictador”, detallé el decálogo de toda dictadura; el mismo decálogo que sigue, a pie juntillas, el Gobierno de AMLO.

Sí, los afanes dictatoria­les de Obrador siempre estuvieron a la vista de todos, pero muchos se negaron a ver ese peligro y otros tantos se siguen negando a ver la realidad.

¿Dejarán que López Obrador acabe con la democracia?

Al tiempo

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico